Asignaron un subsidio para refaccionar la Escuela 95 de Villa Albertina

Luego de una larga serie de protestas, movilizaciones y reclamos al Consejo Escolar de Lomas de Zamora, docentes, padres y alumnos del colegio 95 de Villa Albertina recibieron un subsidio para revertir el déficit edilicio en que se encuentra esa institución.

Luego de una larga serie de protestas, movilizaciones y reclamos al Consejo Escolar de Lomas de Zamora, docentes, padres y alumnos del colegio 95 de Villa Albertina recibieron un subsidio para revertir el déficit edilicio en que se encuentra esa institución, una realidad que aún viven otras escuelas del distrito, según lo reconocieron autoridades de la administración escolar de la comuna.

El monto del dinero para las obras que “proviene de la Provincia de Buenos Aires” será de 170.000 pesos a pagar en dos veces, de los cuales “la primera cuota ya se realizó y el resto se complementaría al finalizar la obra”, aseguró la directora del Consejo Escolar, Vilma González.

“Con ese dinero no se hace la escuela nueva” sino que se arregla lo “primordial para que los alumnos tengan algo de comodidad”, atenuó Luis Attanasio, docente y delegado gremial de esa institución.

En el mismo sentido, aclaró que “se celebra el comienzo de las obras” aunque son “muy críticos por el tiempo que estuvimos esperando”, motivo por el cual “docentes y padres vamos a estar muy atentos a las obras” y en caso de que el Consejo “no cumpla con lo prometido nos vamos a movilizar de inmediato”.

El plazo que estima la empresa Vázquez Construcciones para concluir la obra es “de 90 días”, comunicó a AUNO González, y a la vez que anticipó: “Ya estamos gestionando otro subsidio” para la 226 que “tiene similares deficiencias”.

El estado de la escuela 95, una de las otras cuyo estado no es óptimo, “hace más de 5 años que es deplorable”, contó Attanasio y detalló que el motor de agua no funciona, no hay calefacción, los baños se desbordan cuando suben las napas y las paredes están llenas de humedad.

En tanto que Julio Canale, consejero escolar, reconoció que en el distrito lomense “hay muchas escuelas en estado critico” y vaticinó que de “acá a dos años la comunidad va a decir que hicimos mucho más de lo esperado”.

González destacó que “todas las escuelas de Lomas cuentan con gas natural” y las que no, “tienen garrafas” para comenzar el invierno, aunque no es el caso de la número 50, en donde “ya se están comenzando las obras pertinentes a la instalación de cañerías”, aclaró.

“Estamos trabajando sin cesar para mejorar todas las escuelas antes del invierno”, aseveró la consejera y señaló que es “imposible llegar a tiempo cada vez que se rompe algo” porque algunas “son como las casa en donde todos los días hay gente”, comparó la mujer.

Pero si bien los reclamos realizados por los padres y docentes fueron escuchados por las autoridades, ellos están preocupados porque las obras que se harán mientras los chicos estén en clases.

Por tal motivo se “había planteado la posibilidad de un traslado a otra institución hasta tanto se culminen los trabajos”, comentó Attanasio a esta agencia.

Sin embargo, desde el Consejo les aseguraron que los trabajos de “demolición más peligrosos se harían fuera del horario de clases” porque “nuestro compromiso es garantizar la seguridad de los alumnos”, los tranquilizó Canale.

Por su parte la directora del colegio, Marina Pereyra, prefirió que las clases comiencen y continúen en el edificio donde siempre trabajaron, ya que “nos aseguran la seguridad de los chicos y la nuestra”, destacó.

GL-AFD
AUNO-12-03-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>