Aseguran que la mayor tasa de mortalidad infantil no representa una tendencia

La Región Sanitaria admite un aumento de casos en el último año, pero advierte que la tendencia no empeorará. En Lomas, la tasa es del 16,1 por mil y en Brown del 12,2, ocho puntos por debajo del distrito del interior bonaerense con la cifra más alta, pero no muy lejano al de los del conurbano. Las condiciones económicas y sociales de las familias son los detonantes de la problemática.

Autoridades de la Región Sanitaria VI admitieron que si bien la tasa de mortalidad infantil en Lomas de Zamora aumentó en el último año, “no se puede hablar de una tendencia a la suba” . En cambio, la situación se mantuvo en Almirante Brown, donde se registraron 5 bebés fallecidos más respecto de la medición de 2006 realizada por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, que identifica a estos dos distritos entre los que más padecen esa problemática.

De los 3.565 bebés menores de un año que fallecieron en la provincia de Buenos Aires en 2007, 960 pertenecen a la Región Sanitaria VI, conformada por los partidos de Lomas de Zamora, Avellaneda, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Lanús, Quilmes, Ezeiza, Florencio Varela y Berazategui.

En estos municipios, durante el año pasado se registraron 67.280 nacimientos, 1.376 más que durante en 2006. Casi mil bebés perdieron la vida en el transcurso del año: 553 menores de 28 días y 407 que superaron esa edad. Así, la tasa de mortalidad neonatal se mantuvo en 8,2 por por mil, mientras que el índice de mortalidad post neonatal ascendió a un 6 por mil, con una diferencia negativa de 1,1 respecto de las cifras pertenecientes a 2006, según los datos de la cartera sanitaria bonaerense.

En diálogo con AUNO, el coordinador de la Región Sanitaria VI, Vicente Ierace, aclaró que “no se puede hablar de una tendencia a la suba” en los índices de mortalidad bonaerenses difundidos en los últimos días, a pesar de la diferencia que arroja la comparación de las cifras: en 2006, la tasa fue de 12,5 por cada mil niños nacidos y en 2007 aumentó a 13,5 en el territorio provincial.

Según explicó, para la lectura de estos números es necesario entender las variaciones de los datos como un “serrucho”, es decir con “altas y bajas” que no se pueden analizar año tras año sino con un “mínimo margen de cinco años”.

En Lomas de Zamora, adonde se produjeron 625 nacimientos registrados más que en 2006 y 179 muertes, la cifra más alarmante surge del contraste de las muertes post neonatales entre ese año y 2007, que arroja un incremento de 30 casos en territorio lomense.

Los números difundidos por el Ministerio de Salud provincial ponen en jaque las declaraciones del intendente lomense, Jorge Rossi, que durante el acto de asunción de su segundo mandato, a fines de 2007, destacó que su gestión había logrado reducir un “30 por ciento” el índice de la mortalidad infantil y que de esa manera, se constituía como “la menor tasa de la región”. Sin embargo, de un 13 por mil, Lomas pasó a una 16,1 en ese índice de defunciones.

ALGUNAS DE LAS CAUSAS
A diferencia de las defunciones neonatales, que suelen ser adjudicadas a las condiciones de salud de la madre, el parto, la atención del recién nacido y la realización de abortos, las muertes post neonatales se deben a situaciones como “malas condiciones de vida y la exposición a enfermedades respiratorias”, explicó Ierace.

Al respecto, el titular de la Asociación de Profesionales de la Salud de Lomas de Zamora (APSLZ), Pablo Torres, señaló a esta agencia que “además de los problemas sociales, hay que tener en cuenta que Lomas es el municipio con récord en dengue, récord en bronquiolitis, récord en todo. Encima, los niños lo padecen más porque están mal nutridos. Y esto no es sólo en Cuartel IX, también se da en San José (de Temperley) y en otras zonas periféricas del municipio”.

En sintonía con unos reclamos que médicos y enfermeros vienen sosteniendo hace años por mejores salarios y condiciones edilicias en hospitales bonaerenses, el gremialista agregó que “fuera de que la pobreza, el medioambiente y el desamparo del municipio son factores que indudablemente afectan a la mortalidad infantil, así también lo es la precariedad del sistema de salud comunal”.

“No hay inversión por parte del gobierno municipal en infraestructura y el trabajo está muy precarizado. Así, las condiciones no son las mejores y por eso los médicos se van” a otros distritos, produciendo una merma de profesionales locales en “áreas sensibles como el servicio de guardia y pediatría”, puntualizó.

Por su parte, el secretario de Salud Pública lomense, Roberto Panno, durante un programa radial reconoció que la zona de “alto riesgo sanitario que es Cuartel IX”, donde reside una población con “necesidades básicas insatisfechas”. A su vez, instó a “tener en cuenta la cantidad de nacimientos para analizar la tasa de mortalidad”.

BROWN, CONFICIT DE SALITAS
En Almirante Brown, la cartera sanitaria bonaerense registró que el año pasado se produjeron 9647 nacimientos. La mitad de los 118 fallecidos era menor de 28 días, la otra mitad mayor, pero sin alcanzar el año de vida.

Ante esta problemática, el intendente local, Darío Giustozzi, admitió hace dos semanas que el distrito no posee los centros sanitarios necesarios y los que existen, no funcionan como deberían: “Almirante Brown tiene la mitad de las unidades sanitarias que necesita y tiene un hospital como el Lucio Meléndez en condiciones no muy buenas”.

Sumado a la inauguración de una unidad sanitaria en la ciudad de Claypole, el jefe distrital anunció que antes de fin de año van a “tener tres unidades sanitarias más”.

EL MARCO MÁS AMPLIO
Algunos de los partidos con mayor tasa de mortalidad infantil son Baradero (25,8 por mil), Pergamino (19,4), Salto (19,6), José C. Paz (17), Ezeiza (19,2), Varela (16,9) y Quilmes (16,2). Sin ser de los municipios que más o menos porcentajes ostenten en esta “lista negra”, Lomas de Zamora tiene un 16,1 por ciento y Almirante Brown, un 12,2.

“Estas muertes se originan en cuestiones sociales y evidencian que el ‘boom’ económico del país no llega a los sectores de bajos recursos”, coincidió el diputado provincial Horacio Piemonte, que impulsó hace meses un pedido de informes al gobierno bonaerense.

En el marco de las Jornadas de Atención Primaria de la Salud realizadas en mayo en la ciudad balnearia de Mar del Plata, el ministro de Salud, Claudio Zin, se refirió a las estrategias para disminuir estos índices.

Algunas de las medidas apuntan a prolongar por tres meses las residencias médicas pediátricas considerando el incremento estacional de enfermedades respiratorias. La medida busca hacer coincidir a los médicos experimentados con los nuevos residentes, según se explicó.

Al mismo tiempo, se dispuso la vacunación gratuita contra la gripe de los niños de entre 6 y 23 meses con necesidades básicas insatisfechas. Al respecto, Torres manifestó que “son anuncios que dan paso a empezar con algo pero siguen siendo insuficientes”.

FG-NS-AFD-EV
AUNO-04-07-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>