Asaltan al futbolista Mariano Campodónico

El delantero de Temperley fue asaltado en Burzaco cuando se aprestaba a retirar a sus hijos de un cumpleaños. Si bien no se resistió, los delincuentes efectuaron un disparo cuando escapaban que le provocó una leve herida en la rodilla izquierda. “Por suerte, me pegó a mí. Atrás de mi pierna estaba mi nena”, declaró el goleador.

Lomas de Zamora, junio 13 (AUNO).- El futbolista de Temperley Mariano Campodónico resultó levemente herido tras recibir un impacto de bala en su pierna izquierda durante un asalto sufrido el lunes por la noche en la localidad de Burzaco cuando recogía a sus hijos de una fiesta de cumpleaños.

Luego de retirar a los niños de la reunión, Campodónico subía a su hija al asiento trasero del vehículo, un Volkswagen Bora, cuando fue interceptado por dos delincuentes armados que lo amenazaron con dispararle y le ordenaron que les entregara las llaves del auto y su billetera.

El goleador no se resistió, retiró a los menores del rodado y los acompañó a la vereda, no sin antes darles las llaves y el dinero. Sin embargo, antes de darse a la fuga en el vehículo, uno de los delincuentes efectuó un disparo al suelo con la intención de intimidar a las víctimas. Así, el proyectil rebotó en el piso y una de las esquirlas impactó en la rodilla del futbolista.

“Fue un momento feo. Primero bajo a la nena del asiento de atrás de mi lado. Después, lo voy a bajar al nene y él medio que ya había abierto la puerta porque uno de los chorros estaba de frente al auto apuntándome. Le di todo al chorro que estaba al lado mío. Y nos corrimos a la vereda sin hacer nada”, relató Campodónico.

Y continuó: “Cuando se escapaban en mi auto, uno disparó al suelo, el proyectil rebotó y me pegó en la rodilla. Pensé que me había entrado. Atrás de mi pierna estaba mi nena, porque se escondió detrás de mí. Por suerte me pegó a mí. Por ahí, si le pegaba a ella, la podía lastimar más”. La bala, afortunadamente, había perdido fuerza y sólo le provocó un fuerte traumatismo y un raspón.

“Me dio un poco de bronca porque les facilité todo. La plata y el auto. El chorro cuando se iba pensó en intimidarme. Por suerte, fue eso nada más. No me apuntó, ni me pegó de lleno, ni le pegó a la nena. Fue una desgracia con suerte”, explicó Campodónico, que se reintegró hoy a los entrenamientos luego de ausentarse el martes por el fuerte dolor y el hematoma en la pierna izquierda, producto del impacto del casquillo de la bala.

AUNO 13-06-12
MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>