theme/images/banner_web300dpi.jpg
FÚTBOL

Tras una nueva derrota, Carboni dejó de ser el director técnico de Lanús

Fecha de publicación: 27 agosto, 2018

Se fue tras caer por 1 a 0 frente a Aldosivi en La Fortaleza. La eliminación por Copa Argentina contra Atlético de Rafaela en la semana y la seguidilla de malos resultados desembocaron en su partida.

Ezequiel Carboni, ex DT de Lanús.

Lanús, agosto 27 (AUNO).- Lanús perdió como local por 1 a 0 frente a Aldosivi y Ezequiel Carboni dejó de ser el director técnico del equipo, tras un muy flojo arranque de semestre que incluye eliminación por Copa Sudamericana y por Copa Argentina.

El único gol del partido fue convertido por Matías Pisano (15’ PT) que contó con una floja respuesta del arquero Guillermo Sara, que dio un rebote poco ortodoxo y permitió que el ex Independiente definiera de cabeza en su segundo intento.

El final del ciclo de ‘Kely’ Carboni como entrenador del ‘Grana’ se percibió durante toda la tarde del domingo en La Fortaleza, tras un muy flojo rendimiento de sus dirigidos y una pesada racha negativa de partidos sin triunfos, que llevó a que el público local se manifestara con cánticos agresivos en su contra.

Si se suman los partidos del torneo pasado, Lanús acumula diez encuentros sin conocer la victoria y obtuvo tan solo un triunfo en sus últimas 15 presentaciones (2 a 1 contra Colón, en Santa Fe).

La eliminación en la segunda ronda de la Copa Sudamericana a manos de Junior de Barranquilla fue un golpe duro para arrancar el semestre y puso a Carboni en el ojo de la tormenta con su gente, que ya había perdido la paciencia por los malos resultados.

El arranque en la Superliga, desde el punto de vista futbolístico, no fue tan malo para Lanús en los primeros dos partidos, sobre todo por el rendimiento que demostró en el empate del domingo pasado frente a San Lorenzo.

Sin embargo, hubo una merma en el rendimiento del conjunto del Sur del Gran Buenos Aires en los últimos dos cotejos que hicieron añicos los argumentos futbolísticos que sostenían al ‘Kely’ en su puesto de entrenador.

Contra la ‘Crema’, por la Copa Argentina, Carboni decidió guardar a Lautaro Acosta para preservarlo desde lo físico e hizo jugar a Sebastián Ribas solo el segundo tiempo, algo que se notó mucho en el poco peso ofensivo que tuvo el equipo durante esa noche.

Frente a Aldosivi no se guardó nada y puso lo mejor que tenía en cancha, pero Lanús jugó muy mal y los cambios que hizo Carboni en la segunda mitad no fueron fructíferos.

Acumular delanteros en búsqueda del gol no siempre termina posibilitando un mayor peso ofensivo si no se cuenta con los jugadores que les lleven la pelota y eso fue en parte lo que le sucedió al ‘Grana’.

El equipo quedó partido en la mitad de la cancha con los ingresos Fernando Coniglio y Bruno Vides, por lo que Lanús apostó a la pelota dividida por el aire sin demasiado éxito en la búsqueda y facilitó el trabajo defensivo del conjunto de Gustavo Álvarez.

Tanta fue la impotencia del equipo local que no contó con una sola posibilidad de gol concreta en todo el segundo tiempo y ni siquiera pudo hacerse fuerte por intermedio de la pelota parada.

De esta manera cerró Carboni su paso como director técnico del ’Grana’, que luego de haber pasado por todas las categorías del club tuvo un fugaz paso por el banco de suplentes de Primera División.

Éxodo, lesiones y malas decisiones

Las claves para explicar este mal presente futbolístico que vive Lanús no son únicamente producto de las malas decisiones del entrenador a lo largo de su ciclo.

También hubo una gran cuota de responsabilidad por parte de la dirigencia en el armado de un plantel que cambió radicalmente respecto a aquel que llegó a la final de la Copa Libertadores del año pasado.

Carboni asumió como entrenador en diciembre del año pasado tras el alejamiento de Jorge Almirón del club y sufrió en el primer mercado de pases del año el alejamiento del goleador del equipo, José Sand ,y del capitán, Maximiliano Velázquez.

A ellos se les sumó la partida del defensor Diego Braghieri, del arquero Fernando Monetti, del mediocampista Nicolás Aguirre y del volante devenido en extremo Alejandro Silva, con el campeonato ya empezado, a la MLS.

Todas estas bajas se sintieron en la estructura de Lanús y obligaron a Carboni a subir a Primera División a varios juveniles del club que él conocía muy bien de la Reserva para completar el plantel.

Lo que trajo todo esto como consecuencia fue un equipo con demasiada juventud y poco roce para afrontar la Superliga y los resultados durante ese primer semestre del año fueron desde lo deportivo muy negativos.

Fueron apenas tres las victorias que consiguió Lanús en seis meses (frente a River, Colón y Sporting Cristal) y acumuló siete partidos consecutivos sin triunfos sobre el final de un torneo para el olvido que lo dejó por primera vez en trece años sin clasificación a competencias internacionales tras finalizar en el 22° puesto de la tabla.

Desde la Comisión Directiva encabezada pro Nicolás Russo se comunicó que la intención era pagar la deuda con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y que estaban obligados a “achicar presupuesto” en el plantel.

Ya para este mercado de pases Lanús salió en búsqueda de refuerzos, aunque sin pretender erogar cifras desorbitantes por nuevos futbolistas. Así fue que, a excepción del delantero Sebastián Ribas, de gran temporada con Patronato, no hubo desembarcos de renombre.

A su vez, Carboni perdió a dos jugadores de vital importancia como el mediocampista Iván Marcone, que se fue al Cruz Azul de México, y Esteban Andrada, que con el torneo a punto de empezar fue transferido a Boca.

El último factor que terminó de definir la suerte de Carboni fue la gran cantidad de lesionados a lo largo de este año, entre los que se destaca el defensor José Luis Gómez, con una sinovitis en la rodilla derecha que lo mantiene fuera de las canchas desde diciembre de 2017.

Lanús contó, por ejemplo, con las lesiones de siete jugadores del plantel en este comienzo de semestre. Sin ir más lejos, tanto Acosta como Ribas se perdieron la serie con Junior por la Copa Sudamericana a raíz de sus inconvenientes físicos.

En total, los números que dejó el ‘Kely’ como entrenador del conjunto del sur del Gran Buenos Aires son cuatro triunfos, trece empates y nueve derrotas.

El próximo viernes Lanús visitará a Argentinos Juniors con Rodrigo Acosta (hermano del ‘Laucha’) como entrenador interino, mientras la dirigencia comienza a moverse en busca de un nuevo director técnico.

Por ahora los nombres que se han barajado en las últimas horas son los de Luis Zubeldía, (hoy por hoy sin trabajo luego de dejar su cargo en Cerro Porteño de Paraguay) y el actual entrenador de San Martín de San Juan, Walter Coyette.

AUNO 27-08-18
MDC-MFV

Última modificación: 13 de septiembre de 2018 a las 17:18
0
0

Hay 0 comentarios

captcha