theme/images/banner_web300dpi.jpg
FÚTBOL

La lucha de Santiago Echeverría: "Es un triunfo de la verdad y la justicia"

Fecha de publicación: 8 noviembre, 2019

El flamante refuerzo de Brown de Adrogué volvió a jugar profesionalmente luego de estar suspendido dos años por un doping mientras jugaba en Colombia.

Santiago Echeverría

Adrogué, noviembre 8 (AUNO).- El defensor de Brown Santiago Echeverría se mostró visiblemente emocionado por haber dejado atrás “el sufrimiento de dos años” tras la suspensión por doping que recibió cuando jugaba en Colombia.

“Nunca pensé en dejar el fútbol. Sabía que era inocente y que no podía fallarle a la gente que creía en mí. Siento una alegría inmensa de haberme sentido futbolista otra vez, de haber vuelto a mi trabajo”, aseguró Echeverría, quien debutó oficialmente en el Tricolor en la derrota por 1-0 ante Chacarita por la fecha 11 de la Primera Nacional.

Y agregó: “Más allá del resultado. Estuve dos años sufriendo, viendo cómo los demás disfrutaban y yo sólo miraba de afuera. En lo personal, es un triunfo por la verdad y justicia. Extrañaba entrar a la cancha y luchar por un equipo. Esto va más allá de lo económico. Esto es una vida y nosotros damos nuestra vida por jugar”.

Echeverría, de 29 años, reconoció que en el partido ante el ‘Funebrero’ se sintió bien futbolísticamente y que sólo la ansiedad por el regreso al campo de juego le jugó una mala pasada.

“Me sentí bien. No esperaba estar igual que hace dos años. La ansiedad me llevó a acalambrarme pero no pensaba en salir. Me sentí muy acompañado por mis compañeros y me da lástima no haberles regalado un triunfo”, se lamentó.

Para el defensor el mal momento futbolístico que atraviesa Brown “no es un tema para preocuparse”, sino que deben “ocuparse y trabajar” para mejorar.

“Queda mucho por delante. Tenemos un plantel de mucha calidad. De esta se sale con trabajo. Este plantel está muy fuerte de la cabeza, muy entero. No se nos cruza la idea depelear abajo. Son momentos difíciles, nada más”, sostuvo.

El ex defensor de Huracán le agradeció a Pablo Vico y a su cuerpo técnico porque fueron importantes en su decisión de no abandonar el fútbol y evitaron que cayera en una depresión por la suspensión que había recibido en 2017 mientras jugaba en Independiente Medellín de Colombia.

“A Vico lo quiero mucho. Más allá del trato profesional y la amistad con él y con Agustín (Galeota), yo les estoy muy agradecido. Me han ayudado siempre y nunca me dejaron caer. Cuando me sentía en un pozo, aparecieron un día y me trajeron a entrenar. Me pidieron que no dejara el fútbol de esa manera y hoy es un agradecimiento especialmente a ellos. Fue muy lindo ver cómo me dieron la confianza. Él sabe que no le voy a fallar nunca como persona ni como profesional”, finalizó.

AUNO 08-11-19
GA-MFV

Última modificación: 10 de noviembre de 2019 a las 17:50
0
0

Hay 0 comentarios

captcha