Algunos precios comenzaron a ceder

Así lo indica un relevamiento realizado por la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión.

Un relevamiento efectuado por la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión registró un descenso de 18.59 por ciento en los precios de octubre de algunos productos que integran la canasta básica de alimentos, con relación a septiembre.
Según este estudio, realizado en el hipermercado Coto en base a diez alimentos, las verduras experimentaron fuertes bajas, especialmente el zapallito, que pasó de 9,90 a casi 4 pesos, lo que equivale a una variación porcentual de 59,69.

Pese a que el mes pasado su costo alcanzó el techo de 16 pesos, el tomate ronda actualmente los 9,90 pesos, es decir que su precio disminuyó un 38,12 por ciento.
Según el INDEC, el tomate y el zapallito costaban en septiembre 3,99 y 2,66 pesos, cuando su precio en las góndolas rondaba los 16 y 10 pesos respectivamente.

Otras verduras cuyos precios descendieron notablemente son la lechuga criolla, que experimentó un descenso del 20,4 por ciento al pasar de 2,50 a 1,99 pesos, y la papa, que en octubre descendió a 3,49 pesos, un 5,42 por ciento menos que en septiembre.

En cuanto a la carne, el precio por kilo del cuadril fue de 9,99 pesos, un 14,61 por ciento más barato que en septiembre, y el de la carne picada especial fue de 8,49 pesos, lo que representa un descenso de 19,14 por ciento.

Las bajas de precios también alcanzaron a la leche entera, cuyo precio descendió en un 10,15 por ciento al pasar de 2,66 pesos a 2,39 en octubre, y al aceite mezcla, que experimentó una variación de 9,48 por ciento.

Entre los lácteos, además de la leche, se encuentra el descenso de tres por ciento en el precio por kilo del queso mantecoso, y de 2,34 en el yogurt, que bajó a 1,25 pesos.
Las bajas de precios serían el resultado de los acuerdos de alimentos y bebidas que impulsa el Gobierno, los cuales seguirán vigentes hasta fin de año, aunque se permiten alzas del 6 por ciento.

La asociación de consumidores Adelco registró en octubre un descenso del 2,74 por ciento en los precios de productos de marcas líderes, como resultado de los acuerdos de precios impulsados por el Gobierno.
Según esta entidad, la baja mayor se produjo en una canasta de productos de primera necesidad sin marca, cuya disminución llegó al 7,62 por ciento.

En cambio, para Adelco se habrían hallado incrementos importantes en papel higiénico, 26,04 por ciento; arroz, 19,49 por ciento; harina de maíz, 17,83 por ciento; fideos secos, 15,13 por ciento, y tomate peritas pelados en lata, 12,63 por ciento.

En Brown
Las verdulerías se han convertido en verdaderos rings en donde consumidores y vendedores se enfrentan cada día por las subidas de precios. Según indican comerciantes del sur del Gran Buenos Aires, los boicots a algunas verduras declarados por asociaciones de consumidores tuvieron un relativo impacto sobre sus ventas. En el caso de la papa, la gente había dejado de comprarla antes de la campaña debido al alto precio.

En una de las esquinas se encuentra María Peralta (52 años) verdulera desde hace diez, asegura que “muchas veces los compradores se olvidan, que como ellos, los vendedores también son laburantes y gritan, insultan como si la culpa de lo que valen hoy por hoy las cosas las tuvieran los verduleros”.

Peralta dijo a la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión “estar cansada de ir al mercado central y encontrarse que lo que prometió el Gobierno sobre los precios nunca se cumple y de ser ella la que se tiene que enfrentarse a los consumidores furiosos por esto”.
En tanto, Fortunato Rodríguez, de 54 años, un vecino de Claypole dedicado también al negocio a la verdura, dijo que “la situación recién dio un giro en estos días, después del boicot al tomate, a la papa y al zapallo, cuando la gente volvió a confiar en su poder para cambiar las cosas”.

Rodríguez aseveró que “antes de que los precisos desciendan lo único que escuchaba de los clientes eran quejas y que ahora hablan de seguir con la lucha para que el costo de todas las verduras bajen”.
Por su lado, Juana Lentini, de 35 años, otra verdulera de Rafael Calzada, de oficio desde el 2000, dijo “ver con buenos ojos lo que pasa en el país, porque por más que la gente se queja sigue comprando, lo que muestra que no falta trabajo”.
PS DMY SF CGL
AUNO-1-11-07

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>