¿Alguien será capaz de frenar tanta ilusión?

Con goles de Blanco, Ribonetto, Sand y Valeri, el equipo dirigido por Ramón Cabrero derrotó por 4-1 a Central y se afirmó como líder del Apertura. El ‘Granate’ dio un gran paso en su marcha hacia el título: tiene ahora 33 puntos y le quedan 3 partidos por jugar. Cerca de 4.000 hinchas que acompañaron al puntero en su excursión a Rosario, disfrutaron un triunfo clave, que dejó al elenco del sur del Gran Buenos Aires a un paso de la gran consagración que desde hace décadas anhela concretar.

Desde el arranque, Lanús salió con la clara intención de demostrar porque es el puntero del campeonato. El equipo dirigido por Ramón Cabrero se paró en el campo de Central y se convirtió en protagonista del partido en los primeros minutos de juego. Un cabezazo de José Sand, que se estrelló contra el travesaño del arco defendido por Cristian Alvarez, a los 7 minutos, constituyó la primera llegada clara del puntero en Arroyito. Pero inmediatamente, los locales reaccionaron, y con una clara aproximación del colombiano Martín Arzuaga estuvieron cerca de abrir el marcador, y aunque no lograron, esa jugada de peligro les permitió cobrar el impulso que necesitaban como para equilibrar el desarrollo del encuentro.

El partido era parejo, intenso y entretenido, y cuando parecía que ambos se iban al descanso en igualdad, llegó el primer grito de la noche. Diego Valeri picó por la derecha, tiro un centro impecable, y Sebastián Blanco, con remate preciso, puso al ‘Granate’ en ventaja cuando faltaban 3 minutos para el cierre del primer capítulo. ¿Era justo? Tal vez no, pero a los hinchas de Lanús, ubicados en la tribuna cabecera de espaldas al Paraná, poco les importó. Los dirigidos de Cabrero se fueron al vestuario en arriba en el marcador y bien afirmados en la punta del Apertura.

Pero ni bien comenzó el segundo tiempo, Central salió en busca del empate y lo consiguió de movida con un tanto de José Vizcarra. El desarrollo del compromiso se tornó más parejo, con un leve predominio de los rosarinos. Hasta que Walter Ribonetto puso ora vez al ‘Grana’ en ventaja, lo que le permitió al elenco visitante encarar el trámite del partido con mayor comodidad ante un adversario que dejaba muchos espacios en cada proyección ofensiva que realizaba.

Al sacar provecho de una distracción colectiva del rival, Sand capitalizó un pase de Valeri y marcó a los 32’, el tercer tanto de su equipo, ante una defensa centralista totalmente inerme. Dos minutos después, Valeri, tuvo la oportunidad de sellar en la red la cifra definitiva y redondear, con un gol de su autoría, la gran actuación que cumplió en Rosario. El resto fue una anécdota. La impotencia de Central crispó a sus hinchas y se desataron incidentes en la cabecera local, que motivaron la suspensión del partido por espacio de 12 minutos. Una mancha que no alcanzó a empañar la gran fiesta ‘Granate’.

Lanús se fue de Rosario más puntero de lo que había llegado y con la ilusión a flor de piel. Es que el largo sueño del campeonato parece estar ahí, al alcance de la mano y cada vez más cerca de convertirse en una realidad.

AUNO-9-11-07
LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>