A dos años de la muerte de Matías Pena, la causa sigue estancada

Tenía 29 años, lo llevaron detenido a la Comisaría Segunda de Lanús y a los pocos minutos apareció ahorcado. A dos años del hecho, no hay peritajes o testimonios que hayan logrado esclarecer el caso, ocurrido el 4 de marzo de 2010. Sus familiares temen que la causa penal quede “en la nada” y anunciaron que iniciarán una demanda civil por “abandono de persona”.

Lomas de Zamora, marzo 5 (AUNO).- A dos años de la muerte de Matías Pena, el hombre de 29 años que apareció ahorcado en una celda de la Comisaría Segunda de Lanús, la causa —que aún sigue caratulada como “averiguación de causales de muerte”— no contiene sospechosos, imputados o algunos peritajes que ratifiquen la versión oficial del suicidio o si, por el contrario, se trató de un asesinato. Por este motivo, en los próximos días los allegados de la víctima presentarán una demanda civil por “negligencia” a la comisaría en la que ocurrieron estos sucesos.

La hermana de la víctima, Elais Pena, afirmó que “desde la mitad del año pasado” los familiares esperan “la reconstrucción computarizada de los hechos” y que ya no piden “condena judicial” sino “social”, porque suponen que la causa “quedará en la nada”.

El hombre había sido detenido por romper la vidriera de un bar en la madrugada del 4 de marzo de 2010 y media hora después fue encontrado muerto en su celda. Sus familiares reiteraron que no pudo haberse suicidado porque la ventana de la que supuestamente se colgó medía 1,60 metros y la altura de él era de 1,90.

De la autopsia realizada al cuerpo de Matías sólo se pudo vislumbrar que falleció a causa de una asfixia provocada por “algo semejante a una cuerda” que, al parecer, era su remera. Además, según su hermana, los rastros de ADN que había en esa prenda “fueron enviados a Gendarmería” pero, según se le informó, “no (se) pudieron hacer los exámenes correspondientes” porque “no contaban con los elementos necesarios”.

Por otra parte, los testigos que declararon hasta el momento se contradijeron en varias ocasiones, por ejemplo “un detenido de la comisaría, primero afirmó que no vio nada y luego, ante la fiscalía, dijo que había visto cómo Matías se ahorcaba”, contó Elais.

Además, en las actas de la dependencia policial de aquella noche figuran “borrones” en los horarios de los oficiales.

Ayer, los familiares y amigos del joven fallecido no realizaron la habitual marcha que hacen todos los 4 de cada mes, sino que hicieron una jornada cultural en la que pintaron un mural con tres imágenes que representan, según ellos, a Matías: primero, la de un león con sus tres cachorros, que simbolizan a sus hijos; luego, la de un superhéroe, que es como era definido por sus amigos; y, por último, la de un trabajador con un escudo de Lanús en el medio, cuadro del que era simpatizante.

LMVR-AFD
AUNO-05-03-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>