A 34 años del asesinato de Hugo Hansen, un militante de la UNLZ

Fue el primer estudiante asesinado por la represión de Estado, antes del golpe de 1976. Murió en el viejo edificio del Rectorado, durante una toma que duró días para resistir la intervención de la universidad dictada por el gobierno de Isabel Perón. Militaba en la JP. Sus compañeros lo recuerdan.

El 30 de marzo de 1974 fue asesinado Hugo Hansen, un estudiante de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y dirigente de la Juventud Peronista local que fue víctima de un atentado realizado contra del movimiento estudiantil local y que fue atribuido a fuerzas represivas de la Triple A.

Durante los días previos al asesinato de Hansen, las organizaciones estudiantiles universitarias habían tomado el Rectorado de la UNLZ —que por entonces no tenía edificio propio y utilizaba las instalaciones del colegio Normal de Banfield—, cerca del centro de Lomas, para reclamar contra una intervención dictada por el Gobierno nacional que reemplazaría al el rector Pedro Bustos.

El movimiento universitario lomense llegó a ser uno de los más relevantes de la provincia a tal punto que fue una pieza clave para el nacimiento de la institución, que no sólo la consolidó en el aspecto político sino que también aportó al la consecución del predio donde hoy funcionan las facultades.

Con la intervención del entonces ministro de Educació, Ivanisevich, el gobierno de María Estela Martínez de Perón intentó poner freno a ese movimiento de avanzada que generaba reacciones de lucha por parte de los estudiantes y los partidos políticos representantes de la juventud.

Estas formas de manifestar sus protestas recibieron constantes represalias por parte del Gobierno, ya sea a través de disposiciones que cambiaban el lugar de cursada para los estudiantes, el reemplazo de autoridades, la amenaza de cierre de la entidad educativa y la política del terror llevada a cabo por la organización de ultra derecha conocida como “Triple A”, creada por José López Rega.

Fernando, un compañero estudios de Hansen, recordó que “esos días estábamos resistiendo contra la ley de intervención del rectorado” y el nombramiento de Máximo Bezzi, “un funcionario ligado al partido conservador” que aplicaría una política contraria a la de Bustos, que dio una amplia participación a los estudiantes en la toma de las decisiones.

Si bien la intención de los alumnos era respaldar al rector saliente para que continuase en su cargo, finalmente, tras la muerte del joven estudiante, lograron que otra persona de la misma corriente política ocupara el cargo, Julio Raffo, quien sería nombrado el 4 de abril de 1974 por el Ejecutivo nacional.

“Hugo tenía una familia muy conservadora a la que él se rebelaba constantemente”, comentó Eduardo Farré, amigo desde la infancia y compañero de estudios y militancia. “Era un gran tipo, muy alegre y con gran corazón”, agregó.

Farré estuvo en el Rectorado la noche del atentado y recuerda cómo un rato antes de que su amigo fuera asesinado, recibieron un llamado para amenazar a los estudiantes, a raíz del cual decidieron auto evacuarse.

Al momento del crimen de Hansen, Farré volvía de dejar unas compañeras en sus casas y mientras se encontraba en la vereda de enfrente que su amigo recuerda haberle hecho “señas de que se alejara porque había visto el coche que dispararía”.

“Hugo no entendió los gestos y le dispararon justo cuando estaba tocando el timbre para entrar al rectorado”, recordó su amigo.

Según crónicas de la época, Hansen fue baleado a metros de la institución ubicada en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Paso, en Lomas de Zamora, y recibió por la espalda ocho disparos de distintos calibres, desde dos autos que escaparon.

Luego de recibir las heridas que provocarían su muerte, Hansen fue llevado por un compañero y un abogado, que estaban por la zona, al policlínico de Temperley, donde falleció.

El médico de guardia que atendió al estudiante indicó que uno de los disparos le ocasionó una hemorragia interna y conllevó a la muerte del muchacho de 23 años.

PER–AFD
AUNO-29-03-08
locales@auno.org.ar

0 comentarios sobre “A 34 años del asesinato de Hugo Hansen, un militante de la UNLZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>