A 30 años del cierre del tren, una nueva vida para una estación en La Plata

Vecinos del barrio Meridiano V, en su mayoría ex trabajadores del lugar, recuperaron las instalaciones para formar un centro cultural. Sin subsidios, dan cursos y talleres de cine, música, teatro y pintura para más de 300 alumnos. Y no pierden el sueño de que el ferrocarril vuelva a funcionar.

Vecinos del barrio Meridiano V, en su mayoría ex trabajadores del lugar, recuperaron las instalaciones para formar un centro cultural. Sin subsidios, dan cursos y talleres de cine, música, teatro y pintura para más de 300 alumnos. Aunque no pierden el sueño de que el ferrocarril vuelva a funcionar, contaron a AUNO-Tercer Sector por qué decidieron colgar “colores de los clavos oxidados” y compartir sus experiencias con otras localidades en idéntica situación.

El “Centro Cultural Estación Provincial” es una iniciativa de un grupo de vecinos del barrio platense Meridiano V, que le dieron vida a la estación de trenes abandonada, años después del cierre definitivo del ferrocarril en la zona. A pesar de no recibir subsidios públicos ni privados, allí se dictan cursos y talleres de cine, música, teatro, pintura para más de 300 alumnos.

Según sus propias definiciones, se trata de una estación abandonada en la que abrieron la “puerta del olvido”, barrieron “la mugre de la indiferencia” y ventilaron con “aire de esperanza”. Todo para ponerle “música a las paredes”, “danzas a las baldosas” y poder colgar “colores de los clavos oxidados”. Así los vecinos sintetizan el espíritu de recuperación de identidad que transmitieron en el proceso.

Un colaborador del centro, Fermin Mendezabal, relató a AUNO-Tercer Sector que esta iniciativa surgió en 1998, cuando un grupo de vecinos, en su mayoría ex trabajadores ferroviarios, con un “gran afecto por la estación”, decidió juntarse para solicitar que vuelva a circular el tren o al menos recuperar las instalaciones para que no quedasen abandonadas. La negativa a la reapertura del ferrocarril motivó la formación del centro cultural.

Este grupo inicial estaba conformado por Lidia Sampallo, Beatriz Bello, Oscar Rivolta y Abel Gutiérrez. En primera instancia, los vecinos consiguieron que el encargado de la estación les otorgase un salón de la planta baja que tenía acceso por el andén. Allí empezó a funcionar el Centro Cultural Estación Provincial, con talleres de pintura sobre tela y madera, calado en madera, manualidades y artesanías, ajedrez y gimnasia.

Otro vecino y colaborador, Juan Montiel, explicó que el centro significó una “*reactivación para la zona olvidada*”, ya que con el cierre definitivo del tren, en 1977, el barrio sufrió una “gran depresión económica”. Con la apertura del proyecto se comenzó a realizar “un sueño de muchos vecinos, volver a trabajar en y para la estación del Ferrocarril Provincial”.

Con el inicio del centro, el barrio sufrió muchos cambios. Hubo un “gran auge de actividades”. Martin Díaz, quien también colabora en la organización, relató: “con la colaboración de todos los vecinos se logró construir una identidad cultural que no sólo se reconoce en la ciudad sino que, gracias a la repercusión que ha tenido este emprendimiento, se consiguió que gran cantidad de gente venga especialmente a La Plata desde distintos puntos del país a conocer la ‘Estación Recuperada por los vecinos’, fomentando el turismo y el empleo en la zona”.

El Centro Cultural Estación Provincial “simboliza un lugar de encuentro, donde personas de todas las edades pueden expresarse a través de distintas manifestaciones culturales. Además representa un símbolo de unión, solidaridad y trabajo para todos los habitantes de la zona. Allí, los profesores y los alumnos trabajan con energía; dejando salir magnificas expresiones.” Así se expresó la fundadora del Centro y actual directora, Beatriz Bello.

Hasta hoy, el emprendimiento, con más de veinte colaboradores, consiguió recuperar parte del edificio de la estación y se instaló como patrimonio cultural para el barrio. Pero todo lo alcanzado fue “a pulmón de los vecinos de Meridiano V”, indicó Juan Montiel. Además, afirmó que necesitan “lograr que este tipo de proyectos sean financiados por el Estado o alguna institución privada para que se pueda sostener. Si no, el proceso de progreso es más lento”.

Para que esta gestión sea completa lo único que les falta es que vuelva a circular el ferrocarril. “Este era un medio que unía esta zona con muchos pueblos rurales y se daban intercambios. El tren tenía una magia propia”, sintetizó el colaborador Rodrigo Fuente.

A 30 años del último viaje del ferrocarril provincial, el Centro Cultural Estación Provincial realiza jornadas con charlas, muestras fotográficas y teatro comunitario por la recuperación del patrimonio de la estación.

Además, los vecinos de Meridiano V buscan compartir la experiencia. Actualmente trabajan con el vecino pueblo rural de la comunidad de Bavio para recuperar la estación a través de eventos culturales y así llegar a poder conseguir la vuelta del tren al lugar. Desde abril de este año, los profesores del centro cultural viajan una vez por semana para brindar sus talleres en Bavio.

“Ojalá se pueda seguir con estas experiencias y ayudar para que todas las estaciones abandonadas del país resurjan y vuelvan a tener vida a través de la cultura”, expresó Fermín Mendezabal.

Cómo contactarse:

Centro Cultural Estación Provincial
71, esquina 17 – La Plata
http://www.estacionprovincial.com.ar
estacionprovincial@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>