Volvió Don Julio, la revista en la que el fútbol es la excusa para hablar de la vida

Ya se puede conseguir el cuarto número de la publicación autogestiva que compila 11 historias futboleras, con textos imperdibles e imágenes para coleccionar.

Cecilia Ignatti

Lomas de Zamora, octubre 11 (AUNO).- El #4 de Don Julio ya está en la calle y, palabras más, palabras menos, es un ejemplar para coleccionar. La revista-libro, como la llaman sus editores, además de contar 11 historias que conmueven y tener una fotografía impecable y una estética de excelencia, incluye, entre sus muchos méritos que atrapará a aquellos que aman el fútbol. Y a los que no, también.

Es que Don Julio habla de fútbol, pero al mismo tiempo no. Se trata de hombres y mujeres que (sobre)viven, atravesados por alegrías, tristezas, injusticias, miedos y más incertidumbres que certezas. A todos los une el juego como excusa, como trampolín en muchos casos —no todos— de supervivencia. Y todo esto tiene el valor de estar bien contado, lo que convierte a esta publicación en una caricia para quienes disfrutan de conocer y leer buenas historias.

“Intentamos escribir historias que parten desde el fútbol para, en realidad, contar otra cosa: qué hacemos nosotros con nosotros mismos, cómo resolvemos el crucigrama de lo que nos tocó vivir; historias que pueden tratar sobre un club o una época, pero cuyo fondo son siempre las personas”, explica la publicación desde su editorial.

Esa premisa se nota cuando uno se sumerge en cada pedacito de vida impreso en estas páginas en las que el fútbol pasa a un segundo plano y entonces aparece la vida: como la de los futbolistas cubanos que vieron en la puerta de emergencia de un hotel en Estados Unidos, donde jugaban la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2008, el comienzo de su libertad; como el suicidio de un jugador chileno que saltó desde la terraza del hotel que lo concentraba con su equipo; y como la impensada vida solitaria de Diego Maradona, a golpes de pequeñas anécdotas.

Y cuando parece que nada puede sorprender, hay más: el equipo de Chaco que no tiene socios ni hinchas, pero sí tiene a Dios como su guía en cada partido; la historia del padre de Neymar —sí, el Neymar 1ro—, al que un accidente le cambiaría sus planes para siempre; los presos que se “escapan” cada semana para jugar su propio partido en libertad, o “La Artista”, una chica que hace jueguitos en los semáforos y que sueña con una oportunidad en un club, pero también en la vida.

Don Julio es para leer despacito y quedarse con ganas de más. El tiempo sobrará para disfrutar de cada historia porque la revista-libro que acaba de salir volverá recién en marzo. Ahora es semestral y sus editores explican que “después de dos años de idas y vueltas nos pusimos la revista (más) al hombro que nunca. Ahora somos una cooperativa integrada por periodistas, fotógrafos, diseñadores, productores y administradores que nos propusimos hacer un producto con el fútbol como excusa para contar buenas historias”.

Los propios responsables se encargan de la distribución. Si bien la revista estará disponible en librerías, garantizan el “delivery más grande del país”, así que para comprarla se puede escribir a pedidos@revistadonjulio.com, ingresar a www.revistadonjulio.com.ar o al Facebook como Revista Don Julio.

La calidad de las historias también se refleja en el diseño, el papel y la fotografía exacta de la revista que, además, trae ese “olorcito” a libro del que nadie escapará apenas la tenga en sus manos. Igual que los protagonistas de cada historia, Don Julio intenta hacer y ser algo mejor. Y lo logra.

AUNO 11-10-16
CI-LOT-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>