Vecinos de Temperley “cansados de vivir inundados”

Reclaman la construcción de un aliviador para el Arroyo Galíndez. Presentaron la propuesta al Ejecutivo comunal, pero aún no recibieron una respuesta. Sí se reunieron con concejales del oficialismo, que prometieron obras complementarias a modo de paliativo.

Vecinos de la zona este de la localidad de Temperley reclaman que la Municipalidad de Lomas de Zamora “se haga cargo” de la realización de obras hídricas como la construcción de un aliviador para el Arroyo Galíndez, a fin de evitar las inundaciones que desde hace años padecen.

A partir de la inundación que sufrieron el último 24 de diciembre, habitantes de barrios residenciales de Temperley este se autoconvocaron y formaron una “Comisión de Trabajo” llamada “Basta de inundaciones” con el fin de exigirles a los representantes municipales una solución a la problemática que atraviesan hace más de 40 años.

Según los vecinos, la zona este de Temperley recibe agua de otros municipios y también de Lomas de Zamora, “la zona se inunda porque el arroyo Galíndez no tiene capacidad de conductividad de agua, está entubado y no se limpia”, reveló Flavia García, una de las integrantes de la comisión.

Según contaron a esta agencia, intentaron concretar una reunión con el intendente lomense, Marín Insaurralde, pero jamás los recibió, sino que en su lugar lo hizo el secretario de Gobierno, José Antonio Romero. “Pero nosotros queremos hablar con el Intendente”, insistió García.

Durante una reunión que los vecinos mantuvieron para discutir sobre la problemática —y de la que participó AUNO—, el presidente del Concejo Deliberante local, Santiago Carasatorre, aseguró que Insaurralde “apoya esta movida (entre vecinos y funcionarios)”, y que en breve comenzarían los estudios para “ver la situación real de la cuenca del Galíndez” y así verificar si es necesaria la construcción, reparación o limpieza del arroyo.

También informó acerca de una inversión de 750 mil pesos para la primera etapa de la obra de limpieza y construcción de nuevos sumideros.

La noticia no conformó demasiado a los vecinos, que consideran que los sumideros son obras “complementarias” y “paliativos” que no servirán para erradicar el problema y que lo “realmente necesario” es un aliviador para el arroyo.

La Comisión de Trabajo, entre otras cosas, solicita la creación de un plan de emergencia hasta que comiencen la construcción del aliviador del Galíndez, el cambio de sumideros, la apertura de bocas de tormenta con regulador y bocas de limpieza de basura, y la ejecución de un reservorio natural en el predio Finky Verde.

“Por más que anuncien obras, si no las concretan vamos a seguir padeciendo”, expresó un vecino, para quien la paciencia de la población “está al limite”.

TR-AFD
AUNO-23-04-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>