Una nueva asociación civil ayuda a pueblos originarios desde Lomas de Zamora

Con menos de un año de vida, “Gotas de Luz Solidaria” acerca ayuda a comunidades del Litoral y busca expandir sus actividades. Donaciones de ropa y útiles, creación de bibliotecas y jornadas culturales forman parte de la iniciativa, que nació a partir de un simple contacto en un programa de radio local.

Laura Cabrera

Todo comenzó con un llamado telefónico. El de Walter Suárez, oyente de un programa radial, a Sandra Aréchaga, locutora y conductora de ese programa. Ambos, junto con otros voluntarios, llevan adelante Gotas de Luz Solidaria, una asociación civil de Llavallol, en el sur del conurbano bonaerense, que desde octubre del año pasado ayuda a comunidades aborígenes en el Litoral.

La flamante organización de la sociedad civil, nacida a partir de ese contacto casual, lleva realizados hasta hoy siete viajes al Litoral, donde brindan ayuda a comunidades de pueblos originarios.

Funciona en la Biblioteca Popular Escritores Argentinos de Llavallol, partido de Lomas de Zamora. En su primer año de vida, la asociación cuenta con orgullo sus logros: la creación de dos bibliotecas en escuelas de San Bernardo, Chaco; así como la entrega de alimentos, ropa y útiles escolares, la creación de dos hornos de ladrillo, y jornadas culturales realizadas en la biblioteca en la que funcionan como grupo, a las que asistieron representantes de las comunidades toba, wichi y mocoví.

A la cabeza del movimiento solidario se encuentran, además de Aréchaga y Suárez, Oscar Naturán, Enrique Minetti y Patrice Blanco. Ellos sostienen que su actividad es el equivalente a “poner un paño frío en la herida”, porque con una visita no alcanza, ya que las necesidades de los pueblos del interior son muchas.

“Es terrible ver que la gente no tiene un plato de comida, duele que alguien te pida un pedazo de pan y saber que hace cuatro días que no come. Ver mujeres embarazadas que no tienen cómo alimentarse es desgarrador, es muy cruel. Vas y te tenés que hacer fuerte, hacerte ‘carne de su carne’ y demostrar que no sos débil, porque ellos ven en vos una esperanza, ven a alguien que los escucha y entiende”, manifestó Walter Suárez en diálogo con Auno-Tercer Sector.

Los lugares que reciben ayuda surgen de la misma población. Actualmente están en campaña para ayudar a la comunidad de Colonia Matheu, Chaco. En su último viaje a San Bernardo, donde fueron en agosto a repartir juguetes por el Día del Niño, la población mocoví les comentó sobre la necesidad de arreglos en el anexo de la Escuela 196, que funciona como comedor para muchos chicos que sólo reciben ese plato de comida durante todo el día; y la falta de insumos en la Unidad Sanitaria de la Colonia, que además cuenta con un solo enfermero durante las 24 horas. A partir de esa nueva problemática la OSC comenzó a difundir su pedido de materiales de construcción, libros, útiles, insumos hospitalarios.

Además de esta ayuda material que la agrupación entrega a las distintas comunidades, piensan en un proyecto de capacitación para formar micro emprendimientos. Su idea es otorgarles herramientas para que puedan tener un oficio. No se trata de caridad sino de generar espacios en los que ellos mismos puedan trabajar de manera digna y sentirse útiles. Aunque aún débil, este proyecto está pensado para que los miembros de las comunidades vengan a Buenos Aires y se les asigne un trabajo mientras dure la capacitación.

Por otra parte, un proyecto que asoma es el de ayudar a los pequeños pueblos de Salta para que vuelvan a su economía de raíz: el cultivo y las artesanías. Por un lado, planifican una ayuda relacionada con la proveeduría de semillas y, por el lado de las artesanías, traen las obras a Buenos Aires para comercializarlas en las jornadas que realizan periódicamente.

“Cuando empezamos creímos que íbamos a hacer uno o dos viajes y ya vamos por el séptimo. Eso significa que la respuesta de la sociedad es cada vez mayor”, expresó Aréchaga.

Por sobre todas las cosas, cuando la agrupación habla de solidaridad entiende una equivalencia al amor. La conclusión, entonces, es inevitable: “Más allá de los aportes materiales que se puedan llevar, es imprescindible una palabra de aliento, un abrazo, una señal de que todos somos iguales, y de que todos podemos lograr cosas buenas si nos las proponemos”.

Cómo contactarse:

Gotas de luz solidaria
Biblioteca Popular Escritores Argentinos
Avenida Antártida Argentina 2264 1ºpiso. Lavallol.
gotasdeluzsolidaria@yahoo.com.ar
Walter Suarez Tel: 1536640457
Sandra Aréchaga Tel: 1560357273

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>