Una marcha será la antesala del juicio por la muerte de un adolescente de Fiorito

Organizaciones sociales y familiares de víctimas de casos de “gatillo fácil” marcharán hasta los Tribunales de Lomas de Zamora, en Camino Negro y Larroque, y se concentrarán allí para acompañar a los familiares de Matías Barzola, un joven por cuyo asesinato está acusado un policía de la comisaría quinta.

Familiares y vecinos de Julio Matías Barzola realizarán una movilización mañana a los Tribunales de Lomas de Zamora antes del juicio que se llevará a cabo por el presunto asesinato del joven, donde se encuentran implicados policías de la comisaría 5° de Fiorito del mismo distrito, que estarían vinculados en otros casos de “gatillo fácil” de la zona.

A partir de las 8:30, familiares del joven, de víctimas de “gatillo fácil”, vecinos y distintas organizaciones junto a militantes de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) se movilizarán durante las primeras jornadas del juicio oral y público por la muerte del joven de 17 años a los tribunales ubicados en Larroque y Camino Negro.

La causa del joven asesinado el 3 de junio de 2003 que estará a cargo del Tribunal Criminal Oral 1, imputa al ex policía Ramón “Oso” Peloso, que según los testigos se hacía llamar el “mataguachos”, está detenido desde el 14 de diciembre de 2006 y que habría integrado un “escuadrón de la muerte” que actuaba en Fiorito.

De este escuadrón habría formado parte el ex sargento Isidoro Segundo Concha, de la misma comisaría, condenado el año pasado por “homicidio preterintencional en concurso con vejaciones” por el asesinato de Jorge “Chaco” González, otro joven de ese barrio.

Desde un principio fueron distintas las versiones que se divulgaron sobre el asesinato de Barzola. En diálogo con AUNO, la abogada querellante y representante de la Correpi, María del Carmen Verdú, ratificó que las distintas tesis apuntan a Peloso como autor de hecho y al ex sargento Concha como cómplice.

En un primer momento, los ex policías Concha y Peloso habrían hecho firmar una declaración a dos jóvenes en la que afirmaban que cuando encontraron a Matías estaba suicidado.

Sin embargo, Verdú aseveró que “cuando los jóvenes fueron llamados por la fiscalía declararon que ‘no lo conocían’” a Barzola, “motivo por el cual estos datos fueron elevados a juicio y forman parte de las pruebas en contra de los ex efectivos”, indicó.

Otra de las versiones es que Matías habría intentado asaltar a un automovilista que al defenderse lo mató, hipótesis que fue negada por los remiseros del lugar que fueron señalados como “víctimas”.

Asimismo, Verdú especificó que la novia de uno de los jóvenes que estaba cuando Matías recibió el disparo, declaró que “Peloso se dirigió a la casa del chico para decirle que debía declarar que a Matías le intentaron robar las zapatillas y como se resistió, lo mataron”.

En contraposición, el “Oso” Peloso declaró que había ido para darle el pésame a la familia porque había fallecido la madre, “cuando esto ocurrió dos meses después del presunto asesinato” apuntó la abogada.

En diálogo con AUNO, la abogada querellante ratificó que lo que indican las pericias es que “Matías podría haber recibido el disparo desde un auto de la misma forma que podría haber sido que el ex policía se bajara del auto para efectuarlo y (que el disparo) habría sido de abajo hacia arriba, lo que indica que el muchacho estaba agachado”.

CP-AFD
AUNO-02-07-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>