Una marcha para esperar la sentencia de un femicidio

El TOC 7 dará a conocer la sentencia contra Cristian Cano, el único acusado por el crimen de su ex pareja Marisol Calermo, ocurrido en 2013. La antesala del veredicto será una marcha desde Villa Albertina hasta los Tribunales de Lomas, organizada por los familiares y allegados de la víctima.

Lucía Paz

Lomas de Zamora, octubre 20 (AUNO).- El Tribunal Oral en lo Criminal 7 dará a conocer mañana su veredicto en el juicio por el asesinato en 2013 de Marisol Calermo, una joven de Villa Albertina, por el cual está acusado su ex novio. Su familia, en tanto, marchará hasta los Tribunales para pedir que la condena sea perpetua.

La concentración será en Claudio de Alas al 300 al mediodía. Los familiares se movilizarán hasta los Tribunales de Lomas de Zamora donde a las 14 los jueces Jorge Roldán, Beatriz López y Luis Lugones dictarán la sentencia para el único imputado, Cristian Cano, de 23 años.

El drama de la familia Calermo comenzó el 7 de marzo de 2013 cuando encontraron a Marisol “bañada en sangre” sobre la cama de su casa, donde vivía con la madre y la hermana. Cuatro golpes en la cabeza le habían destrozado el cráneo. Su ex pareja, Cano, estaba desmayado en el suelo de otra habitación y más tarde declararía que un grupo de ladrones había entrado a robar.

Pero la autopsia determinó que Marisol también había sido violada y que Cano lo había hecho. Entonces, bajo consejo de su abogada, el acusado cambió su declaración: dijo que habían “hecho el amor”, que ella se había arrepentido de hacerlo y en un forcejeo cayó contra el respaldo de la cama y se golpeó la cabeza.

En los alegatos, la fiscalía combatió esta estrategia de la defensa con el argumento de que los golpes habían sido cuatro. Cuatro fracturas aisladas en el cráneo, con un caño de gas que apareció ensangrentado en la escena del crimen.

La defensa alegó que fue por accidente. Que habían forcejeado con ese tubo y que, cuando Cano lo soltó, éste impactó contra la cabeza de Marisol y le causó la muerte. Si esto hubiera sido así, ¿cómo se explicarían los otros tres golpes?

La abogada defensora, Valeria Correa, pidió la absolución del imputado y propuso que, de no ser aceptada, se lo condene por “homicidio culposo” o “agravado en circunstancias de atenuación excepcional”, lo que lo equipararía la pena a la de un “homicidio simple” y evitaría la prisión perpetua.

El fiscal Andrés Procopio, junto con la querella, pidió la pena máxima y repudió las idas y vueltas de Cano en sus declaraciones sobre lo ocurrido el día del crimen. Mirta Serrano, a dos años de haber perdido a su hija, sigue pasando tardes enteras junto a la tumba de Marisol, y espera que la justicia no la defraude.

LP-AFD
AUNO-20-10-15

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>