Un programa informático facilitará el uso de teléfonos a personas con discapacidad auditiva

Premian el proyecto de especialistas en informática de dos universidades argentinas que desarrollan un dispositivo para que las personas con discapacidad auditiva puedan “escuchar” desde teléfonos fijos o móviles.

(AUNO) En la Argentina, de acuerdo a los últimos datos oficiales, cerca de tres millones de personas padecen algún tipo de discapacidad y, de ellas, el 18 por ciento sufre de sordera o tiene dificultad para oir. Pese a estas cifras, no existe en el país un dispositivo que les facilite poder entablar una comunicación desde un teléfono fijo o móvil.
En este contexto, un grupo de especialistas en informática de la Universidad del Centro, en Tandil, y de la Universidad de Morón se unieron para desarrollar un programa que permita a quienes padecen discapacidad auditiva establecer una comunicación telefónica básica a través del empleo de dispositivos vibro-táctiles.
La iniciativa fue una de las cinco ganadoras de un certamen organizado por el grupo Telefónica de Argentina y la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires. El galardón consistió en la entrega de 10 mil pesos para apoyar la continuidad de la investigación.
“El desarrollo de dispositivos táctiles ha demostrado experimentalmente ser aplicable para asistir a personas con discapacidad auditiva. Estos dispositivos comprenden un elemento electroacústico, como por ejemplo un micro-parlante que está en contacto con la yema del dedo índice”, explicó el director del proyecto, Nelson Acosta, de la Facultad de Informática y Ciencias Exactas de la Universidad del Centro.
Luego del período de aprendizaje según Acosta, en los ensayos se apreció que las personas con problemas de audición asociaban cada vibración (que le es trasmitida a través del vibrador) a una letra, palabra, sonido o combinación de los mismos, llegando a interpretar claramente ese mensaje.
El dispositivo –por el momento solo existe un prototipo- está sujeto en un soporte del tipo “Férula STAC”, la cual puede fijarse al extremo del dedo índice, para mantener la superficie vibradora en contacto permanente y seguro con la yema del dedo. Comprende un vibrador y un receptor, ambos conectados entre sí por medio de un amplificador de señal.
El receptor de señal es una suerte de micrófono conectado a la salida del auricular del teléfono y que en su otro extremo se vincula con el amplificador tado a dicho amplificador de señal.
Sus creadores esperan que las personas con problemas auditivos puedan establecer una comunicación telefónica básica, previo entrenamiento, con la aplicación de un sistema generador de sonidos ambientales, palabras y letras en un entorno situacional.
“Hemos desarrollado un dispositivo que permite transformar el sonido en vibraciones a ser adquiridas por el dedo. Esto, si bien parece fácil de hacer, requiere un largo entrenamiento de la persona que no puede escuchar, de tal forma que su cuerpo detecte las nuevas
vibraciones, y su mente las transforme a los sonidos equivalentes”, explicó Acosta. “Estamos desarrollando también un software de asistencia que permita realizar este entrenamiento”. El proyecto está en marcha actualmente y sus responsables estiman que concluirá cerca de fin de año.
En cuanto a su colocación en el mercado, Acosta aclaró que las universidades generalmente no comercializan productos, y normalmente transfieren la tecnología a una empresa que se encarga de venderlo.
AUNO 15-06-06 RC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>