Un duelo de jerarquía

Banfield y Lanús protagonizarán el domingo, a partir de las 17, en el Florencio Sola una nueva edición del gran derby del Sur, el cual fue tomando mayor notoriedad por el crecimiento que ambas instituciones tuvieron en los últimos años. Para los dos será un partido importante, pues un triunfo puede significar un importante envión anímico en la lucha por el Clausura.

Matias Mazzocchi

Lomas de Zamora, marzo 4 (AUNO).- Hace tiempo que Banfield y Lanús dejaron de meros equipos de barrio. Con los títulos locales que obtuvieron lograron ganarse un lugar de privilegio en el fútbol argentino. Y por eso, el duelo entre ambos se convirtió en uno de los más importantes clásicos de la Primera División. El domingo, en el Florencio Sola, se escribirá un nuevo capítulo en la historia de este gran derby del Sur del Conurbano Bonaerense.

Con el campeonato dando sus primeros pasos, el partido tendrá la típica adrenalina de todo clásico. Sin embargo, tanto uno como el otro conocen lo que significa vencer al vecino en las primeras fechas de un torneo, para luego coronarse campeón. Así sucedió con Lanús en el Apertura 2007, y luego con Banfield en el Apertura 2009.

El crecimiento deportivo e institucional que tuvieron ambos clubes en los últimos años, hace que cada partido tenga un sabor especial. Cuando Lanús estaba en una etapa de recambio tras la obtención del campeonato de 2007, producto de la partida de la mayoría de los futbolistas que habían dado la vuelta olímpica, Banfield estaba construyendo el equipo que terminaría quedándose con el Apertura 09. Ahora, la situación cambió y el que está en una etapa de recambio es el “Taladro”, mientras que el “Granate” conformó un plantel con aspiraciones de que apunta a luchar por los primeros puestos del Clausura.

Por este motivo, el clásico puede significar un partido bisagra para ambas instituciones. Banfield llega con un nuevo cuerpo técnico, nuevos jugadores y sin un futbolista emblema : Walter Erviti, que partió hacia Boca. Por su parte, Lanús llega renovado, con mejor presente que su rival, y con el plus que provoca tener dentro del equipo un talentoso como Diego Valeri.

Salen a la cancha
El “Taladro” utilizará el mismo equipo que sorprendió a Estudiantes, en La Plata al vencerlo por 1-0. En consecuencia, los once jugadores que eligió Sebastián Méndez para el clásico serían: Bologna; Barraza, Dos Santos, López y Bustamante; Gómez, Bustos, De Souza y Carrusca; Achucarro y García.

A diferencia de Méndez, Gabriel Schurrer meterá mano en el equipo que venció 2-1 a Quilmes. Rodrigo Erramuspe ingresará en reemplazo de Maximiliano Lugo —por lo cual Carlos Araujo pasará a jugar como lateral izquierdo— y Silvio Romero remplazará a Gonzalo Castillejos.

Además, Santiago Hoyos no será titular, pese a purgar ya una fecha de suspensión (fue expulsado en la segunda fecha contra Newell’s) y el juvenil Carlos Izquierdoz estará desde el arranque como ante el “Cervecero”. De esta manera, el equipo ante Banfield formaría con: Caranta; Erramuspe, Goltz, Izquierdoz, Araujo; Camoranesi, Pelletieri, Pizarro; Valeri, Regueiro; y Romero.

Clásicos para la historia
Los hinchas de Banfield jamás olvidarán el partido del 8 de marzo de 2008. ¿Por qué? Lanús venía de ganar el Apertura del año pasado y recibía en su cancha al histórico rival. Desde la previa, la intención era clara: refregarle en la cara el título recién obtenido. Pero cinco goles cambiaron los planes, y el “Taladro” fue quien lo disfrutó. Los goles del encuentro fueron anotados por Dario Cvitanich, en dos oportunidades, Maxi Laso, Luciano Civelli y Fabián Santana.

A pesar de que el partido del Clausura 2008 tuvo un gusto especial para todos los hinchas banfieleños, en el campeonato de 1950, Banfield también goleó 5-0 a Lanús, aunque la repercusión de aquella goleada fue muy inferior a la que tuvo lugar hace tres años.

Por su parte, Lanús también tiene entre su haber goleadas ante su máximo rival, aunque menos abultadas. La máxima diferencia alcanzada por el “Granate” fue de 4-0. La primera se dio en el torneo de 1954 y la segunda en el Clausura de 1996.

El gran derby del Sur
El primer encuentro entre ambas instituciones data de 1920, y concluyó empatado (1-1) en el estadio de Banfield. Pero la rivalidad comenzó a tomar color a partir de la década del ’80 y se hizo más profunda a partir de los ’90, ya con los dos equipos en Primera División. La notoriedad que adquirió el clásico también fue posible porque Los Andes —histórico rival del “Taladro”— y Talleres de Remedios de Escalada —tradicional adversario del “Granate”—, militaban por esos años en categorías inferiores.

También vale mencionar que la primera victoria en el clásico también se la llevó Banfield, con una victoria 2-1 en 1922 en el estadio de Lanús. Por su parte, el “Granate” tuvo que esperar un par de meses para conseguir su primer triunfo, ya que en ese año se impuso por 2-0.

En el historial, Banfield aventaja por 10 partidos a Lanús, marcando de esta manera una superioridad en el derby. Hasta el momento, en un total de 89 partidos, el “Taladro” acumula 37 triunfos contra 27 de su rival e igualaron en 24 oportunidades. Y en los partido disputados en Primera (67), el elenco albiverde acumula 30 victorias contra 19 del “Granate”.

En referencia a los últimos seis enfrentamientos, El “Taladro” obtuvo mejores resultados, ya que logró imponerse en tres oportunidades, mientras que el “Granate” sólo en una, el Clausura ’09. Además, el local hace tres partidos que no pierde ante su tradicional rival. ¿El domingo cambiará la suerte?

AUNO-04-03-11
MM-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>