Un clásico para salir a flote

Con necesidades diferentes, Temperley y Los Andes se enfrentarán en el Alfredo Beranger, en lo que será la edición 88° de este derby. El “Gasolero” precisa el triunfo para superar el malestar que se generó en el grupo tras las separaciones de Sebastián Cobelli y Ezequiel Andreoli del plantel profesional. El “Milrayitas” buscará los tres para apuntalar su recuperación anímica.

Matias Mazzocchi

Lomas de Zamora, febrero 21 (AUNO).- Sin la trascendencia de otros años, pero con la misma adrenalina de siempre, Temperley y Los Andes se volverán a ver las caras en una nueva edición del derby sureño del ascenso. Y a pesar de que ninguno de los dos se encuentra peleando en los puestos de vanguardia, el partido tendrá un condimento especial, ya que los dos necesitan imperiosamente el triunfo: El “Milrayitas” para acentuar su recuperación y el “Gasolero” para dejar atrás el clima de tensión que se generó con la separación de Sebastián Cobelli y Ezequiel Andreoli del plantel profesional.

Por la situación que vivieron ambos equipos en la última semana pareciera que el equipo de Mario Rizzi llega mejor posicionado para clásico, algo impensado semanas atrás, cuando el conjunto de Lomas de Zamora no podía ganar y tenía una mochila cada vez más pesada. Sin embargo, estos enfrentamientos son especiales, se juegan con otras energías, y a veces el que peor llega termina quedándose con el triunfo.

Con la victoria ante Platense, la cual le permitió cortar la racha de 23 encuentros sin triunfos, el “Milrayitas” ganó en confianza y recuperó la memoria una semana antes del clásico. Además, desde que Rizzi tomó las riendas del equipo, los lomenses todavía no perdieron y acumulan dos empates y un triunfo. Por eso, el encuentro ante el “Cele” es fundamental para profundizar la recuperación.

En la otra esquina está Temperley. Con diferentes problemas a los de “El Milrayitas”. El equipo de Ricardo Dabrowski tratará de ganar el clásico para dejar en el olvido el conflicto que se produjo entre el entrenador y los futbolistas Cobelli uno de los goleadores de la B Metro y Andreoli, dos de los referentes del plantel profesional.

Al margen de este problema extra-futbolístico, el “Celeste”, que perdió 4-0 contra Acasusso en la pasada fecha, llega mejor ubicado en la tabla de posiciones y con chances de luchar por un lugar en el Reducido.

A pesar de no hacer una buena campaña, el “Gasolero” se encuentra en el 9° puesto, con 36 unidades, pero a 23 puntos de Atlanta, el único líder de la Primera B Metropolitana. Por su parte, Los Andes, pese a la repuntada que tuvo desde el inicio del 2011, sigue ubicando la última colación, con 17 unidades.

Aunque muchas veces las estadísticas no sirvan de mucho para analizar las previas a los partidos, en especial cuando hay un clásico de por medio, Temperley, de los 12 encuentros de local que disputó en el torneo, sólo perdió dos, con cinco triunfos y empates. En cambio, Los Andes, que recuperó la sonrisa después de 23 encuentros, todavía no ganó de visitante. .

Para dicho encuentro, Rizzi apostará por el mismo equipo que le ganó cómodamente a Platense la fecha pasada. En consecuencias, los titulares serán: Walter Cáceres; Maximiliano Barreiro, Marcos Ramírez, Ignacio Celaya, Leandro Corulo; Gabriel Gandarillas, Alejandro Friedrich; Marcelo Burzac, Federico García; Jonatan Tridente y Pablo Villalba Fretes.

En cambio, Temperley volvería a un esquema más clásico con cuatro defensores, tres mediocampistas, un enganche y dos delanteros. El cambio se debe a que esta forma le dio mejores resultados al DT. Sebastián Souto reemplazaría en la delantera a Cobelli, mientras que Leandro Sosa ingresará en lugar de Andreoli. Por su parte, Sergio López purgó la fecha de suspensión y jugará en lugar de Lucas Hure. En consecuencia, los once que buscarán el triunfo ante el “Milrayitas” serán: Alejandro Medina; Adrián Gómez, Nahuel Martínez, Sosa, Víctor Guiñazú; Emanuel Carreira, Nicolás Chietino, Pablo Azcurra; López; Boaglio y Souto.

Un poco de historia
El barrio los une, la rivalidad los enfrenta. El clásico entre Temperley y Los Andes tiene una larga trayectoria en el fútbol de ascenso, con 87 partidos disputados. Un historial con muchos enfrentamientos que favorece al “Milrayitas”, ya que acumula 36 victorias contra 30 derrotas –igualaron 21 veces-. Y es más, el conjunto de Lomas de Zamora mantiene una considerable ventaja respecto a su rival jugando de visitante, pues en el Afredo Beranger disputaron 43 partidos, con 15 triunfos para los lomense contra 10 para el “Celeste”.

El último triunfo del “Gasolero” en condición de local se dio el 29 de septiembre del 2007 en un partido correspondiente a la fecha 10° del torneo de la Primera B Metropolitana. En un partido chato, donde el equipo de José Barrella fue más contundente, Juan Quevedo se encargo de darle el triunfo a los 38 minutos del primer tiempo.

La formación de Temperley para dicho encuentro fue la siguiente: Crivelli; Sosa, Salomón, Rodríguez y Ratto; Molina (Micheli), Gianunzio, Rodríguez; Quevedo (Maldonado); Núñez y Lutzky (Gozzarelli). Por su parte, Los Andes alistó a Aguirre; Di Benedetto, Grogna, Sardi, Vega; Ruiz Díaz, Natalicchio (Avalo), Bazán (Asencio); Luppino; Castagnino (Tridente) y Yaqué. El entrenador del “Milrayitas” era Alberto Pascutti.

En cambio, en el último encuentro disputado en el Alfredo Beranger, Los Andes se quedó con la victoria, gracias al gol agónico de Luis Rodríguez. En un partido destinado al 0-0 por lo que habían brindado ambos equipos, Rodríguez aprovechó una distracción de la defensa y marcó el tanto del triunfo.

Partidos inolvidables
En 1940, Los Andes inauguró oficialmente el estadio Eduardo Gallardón con un encuentro ante Temperley, correspondiente al torneo de Primera B, que finalizó con un triunfo para los locales por 2-1, gracias a los goles de Deandreis y Furnó. Ese día fue una fiesta para los 4.000 hinchas que se acercaron a su nueva casa, ubicada en Santa Fe entre Boedo y Portela.

Por otra parte, las máximas goleadas entre ambos equipo se dieron siempre en el Gallardón. Temperley tiene en su haber un triunfo por 6-0 en 1966, que se convirtió en la victoria con mayor diferencia. Los goles de ese encuentro los anotaron Daniel Sello, Norberto Valentukonis, Héctor Minitti, Oscar Pizarro y Luis Solé.

Sin embargo, el “Milrayitas” no se quedó atrás, ya que en 1941 goleó a su vecino rival por 6-1, con goles de Jiménez, Juan Cerro, Eduardo Nuñez Danino, Raúl Valsecchi penal y Rubén Zatelli, mientras que para el “Cele” descontó Luciano Agnolín.

A pesar de estas dos goleadas, los partidos con más goles en el derby sureño del ascenso fueron dos 5-3, uno a favor de cada equipo jugando de visitante, y un empate en cuatro en 1978.

¿El partido de mañana tendrá tantos goles? ¿Será un partido inolvidable? No se sabe. Para responder estas preguntas habrá que esperar un par de horas hasta que Eduardo Gutiérrez pite el final del encuentro.

AUNO- 21-02-11
MM-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>