Proyectan enseñar en las escuelas cómo evitar los daños que provoca la exposición del sol

Los resultados de un estudio realizado por la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) que reveló el desconocimiento por parte de los alumnos sobre los daños que provoca el sol, llevó a diagramar un proyecto para enseñar la manera de prevenirlos.

Por Melina Pietra

(AUNO*) Una investigación que realizó la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), durante el año pasado en escuelas primarias de la Ciudad de Buenos Aires, señala que la mayoría de los chicos no conocen los daños que provoca la exposición del sol. Los resultados de este estudio plantean, según la SAD, “la necesidad de incorporar a los contenidos escolares la fotoeducación como elemento primario de la prevención”.
“Los chicos saben tan poco porque no tienen información, ya que el sol y sus efectos no están incluidos en los contenidos”, criticó la coordinadora del estudio sobre las escuelas públicas porteñas, Rebeca Rubinson y explicó que “el objetivo de la fotoeducación es crear, tanto en los chicos como en los grandes, hábitos y cambios de conducta con respecto a la exposición al sol”.
Rubinson, médica dermatóloga del Hospital Zubizarreta, informó a la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión (AUNO) que “se está trabajando en conjunto con las escuelas, el Ministerio de Educación y la Secretaría de Educación de la Ciudad de Buenos Aires para incluir la fotoeducación dentro del programa de enseñanza”. Y agregó que este tema “podría incluirse dentro de asignaturas como Ciencias Naturales, Ecología, Salud o Geografía”.
La dermatóloga, que además coordina el Comité de Prevención del Cáncer de Piel a cargo de la X Campaña Nacional, sostuvo que “el estudio que hicimos para conocer y evaluar las actitudes de los niños respecto al sol dio cuenta de que no saben lo que es la prevención y no hay hábitos de conductas regulares frente a la exposición solar”.
Con este trabajo, realizado sobre 210 chicos de 1º a 7º grado, se descubrió que sólo el 12,38 por ciento del total tiene una noción alta de la relación entre riesgo y protección. En tanto, el 28,57 por ciento presentó al bronceado como un signo positivo – a partir de 4º grado -. Desde tercero, los niños comienzan a tener noción sobre los horarios inconvenientes para tomar sol y recién en 7º incluyen el uso de protector solar como método de protección.
“La idea es que los chicos se den cuenta solos que si van al club, a la plaza o a la pileta, deben llevar siempre el protector solar”, indicó Rubinson, quien además explicó que “hace cuatro años que la SAD realiza campañas de prevención en las escuelas de verano del gobierno de la Ciudad, enseñando y repartiendo protectores solares con la ayuda de empresas farmacéuticas”.
La exposición al sol es la causa más frecuente de cáncer de piel y su curación es posible en un 90 por ciento de los casos si se diagnostica y trata tempranamente. Los primeros 18 años son determinantes, ya que el 80 por ciento del sol que el ser humano toma en su vida es en ese período y es acumulable. Por eso la SAD destaca “la importancia de la prevención y fotoprotección en la infancia”.
AUNO 18-11-03 MAR MP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>