Postergan una definición sobre despidos a 70 metalúrgicos

Son obreros de la empresa que construirá el Gasoducto de Bolivia. La firma amagó con despedirlos, pero luego de reclamos gremiales conservará los puestos un mes más. Los trabajadores afirman que la continuidad laboral depende de la habilitación del proyecto por parte del nuevo Gobierno nacional.

Luego de una serie de reclamos y negociaciones, setenta empleados que habían sido despedidos de una fábrica de caños encargada de la construcción del Gasoducto del Noroeste argentino, ubicada en Valentín Alsina, Lanús, mantendrán sus empleos hasta fin de año, aunque advirtieron que su continuidad laboral depende de las obras de infraestructura gasífera que decida emprender o no el nuevo Gobierno nacional.

Los puestos en peligro desde octubre pasado corresponden afectan en rigor a unos cien trabajadores que fueron “contratados de palabra” durante un año “sin un sustento legal” y con posibilidad de extender el empleo dos más para realizar nuevas actividades que ya estaban programadas, según precisó a esta agencia una fuente gremial.

Aunque no hay una respuesta oficial respecto de las obras proyectadas para el Gasoducto del Noroeste o de Bolivia —-actividad para la cual se había contratado a unos cien trabajadores en un principio—, una fuente del gremio metalúrgico indicó a esta agencia que “hay una gran expectativa al respecto” y que confían “en la posibilidad de ejecución” de las obras para el año próximo; aunque para esto habrá que esperar las decisiones del nuevo Gobierno.

El objetivo más urgente del reclamo de los trabajadores de la empresa Tenaris fue cumplido. En diálogo con AUNO, uno de los delegados de la comisión interna —que prefirió reservar su identidad— explicó que hace unos días “la gerencia notificó que se mantendrían los empleos respetando la misma situación laboral”, es decir “con una reducción de la jornada de trabajo” (sólo habrá producción en el turno de la mañana) y con un “período de suspensión rotativa” (durante una semana el obrero no realizará tareas).

Desde el lunes pasado, “el 100 por ciento de la planta está trabajando en doble turno y sin el plan de suspensión”, sin embargo “esto no quiere decir que se acepten las condiciones” que la empresa plantea, sino que simplemente el personal accedió a “escucharlas y analizarlas”, añadió.

La voluntad tanto de la representación gremial como de la empresa es “continuar con la totalidad de los puestos de trabajo para el año que viene”, siempre y cuando el nuevo Gobierno “promueva y otorgue nuevas actividades” para la producción, así que “veremos qué pasa después del 10 de diciembre”, señaló el delegado.

Según el gremialista, aún “no está definido” qué pasará si no se mantienen a fin de año los puestos de trabajo. “Por lo pronto se logró el objetivo central”, que todos trabajen hasta esa fecha y en una nueva actividad que consiste en hacer caños para gasoductos en una medida especial.

Después de las elecciones de delegados de la planta el próximo 15 de diciembre, “seguramente, se resolverá como proceder” ante la negativa o la posibilidad efectiva de continuar con las tares, adelantó la fuente.

RCI-AFD
AUNO-30-11-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>