“Ojalá se hagan más centros de alto rendimiento en todo el país”

Con apenas 21 años, Braian Toledo ya colecciona varios títulos internacionales y es una de las grandes promesas del atletismo. A la espera de los Panamericanos de Toronto y el Mundial de Beijing, el lanzador de jabalina analiza el presente y las necesidades de los deportistas argentinos amateurs.

Martín Tangherlini

Lomas de Zamora, junio 3 (AUNO).- Cruzó la entrada principal del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) apenas pasado el mediodía. De camisa, pantalón y zapatillas. Una vestimenta poco común para un deportista que ingresa al epicentro del deporte amateur en Buenos Aires pero que denota una maduración que se refleja en cada una de sus respuestas. Mientras camina hacia el banco dentro de la pista de atletismo, que es su oficina de trabajo, cruza saludos con otros atletas. Sentado a la sombra para evadir un poco el agobiante calor del mediodía porteño, Braian Toledo lanzó: “Me hubiera gustado que se proponga otra parte de Argentina para hacer los Juegos de 2018”.

Campeón olímpico de los Juegos de la Juventud en Singapur 2010, subcampeón en el Mundial Junior de Barcelona en 2012 y récordman argentino en lanzamiento de jabalina con una marca de 82,90 metros. Los pergaminos de Toledo, a sus cortos 21 años, ya son varios. Cualquier otro atleta quisiera tenerlos, pero él no se detiene y persigue incansablemente su meta: “Sueño con ser campeón olímpico y mundial”.

-¿Cómo ves las políticas deportivas en el país?
-Con la creación y el apoyo a los deportistas del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, la gente está motivada. Ojalá la política mirara un poco más el deporte porque es salud y tener a los chicos ocupados es bueno. Cuando tienen mucho tiempo libre, es cuando hacen cosas que no debería hacer, pero si se los mantiene ocupados desde chiquitos ya van a conocer muchas cosas que quieren seguir haciéndolas, como por ejemplo viajar a los torneos.

-¿Qué análisis hacés de la creación del ENARD?
-Fue una creación muy inteligente por parte de las personas que lo pusieron en práctica y pudieron realizar al sueño. Creo que el apoyo de ellos es darnos tranquilidad y que podamos estar abocados más a lo nuestro que es algo muy nuevo. De acá a un futuro, si se mantiene con el paso del tiempo, va a dar sus frutos.

-¿Cuánto te ayudó a vos como deportista?
-Mucho. Nos da la posibilidad a todos de ir a campamentos internacionales, entrenarnos en otros países para sumar experiencia. Con la ayuda económica muchos se pagan la ropa para competir, pagamos la alimentación, lo que es la dieta, gastos de competir a nivel nacional. Muchas cosas que te da la tranquilidad de decir ‘estoy más enfocado en esto’.

-¿Qué cosas mejorarías al sistema del ENARD?
-Falta, por ahí, cuidar más a las figuras que tiene porque no son muchas. Estaría bueno cuidarlas de por vida. Si tuviste grandes deportistas, que el apoyo sea de por vida porque cuando dejas de hacer esto, en el camino te vas preparando para otras cosas pero en definitiva, tu edad de oro estuvo abocada al deporte. Cuando salís podés trabajar pero capaz que esa valoración sería importante porque estuviste representando al país por el mundo. También ordenar estaría bueno mejorar un poco la parte de administración para gastar donde es necesario y se requiere. Uno ve eso desde afuera y capaz que por ahí también está equivocado.

-¿Y qué le falta al deporte amateur?
-La falta de difusión es de los principales problemas. Le sigue faltando al atletismo y a muchos deportes. Pilar Geijo es una amiga mía, es tricampeona del mundo en aguas abiertas y no la conoce nadie. Se sigue centralizando en tres o cuatro focos importantes cuando realmente hay muchos deportes y muchos deportistas destacados. A muchos se los conoce porque los vemos en los Juegos Olímpicos.

-Como campeón olímpico de la Juventud en 2010, ¿qué opinas acerca de la edición que se va a realizar en Buenos Aires en 2018?
-Acompaño el movimiento del país. Me hubiera gustado que se proponga otra parte de Argentina para hacer los Juegos de 2018. Acá, en Buenos Aires, ya está todo armado y no va a quedar nada. Ya hay muchas instalaciones, van a construir muchas nuevas, pero no va a ser lo mismo si lo hacían en Corrientes o en otro lado donde no hay nada. Capaz una pista de atletismo ahí sí vendría bien. Apoyo siempre y en 2010 pude ser campeón olímpico y eso es un logro importantísimo que no va a volver a pasar porque no voy a volver a ser menor y haberlo concretado fue y es una satisfacción muy grande.

-¿Sentís que está todo muy centralizado en Buenos Aires?
-No, me parece fantástico. Me encanta que esté esto acá, pero me gustaría que haya más de estas cosas en otras provincias. El CeNARD es excelente y la verdad que le queda cómodo a muchísima gente y está genial. En otras provincias para entrenar como acá tienen que viajar a Buenos Aires. Yo quiero que se hagan más centros de alto rendimiento en todo el país. Sería lo ideal. Acá esta todo lo que se puede llegar a necesitar.

-Faltan pocos días para los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, ¿cómo te preparás?
-Me estoy entrenando muy bien. Empecé el año de la mejor manera con el récord argentino. Simplemente quiero poder disfrutar con mi entrenador cada momento vivido, saber que puede ser único y disfrutarlo al máximo cuando toque. Los espero con muchas ganas. En sí, estoy enfocado en cuidarme y entrenarme bien como venimos haciéndolo.

-Con tu récord argentino quedaste a 10 centímetros de la marca clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Rio 2016, ¿cómo lo vivís?
-No estoy pensando en Rio. Sé que es muy importante, pero si yo trabajo como tengo que hacerlo, la marca va a venir sola en el momento que sea. No es algo que me preocupe. Sí me preocupa poder entrenarme todos los días y bien.

-Con tus marcas y logros, la exigencia es cada vez mayor, ¿cómo manejas esas presiones?
-La verdad es que hoy no siento presiones. Disfruto lo que hago. Siempre las tuve y nunca me detuve en ellas, sino que me importó entrenar. Mi mayor seguridad me la da el entrenamiento y si lo hago como corresponde, voy a encontrar las metas que me proponga.

-Todo deportista a lo largo de su carrera tiene un sueño, un objetivo. ¿Cuál es el tuyo?
-Sueño con ser campeón olímpico y mundial. También poder acercarme lo más posible a los 90 metros. Esos serían mis tres sueños más importantes. Si se cumplieran esas tres metas sería una persona realmente feliz.

-Tenes una carrera corta pero con muchos logros importantes. ¿Cuánto te ayudó el apoyo de tu familia? ¿Modificó tu relación con ellos?
-Mi familia es uno de los pilares más importantes que tengo. La base son mi mamá, mi hermana Débora y mi hermano Ignacio. Yo con ellos soy hermano, siempre traté de diferenciarlo del deporte y que no me vean como el resto de la gente, sino como alguien con el que se puede jugar, pelear, conversar. Demostrarle que no soy Braian Toledo. Ese es el que compite y se queda en la pista.

-Pero los logros están…
-Sí, pero no me gusta sentarme en los logros. Eso lo logré, ya pasó, me hizo feliz y ya está. Hoy no me doy cuenta porque persigo muchas cosas más grandes, pero capaz el día que no esté en esto pueda verlo diferente y lo valore un poco más.

-¿Te ves como un referente para los más chicos?
-No, no lo siento porque los veo como mis pares. Tampoco me siento en una posición de darle un consejo a nadie. Sí, puedo transmitirles la experiencia que viví hasta el día de hoy y alentarlos a que se puede. Es más, me siento incómodo cuando me lo dicen pero si a ellos también le hace bien… Yo también tuve y tengo referentes en el deporte.

-En agosto vas a participar del Mundial de Atletismo en Beijing, ¿cómo lo esperás?
-Nunca estuve en un Mundial de mayores. Debutar siendo bastante joven me pone contento y con muchas ganas de vivir la experiencia y competir también.

AUNO 03-06-2015
MT-MFV
*Nota producida para la materia Taller de Periodismo Gráfico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>