Metalúrgicos responsabilizan al Gobierno por el despido de 33 obreros

Fueron despedidos en enero. Según los empleados esas bajas son producto de la falta de concreción del proyecto del Gasoducto del Noroeste Argentino. Sin embargo, autoridades de la planta de Lanús indicaron que el cese de actividades “no tienen nada que ver con esas obras gasíferas”. Oficialmente, el megaemprendimiento comenzará en julio y estará a cargo de ENARSA S.A, sin que se informara quién será la concesionaria ejecutora.

Una fábrica productora de caños para obras gasíferas ubicada en la localidad de Valentín Alsina, en Lanús, despidió durante los primeros días de enero pasado a 33 trabajadores, quienes denunciaron que las bajas corresponden a la ausencia de una señal por parte del Gobierno nacional para concretar el proyecto del Gasoducto del Noroeste Argentino (GNEA), programado desde 2005. Ante esa acusación, responsables de la planta alegaron que nada tienen que ver esas obras con los despidos.

“Los 33 despidos fueron inevitables.” Así lo expresó una fuente del gremio metalúrgico —y que prefirió reservar su identidad—, que confirmó que si bien esos empleados incorporados a Tenaris en octubre de 2006 se relacionaban con la empresa a través de “contratos eventuales” por un año, la idea original fue anexarlos para trabajar sobre la construcción del GNEA o Gasoducto de Bolivia. Pero, según el delegado “nunca hubo noticias” de esas obras gasíferas.

Por su parte, en diálogo con AUNO, el jefe del personal de la planta, Daniel Sivori, afirmó que las actividades para la construcción de ese megaemprendimiento “no son un proyecto de la empresa porque no hay nada definido” al respecto, debido a que el proyecto se encuentra en instancia de llamado a licitación, aclaró.

A ese argumento agregó que los 33 trabajadores “no fueron despedidos, sino que caducaron los contratos,” ya que habían sido empleados para determinadas obras de expansión con un plazo de contratación predeterminado que, al culminar las obras, no fueron renovados.

No obstante, lo que se sabe hasta el momento, es que el proyecto del GNEA, un sistema de transporte de gas de Bolivia que atraviesa las provincias de Salta, Formosa, Chaco, hasta Santa Fe, estará a cargo de la empresa estatal ENARSA S.A. que invertirá alrededor de 1.700 millones de dólares. Las actividades están programadas para empezar a partir de julio de 2008 y su construcción demandará casi tres años.

En diálogo con esta agencia, uno de los delegados de la comisión interna —que también prefirió reservar su nombre— explicó que para llevar a cabo el inconcluso plan gasífero que pretende “paliar un poco” la crisis energética, la empresa Tenaris contrató en un principio a unos cien trabajadores, y añadió que pese a la indefinición del proyecto y al intento de despidos en octubre de 2007 –-mes de vencimiento de los contratos— se logró que “todos los empleados mantuvieran sus puestos hasta fin de año”.

Pero los despidos llegaron y, según el metalúrgico, “estas bajas afectan de forma indirecta a toda la sociedad, porque las obras gasíferas que el Gobierno planea hace más de dos años están estancadas y los problemas energéticos van en aumento”.

No obstante, aseguró que “pese a todos los inconvenientes” que obstruyen la concreción del plan de gobierno, las obras “en algún momento se realizarán”, aunque reconoció que hasta ahora toda la información que se maneja es “extraoficial y sin plazos”.

Ante la posibilidad de nuevos despidos que se pronosticaban para marzo de 2008, el delegado informó que, a mediados del pasado enero, el nuevo gerente de Tenaris aseguró que “no habrá modificaciones en los puestos de trabajo hasta mitad de año”, cuando se volverá a rever cómo proseguir con los compromisos laborales.

Al parecer, esa decisión de la empresa se debió a la medida de fuerza tomada por los trabajadores durante los primeros 15 días de enero último, que consistió en la negativa a hacer horas extras.

Pese a los datos de carácter público que se conocen acerca del proyecto del GNEA, la comisión interna de Tenaris afirmó que continuará con los reclamos a fin de que la empresa defina su lugar en las obras gasíferas, como también seguirá demandando el fin de los contratos eventuales y la efectivización de todo el personal.

RCI-AFD
AUNO-02-02-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>