Máximo Paz en riesgo ambiental

Un grupo de vecinos denuncia que empresas del sector industrial de Cañuelas contaminan el aire de sus barrios. Un informe médico constató que el 80 por ciento de la población tiene problemas respiratorios, y los vincula con las denuncias. AUNO recorrió el lugar y tuvo acceso a los informes oficiales que, desde hace años, advirtieron sobre los riesgos medioambientales y sanitarios.

En la localidad de Máximo Paz Oeste se encuentra el único sector industrial del partido de Cañuelas que tiene autorización municipal para trabajar con productos químicos de alta complejidad. Sin embargo, una agrupación de vecinos de esa comunidad denuncia que “viven en un estado de emergencia ecológica”, y le atribuyen su situación ambiental a fábricas de ese polo que “no estarían cumpliendo con las medidas de seguridad correspondientes para garantizar la plena conservación de los recursos naturales”. Una de las hipótesis que refuerzan la sospecha se centra en el estado de salud de algunos vecinos: según un relevamiento de una unidad sanitaria del barrio, “el 80 por ciento de la población tiene problemas respiratorios producto de la contaminación” en esa zona.

“Alrededor del polo industrial viven 250 familias con problemas de polución debido a que en la zona existen diferentes fábricas que tiran sus desechos industriales en el ‘Arroyo Cañuelas’ (uno de los afluentes del Riachuelo) y no cumplen con el sistema de seguridad necesario para evitar contaminar el medio ambiente”, afirmó José Gaspero, médico comunitario de la unidad sanitaria Sagrado Corazón de Jesús, de esa localidad.

El año pasado, un grupo de profesionales de la salud encabezado por Gaspero realizó un informe en Máximo Paz Oeste, y el resultado fue que “el 80 por ciento de la población que se atiende en esa unidad sanitaria tiene problemas respiratorios, en la piel y en la vista producto de la contaminación que se registra en ese sector”, precisó a AUNO el médico.

El grupo de vecinos que se organizó para reclamar la situación en que vive apunta sus reclamos contra una fábrica de la firma Azyga Chemist SRL, que elabora y vende productos derivados del azufre. Denuncian que ésta “es la responsable directa de los problemas de salud que padece la población debido a las emanaciones tóxicas que produce” Historia de las denuncias“>.

Uno de los casos que ocurren en el barrio es el de Sonia Ledesma, que tiene una hija de 2 años con un problema de asma declarado a los 6 meses de vida, y por mes tiene tres recaídas de bronquiolitis. Los médicos de la unidad sanitaria donde trabaja Gaspero atribuyeron su enfermedad a la contaminación atmosférica que habría en la zona.

“Las emanaciones que produce la fábrica tienen olor a azufre, provocan sequedad y un sabor metálico en la boca, nariz y garganta. Esta situación agrava y aumenta los casos bronco-pulmonares en los habitantes de la zona”, afirmó Ramona Goméz, miembro de la agrupación de vecinos que mantiene la lucha contra la “contaminación ambiental” en esa localidad.

Según las denuncias presentadas en los Tribunales de Lomas de Zamora y a las que tuvo acceso este medio (ver La situación judicial), la firma Azyga Chemist SRL estuvo radicada en la localidad de Luis Guillón con el nombre de Azyder SA. En 2001 había solicitado permiso para instalarse en Máximo Paz, pero el entonces director de Medio Ambiente del partido de Cañuelas, José Luis Forquera, había “desaconsejado” la instalación de la planta.

Ese año, mediante un comunicado dirigido a la Secretaría de Política Ambiental bonaerense, el ex funcionario afirmó que el área que estaba a su cargo “no aconseja la instalación de esta planta con la tecnología propuesta en el lugar elegido por no adecuarse a las exigencias de seguridad medio ambientales dada la cercanía a zonas urbanas”. Sin embargo, la firma se instaló.

Gómez, la representante del grupo de vecinos, afirmó que “las autoridades municipales garantizan que las emanaciones de la industria son sólo ‘un vapor inocuo’, pero nosotros exigimos que las elimine por completo. No intentamos cerrar la planta ni privar de trabajo a nadie, sólo queremos que se respete nuestro derecho a respirar aire limpio y saludable”.

Una vez fuera de su cargo, el ex funcionario Forquera se acercó a los vecinos para colaborar con los reclamos. En diálogo con AUNO, el especialista en medio ambiente afirmó que “en el aire y agua de Máximo Paz Oeste se puede hallar material particulado (partículas que hay en el aire) como dióxido de azufre, trióxido de azufre, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno en altos valores”.

El 26 de junio de 2006, el grupo de vecinos elevó una denuncia a la Fiscalía Federal n°1 de Lomas de Zamora en la que solicitó su intervención en la situación medioambiental. A partir de entonces habrían comenzado con las pericias correspondientes. Pero, según Ramona Gómez, “actualmente la causa nº 1001 se mantiene archivada”.

AAF-AFD
AUNO-10-08-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>