Los tapabocas “peronchos” para usar en la cuarentena

En medio del aislamiento obligatorio, un negocio empezó a diseñar barbijos de impronta justicialista. AUNO habló con el dueño, que contó los detalles del diseño de este curioso insumo médico.

“Barbijos peronchos para la cuarentena” fue el tweet que se viralizó en las redes sociales y que llamó la atención de miles de personas. Su autor es un hombre dedicado a la sublimación que diseñó este curioso elemento médico, que combina las medidas de prevención ante el coronavirus y el escudo del histórico movimiento político.

Ricardo vive en la ciudad de Villa Bosch, en el partido de Tres de Febrero, y hace un año quedó desempleado. Se desempeñó en una fábrica metalúrgica durante 10 años, pero con la crisis económica de 2019 fue despedido. Sin embargo, aprovechó el mal momento para empezar a dedicarse de forma exclusiva a un viejo pasatiempo: la sublimación. Junto a su madre, montó un negocio de impresión de imágenes sobre distintos elementos: mochilas, tazas, llaveros, y -por supuesto- barbijos.

“Mi mamá se dedica a la costura, y yo trabajo la otra parte: me encargo de conseguir el material, el diseño, el corte, la plancha”, contó Ricardo. Respecto a la modalidad de venta, señaló: “Empecé a publicitar desde siempre con el Facebook, le sumé Instagram y ahora también
vendo por ahí”. Claro, jamás pensó que un barbijo le iba a dar tanta popularidad.

Cómo se creó el tapaboca peronista

El negocio siempre sublimó barbijos, pero con la cuarentena aumentaron los pedidos de forma exponencial. Ahora, ¿de dónde salió la idea de insertar el escudo del Partido Justicialista en la boca de una persona?

“Estos barbijos peronistas me los pidieron desde la agrupación La Néstor Kirchner. Yo ya les hacía gorritos, llaveros y les donaba tazas, porque ellos trabajan en los comedores de los barrios pobres. Obviamente, también les doné barbijos”, relató a AUNO.

Los barbijos con motivos “peronchos” cuestan 150 pesos y él mismo realiza las entregas. Desde que subió la foto en la cuenta de Instagram, empezaron a subir los pedidos y el boca a boca llegó a otras zonas. Así lo verificó él mismo con un pedido: “Fui a Palomar y le pregunté a la cliente quién le había recomendado y me dijeron que había sido desde una unidad básica de Caseros. Parece que se fueron pasando la foto”.

Ver esta publicación en Instagram

🇦🇷🇦🇷🇦🇷✌🏻✌🏻

Una publicación compartida de productos sublimados (@jrsublimado_jr) el

La venta en tiempo de cuarentena

“Yo por suerte tengo bastantes clientes, pero con la cuarentena se paró un poco. Tenía stock de telas y con el cierre de los textiles ya no puedo comprar”, se lamentó. Claro, justo en la cresta de la ola, el aislamiento dificulta la producción y los envíos a larga distancia.

Es que llegaron pedidos desde Rosario, Córdoba y Tucumán, pero la imposibilidad de movilizarse en las provincias recorta las ventas. Aún así, no se hace mucho problema.

“También vendo diseños con escudos, mandalas, y van a la par de los peronistas. Además, aunque me pidieran 900 barbijos a la vez no los podría producir”, detalló. Por ejemplo, apenas se decretó la cuarentena obligatoria, lanzó al mercado tazas con la figura del presidente, Alberto Fernández, pero caraturizado en un modelo “Simpson” y la leyenda: “Si salís de
casa, hay tabla”.

“De la casa al trabajo y del trabajo a la casa” fue la frase que popularizó Juan Domingo Perón durante su presidencia. Quien hubiera dicho que 70 años después se le iba a agregar el barbijo justicialista.

Ver esta publicación en Instagram

Seguimos entregando Tazas Jarros térmicos #QuedateEnTuCasa

Una publicación compartida de productos sublimados (@jrsublimado_jr) el

AUNO-20-4-20
RÑ-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>