Los cambios en la educación primaria

A partir de 2015, se calificará a los estudiantes a partir del 4 y podrán pasar de año aunque adeuden dos materias. La oposición critica la medida oficial, en tanto que Baradel, titular de SUTEBA, sugirió que es preciso abrir otro debate.

Juan Relmucao

Lomas de Zamora, septiembre 12 (AUNO).- A partir de 2015 los alumnos de escuelas primarias de la provincia de Buenos Aires serán calificados a partir de 4 y podrán pasar de año aunque adeuden dos materias. Estas y otras modificaciones, previstas por la resolución 1057/24 de la Dirección General de Cultura de Educación (DGCE) bonaerense, desataron una polémica en torno a la calidad educativa y al propósito de los cambios impulsados por la cartera que dirige Nora de Lucía.

Después de que el arco opositor al gobierno de Daniel Scioli criticara el nuevo Régimen Académico por considerarlo negativo para la formación de los niños de la provincia y de que algunos medios anunciaran “el fin de los aplazos”, el ejecutivo bonaerense desmintió la eliminación de esa instancia y explicó algunos puntos de la reforma.

“Es mentira que no hay más aplazos, si tenés menos de 7 estás aplazado”, aclaró hoy De Lucía, quien también aseguró que se exigirán “los mismos rendimientos” que antes de los cambios en el nomenclador. “Si un chico falló en una materia pero fue excelente en las demás, no tenemos que hacerlo repetir sino que puede pasar, pero sin promoción”, indicó, acerca de la oportunidad que tendrán los estudiantes de pasar de grado con dos materias previas.

En la misma línea, el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, sostuvo que la reforma “trata de darle a los chicos más tiempo y más oportunidades para que puedan aprender”. Otro de los que defendió las modificaciones fue Scioli, que afirmó que “apuntan a mejorar la calidad educativa y bajar los niveles de deserción”.

Por su parte, el titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, opinó que “es positivo que se den mayores herramientas a los chicos para que puedan aprender más”.

No obstante, subrayó que “el tema no es discutir la evaluación sino cuáles son las variables educativas que pueden mejorar el sistema”, consideró que “se tendría que haber debatido más con los docentes porque la educación en la provincia de Buenos Aires está en una situación crítica” y manifestó su “bronca” ante quienes “toman en clave electoral un tema tan complejo como la educación”.

Esta defensa vino luego de que distintos referentes políticos opositores criticaran los cambios: “Me cuesta creer que con un esquema en el cual todos van a aprobar estemos dando más posibilidades de futuro”, había dicho el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri; mientras que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, sostuvo que el nuevo régimen de las escuelas “les hace daño a los chicos, pero también a los docentes, que forman en conocimiento y valores y preparan a los niños para el futuro”.

La polémica se suscita a un año de las elecciones generales y luego de las huelgas convocadas por los gremios de educadores tras el receso de invierno. En esa oportunidad, la discusión se había centrado, además de en el pedido de aumento salarial, en las condiciones edilicias de las escuelas y las dificultades que atravesaban aquellas instituciones que también funcionaban como comedores.

AUNO-12-09-2014
JJR-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>