Lanús consiguió un milagro en el Morumbí y avanza en la Copa Sudamericana

Orsini convirtió en tiempo de descuento el gol que necesitaba para superar la serie contra San Pablo y avanzar a los octavos de final de la Sudamericana, donde se enfrentará al Bolívar.

Lanús logró una clasificación histórica en Brasil. Pese a perder 4-3 con San Pablo, la mayor cantidad de goles como visitante luego del triunfo por 3-2 en la ida, le sirvió para avanzar a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Allí lo espera Bolívar de Bolivia. Nicolás Orsini con su gol en el tercer minuto de descuento fue el héroe en un partido de locos que el conjunto del Sur del GBA parecía tener controlado y que en los últimos instantes parecía escurrírsele de las manos.

Luego de la ajustada y agónica victoria en el duelo de ida disputado en La Fortaleza de Guidi y Cabrero, el equipo dirigido por Luis Zubeldía buscaba la clasificación en territorio paulista a sabiendas de que la escasa diferencia obtenida le daba poco margen al visitante para permanecer tranquilo a lo largo del encuentro.

Sin cambiar su postura, Lanús demostró que es capaz de jugar de manera similar tanto de visitante como de local. Con un mediocampo juvenil y dinámico -Facundo Pérez resultó vital con su poder de recuperación- presionó en campo rival para recuperar la pelota y alimentar con juego directo a sus delanteros.

Así fue como a los 16 minutos, tras un rechazo fallido hacia el medio de Tsé Tsé, Pedro de la Vega mostró su oportunismo y remató desde más de 30 metros para vencer a un Tiago Volpi confundido por la trayectoria del balón.

Lanús, con la ventaja obtenida, intentó mantener la posesión del balón. Sin embargo, el dueño de casa se encontró con el empate tras un córner ejecutado por el lateral Reinaldo para la entrada a la carrera de Dani Alves, quien de cabeza anotó su primer gol frente a un equipo argentino en su dilatada carrera.

La visita no se amilanó y continuó con su estilo agresivo. Buscó primero con otro remate de larga distancia del pibe De la Vega que pasó cerca del primer palo del arquero Volpi, quien más tarde se lució para desviar un cabezazo de Guillermo Burdisso.

Antes del cierre de la primera etapa, llegó una nueva alegría para el ‘Granate’. Tras errores en la defensa por parte de Diego Costa y Bruno Alves, Leonel Di Plácido se internó en el área, envió un centro para la llegada libre del juvenil Brian Aguirre, que tuvo un inolvidable debut en la red para establecer el 2-1 parcial.

El segundo tiempo mostró la mejor versión del San Pablo en ataque. Aprovechando las subidas de sus laterales, fundamentalmente la banda izquierda de Reinaldo e Igor Gomes, el conjunto paulista comenzó a lastimar más a un Lanús que poco a poco retrocedía para aprovechar los contraataques.

Primero avisó el delantero Luciano con un cabezazo de pique al suelo que pasó muy cerca del arco protegido por Lautaro Morales. Más tarde, un tiro libre ejecutado por el ingresado Pablo se estrelló en el palo. Allí fue cuando Dani Alves cobró mayor protagonismo: en el minuto 17 de la etapa complementaria, el ex compañero de Lionel Messi envió un pase profundo para la corrida de Pablo, que esta vez no perdonó.

A partir de ese momento, el local sacó a relucir toda su artillería, pero Lautaro Morales mostró por qué se ganó la confianza de Zubeldía.

Quedaba poco tiempo y con el empate Lanús pasaba a la siguiente instancia. Sin embargo, las emociones estaban al caer. Un centro desde la izquierda de Gabriel Sara con mucho efecto se encontró con el despeje errático de Nicolás Thaller que se metió en el arco granate y puso al San Pablo al frente del marcador con un 3-2 que parecía conducir a los penales.

Pero Dani Alves volvió a aparecer en escena. Un centro, esta vez desde la derecha, fue aprovechado por Gabriel Sara, que apareció desde la izquierda y sin marcas para vencer a un Morales que no pudo hacer demasiado.

Todo parecía terminado. Zubeldía había enviado a la cancha a Lautaro Acosta, Facundo Quignón y Nicolás Orsini para brindarle experiencia al equipo. Y los cambios le dieron resultado: balón al área enviado por Quignón, recibió José Sand de espalda, aguantó y buscó a Acosta para que el 7 granate enviara un pase al punto penal para un Orsini que definió contra el segundo palo para desatar toda la alegría del equipo visitante.

Con este resultado, Lanús se clasificó para los octavos de final de la Copa Sudamericana, instancia en la que se medirá con el Bolívar, vencedor de su llave frente al Audax Italiano (había perdido 2-1 en la ida, mientras que en la vuelta ganó 3-0).

Por Joaquín Talmón
MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>