La Justicia falló a favor de los vecinos de Gerli

Tras el reclamo de vecinos y feriantes, la Justicia dio lugar a la cautelar que presentaron para suspender la construcción de un destacamento de la Policía Federal. Ahora esperan ser recibidos por el intendente Néstor Grindetti y que se desmantele la obra que comenzó hace varias semanas.

María Miranda

Lomas de Zamora, enero 17 (AUNO) – La Justicia dio curso a la cautelar que los vecinos y feriantes de la localidad de Gerli solicitaron para frenar la construcción de un destacamento de la Policía Federal debajo del Puente Manuel Quindimil (ex Arenas). Los vecinos marcharon para advertir sobre el peligro que significa hacer una obra en ese espacio ya que un gasoducto de alta presión corre por debajo, y un poliducto de YPF que se encuentra a pocos metros.

Según se informó a AUNO, la resolución judicial hace lugar “parcialmente a la medida cautelar interpuesta ordenando la suspensión de la obra: Construcción del Edificio para el funcionamiento de la Policía Federal – Bajo Puente Arena y cualquier otra actividad dirigida a emplazar una edificación en el lugar hasta tanto la empresa YPF y Metrogas otorgue formal autorización respecto de su viabilidad sin riesgos y personas”.

En este sentido, la norma vigente del Ente Nacional Regulador de Gas (Enargas) establece que todas las líneas de transmisión y distribución deben “permitir el fácil acceso al área de trabajo en la superficie, tanto en condiciones normales, como de emergencia; esta área debe estar libre de árboles e instalaciones o estructuras fijas superficiales”.

Además señala que “la instalación debe permitir que el operador gestione y opere la línea de forma de preservar la seguridad pública y el medio ambiente; y las líneas deben instalarse alejadas de toda fuente de calor o aisladas térmicamente, de modo de impedir que dicha fuente perjudique su integridad mecánica”.

alt_text

La polémica obra contempla la construcción de un destacamento de la Policía Federal de 200 metros de largo, de un playón de estacionamiento para los vehículos policiales, de oficinas de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ex-RENAR) y de una plaza seca.

Los vecinos reclaman que se construya el predio en ese sitio porque pone en riesgo la vida de los vecinos y transeúntes; y piden que la feria vuelva a ocupar su lugar debajo del puente, donde funcionaba desde hace 25 años, luego de ser desplazada de allí por orden del intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

“La lucha en el terreno jurídico no ha terminado, seguiremos atendiendo el curso de la medida cautelar hasta lograr que la orden sea firme y se desmantele lo construido y sea liberado nuestro espacio público”, enfatizó Guillermo De Vasconcelos, uno de los vecinos que encabeza el reclamo.

La feria

Para los feriantes, dentro de la obra, le correspondía un lugar de 70 metros, lo cual era insuficiente para los más de 120 puestos.

En las últimas semanas el intendente Grindetti adelantó que la feria sería reubicada en un lugar techado pero los feriantes desmienten esas versiones.

Ante esta situación, el delegado de la feria Juan Raffone señaló que al ser desplazados de su lugar de trabajo “las ventas bajaron un 80 por ciento y muchos feriantes se tuvieron que ir a otras ferias porque no podían trabajar”.

“En noviembre nos sacaron de debajo del puente, nos echaron como perro y nos mandaron a las vías. De 120 puestos que éramos, quedamos 60”, relató.

Tras el avance en la Justicia, los feriantes y vecinos de Gerli esperan ser recibidos por el intendente lanusense para coordinar una obra en conjunto que “sea funcional para los vecinos”.

AUNO-17-01-17
MM-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>