La denuncia de los vecinos contra una química

Azyga Chemist SRL es una de las industrias químicas en las que recae el mayor número de denuncias realizadas por los vecinos de la Asamblea Defensora del Medio – Ambiente Máximo Paz (ADEMA), debido a los gases de dióxido de azufre y oxido de nitrógeno que arroja por una chimenea “sin tomar las medidas de […]

Azyga Chemist SRL es una de las industrias químicas en las que recae el mayor número de denuncias realizadas por los vecinos de la Asamblea Defensora del Medio – Ambiente Máximo Paz (ADEMA), debido a los gases de dióxido de azufre y oxido de nitrógeno que arroja por una chimenea “sin tomar las medidas de seguridad correspondientes”, lo que produce en la población casos de irritación ocular, edemas pulmonares, asma y espasmos.

“Son gente complicada.” Esta fue una de las respuestas que le habría dado un funcionario del Ejecutivo municipal a los miembros de ADEMA, cuando plantearon sus reclamos contra el funcionamiento de la empresa Azyga Chemist SRL, que se encuentra en estado de clausura preventiva por la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar).

Las denuncias de los vecinos por la presunta contaminación ambiental que produce esta empresa fueron tomadas por el municipio y por las autoridades a cargo del saneamiento de la Cuenca del Río Matanza -Riachuelo, quienes la clausuraron de forma preventiva el 25 de marzo pasado.

Sin embargo, ADEMA hace dos semanas registró que la planta está en funcionamiento, aunque fuentes del Ejecutivo comunal lo negaron a esta agencia.

“La Municipalidad nos mandó con el inspector Pablo Boiero y dos patrulleros el 30 de abril para registrar si la fabrica estaba funcionando y de ser así clausurarla —explicó Mónica Baguear—, pero los de la empresa arreglaron que en dos días presentarían la documentación.”

Los argumentos que plantean los vecinos sobre por qué el municipio no actúa contra las empresas que estarían violando el estado de clausura, son que “las autoridades locales tienen miedo de pasar por encima del poder la Cuenca del Río Matanza-Riachuelo”.

La resolución 131 de Acumar exigió que la industria realice un análisis de emisión de gases mensualmente a cargo de la Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible y puntualmente clausuró a Azyga Chemist porque no contaba con los equipos necesarios para realizar un monitoreo continuo de la emisión de gases.

“Hay una desarticulación entre la gestión comunal y las autoridades de Acumar, porque la Municipalidad tiene miedo de pasar por encima del poder de la autoridad de la cuenca y comerse el juicio de una empresa”, denunció la presidenta de ADEMA, Lucia Soria.

Volver a la nota principal

AAF-AFD
AUNO-16-05-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>