La cobertura periodística de aquellos días

Por aquellos días de profunda crisis social, en las calles del conurbano bonaerense se percibía un ambiente de desesperación y miedo. AUNO dio testimonio de algunos de los hechos que sacudieron la jornada.

En diferentes lugares del conurbano bonaerense se produjeron saqueos y la entrega de alimentos a las personas que se agrupaban en la puerta de distintos supermercados para pedirlos. Ante estos hechos, hubo gran cantidad de detenidos, heridos y diez muertos en la región, que fueron parte de los 34 en todo el país.

Una de las personas resultó muerta cuando el dueño de un minimercado chino ubicado en Murature y Ejercito de los Andes, al resistirse a que su comercio fuera desmantelado, apuñaló a una de las personas que trataba de ingresar por la fuerza en su local, y le ocasionó la muerte.

Los saqueos se produjeron en la zona de Villa Fiorito, San José Monte Chingolo y San Francisco Solano, entre otras tantas zonas.

El local que la firma Eki posee Fiorito, a la altura de Murature al 2000, fue saqueado por un grupo de 300 personas que ingresó cerca de las 13.30 para llevarse la mercadería.

Otro centro de saqueo se dio en las cercanías de Pasco y Salta, lo que produjo que los comerciantes de la zona cerraran sus locales en forma preventiva, ante la presencia de más de 300 personas que se dedicaron a saquear los mercados de la zona.

Uno de los supermercados asaltados fue Honey, que se encuentra ubicado en Pasco y Jujuy, y otro más situado en Paso y Asemedo.

Según el relato de los comerciantes del lugar, la policía se dedicó a controlar que no haya más desmanes pero no detuvo a ninguna de las personas que se encontraban en esos predios porque había una orden de “no reprimir” y se indicó que entre la gente había madres con chicos.

En tanto el dueño del Supermercado Family, sito en Recondo al 400, también de Fiorito, se enfrentó a los tiros con los activistas que querían ingresar al lugar, situación que se produjo hasta que llegaron efectivos de la policía.

En tanto, en la zona céntrica del distrito lomense, durante mediodia, los comercios decidieron cerrar las puertas de sus locales en forma preventiva, al igual que la filial del supermercado Norte.

Donde se entregó alimentos para evitar conflictos con la gente que se había agrupado frente a su local fue la sucursal de Disco, que luego de negociar con los representantes de los manifestantes les entregó mercaderías.

También se produjeron incidente en el supermercado Coto de Lanús, ubicado en el predio de Warnes y Rivadavia, con un grupo de personas que intentó ingresar al local por la fuerza. Pero debido al dispositivo policial, no pudieron ingresar al lugar, lo que motivó que la gente se dirigiera a un local de electrodoméstico, ubicado en José María y Rivadavia, y lo saquearon.

Ante esta situación, agentes policiales detuvieron cerca de diez personas que habían roto los vidrios del local y se retiraron del lugar con artículos del comercio.

El titular de la comisaria primera, Jorge Martínez, había asegurado que “no hubo saqueos” en los negocios del centro lomense, sino que hubo “personas reclamando la entrega solidaria de alimentos”, principalmente en los mercados de la zona.

No obstante, los comerciantes se encontraban preocupados y cerraban sus negocios con cortinas metálicas a medio cerrar.

Un empleado de una conocida cadena de disquerías, ubicada en la calle Laprida y Boedo abogaba por que ésta situación se revierta ya que era “muy perjudicial para las ventas, sobretodo en la época de navidad”, según habían comentado a AUNO.

En tanto que supermercadistas de la zona Sur del Gran Buenos Aires advertían que la gente ya no salía de compras por miedo a ser victima de robos.

La dueña de un supermercado de Banfield denunciaba la “falta de responsabilidad” del gobierno y pronosticaba que “si todo esto sigue así se va a terminar como (Raúl) Alfonsín”.

También comento que desde que se adoptó la bancarización forzada de la población “lo único que se ven son patacones” y agregó que si bien todavía las ventas o subieron a pesar de las fiestas” la esperanza es lo único que no se pierde”.

En la misma línea agregó que “pareciera que la plata se evaporó” y también había denunciado que denunció que en el Mercado Central de Buenos aires no aceptan patacones”.

Un comerciante de un supermercado de Adrogué, La Manzana, había comentado a esta agencia que “con lo que se vende no vale la pena poner en riesgo la vida de los empleados”.

  • Trabajo de archivo: Eva Fernández

Volver a la nota principal

BC-NRA-CGL-CB-CAS-EV-AFD
AUNO-20-12-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>