Cómo impacta la inflación en Lomas de Zamora

Organizaciones sociales señalan que más chicos recurren a merenderos. La pobreza en el Conurbano es del 42 por ciento.

Organizaciones sociales de Lomas de Zamora expresaron preocupación por el aumento de la inflación y la pobreza, que alcanza a uno de cada dos niños en la Argentina, según el último informe del INDEC, y alertaron que en los últimos cuatro años hubo un aumento sostenido de la cantidad de familias que asisten a comedores y merenderos en el municipio.

Según referentes barriales consultados por Agencia AUNO, la principal problemática es el acceso a los alimentos, que tuvieron un incremento del 7,4% agosto, acorde al INDEC, y del 9,2% en septiembre, para el Instituto Estadístico de los Trabajadores de la UMET.

Además, los datos del primer semestre de este año recopilados por el ente de estadísticas del gobierno arrojaron que en el Conurbano Bonaerense cinco de cada diez niños pertenecen a hogares pobres, mientras que el índice de pobreza alcanzó un 42% (cinco puntos más alto que el nacional) y el de indigencia un 11,9%, (de 8,8% a nivel país).

La coordinadora del centro de día Chicos del Sur, Estela Rojas, describió que en los últimos meses hubo un “aumento desproporcionado” en el precio de los alimentos y que desde 2018 viene en aumento la cantidad de familias de Fiorito que necesitan la asistencia del centro para alimentarse.

Desde el partido político Libres del Sur en Lomas de Zamora, la referente Gabriela Torres contó que “los barrios están cayendo por debajo de la línea de pobreza”, por lo que impulsaron una campaña de junta de firmas para pedir que se congelen los precios de tarifas y alimentos.

Por su parte, el fundador de la organización Che Pibe, Sergio Val, subrayó la necesidad de garantizar el acceso a los alimentos, ya que “la ayuda (del Estado) va a un ritmo que no acompaña al de la inflación”.

Actividad para niñes de Chicos del Sur, en Lomas de Zamora.

“Los chicos no tienen para la cena”

El centro de día Chicos del Sur, ubicado en el barrio de Fiorito en Lomas de Zamora, recibe niños desde los tres años y adolescentes de hasta 18 años que concurren en contraturno de la escuela, proveen asistencia de bolsones de alimentos y brindan espacios de formación y talleres.

Según la coordinadora de la organización comunitaria, Estela Rojas, la principal problemática social del barrio es la dificultad de acceso a los alimentos por un “aumento desproporcionado” de los precios, profundizado por la pandemia, razón por la que implementaron la entrega de bolsones de mercadería y aumentaron la demanda al Fondo del Ministerio de Desarrollo.

“Hace años que los chicos no nos decían que no habían comido anoche”, sostuvo Rojas, y contó que desde el año 2018 experimentan un incremento de las familias que necesitan de la asistencia de alimentos del centro para poder comer.

Che Pibe trabaja por la protección de los derechos de las infancias, juventudes y adolescencias.

“Las familias ‘pobres’ hoy son indigentes”

El partido político Libres del Sur consiguió casi 2 millones de firmas a lo largo del país, de las que 700 mil corresponden a bonaerenses, para pedir que el Congreso de la Nación apruebe un proyecto de Ley que contemple el congelamiento de los precios de productos de la canasta básica y tarifas de luz y gas.

Gabriela Torres, referente de Libres del Sur en Lomas de Zamora, explicó a AUNO que la campaña nació a partir de la “irregularidad” del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y señaló que el movimiento ya había alertado “del déficit y la inflación que nos perjudicaría a los sectores populares”.

“Los barrios están cayendo por debajo de la línea de pobreza, las familias que hace unos meses se las llamaba ‘pobres’, hoy ya están en la indigencia”, afirmó Torres y agregó que esto se evidencia en los espacios de ayuda comunitaria del distrito, ya que desde la agrupación observan un “aumento de personas que buscan sus viandas en los merenderos y comedores”.

Además, describió que el apoyo desde el Estado no es suficiente para hacer frente a la “crisis económica” y opinó que la “única herramienta (disponible) es la solidaridad de todo vecino y compañero organizado”.

Alimentación “carente de nutrientes”

La organización comunitaria Che Pibe de Fiorito, Lomas de Zamora, trabaja por la protección de los derechos de los niños, adolescentes y jóvenes a partir de las actividades que desarrollan en distintos proyectos, como escuela materna infantil “Che Bebé”, la “Casa de les Niñ@s”, “Che Pib@” y la “Casa del joven”, entre otros.

El fundador de la organización, Sergio Val, en comunicación con AUNO, aseguró que el aumento de los precios implicó un obstáculo para la compra de comida para las familias del barrio de Fiorito y advirtió que, si bien Che Pibe colabora,  “la ayuda va a un ritmo que no acompaña al de la inflación”, por lo que acceden a alimentos que “engordan” y son “carentes de nutrientes”.

“La pandemia puso al desnudo la crisis económica y el Gobierno la sigue exacerbando”, sostuvo el referente de Che Pibe, y agregó que para resolver las problemáticas de la niñez es necesaria la “soberanía como eje”, que la “producción de alimentos llegue a la gente” y trabajar sobre la concentración de la distribución en unas pocas cadenas de supermercados.

AUNO-12-10-22

CP/RM

Dejar una respuesta