Hallan muerta en su casa a la mujer que era buscada desde el viernes

La encontró la policía en el pozo ciego, al allanar su casa, cuatro días después de la denuncia. El marido, está prófugo: dejó al bebé de ambos solo en la cuna.

Pablo Tallón

Lomas de Zamora, julio 23 (AUNO).- Susana Beatriz Leiva, la mujer que era buscada por su familia desde el viernes, fue encontrada muerta en el pozo ciego de su casa, en Temperley, y su marido, principal sospechoso por el crimen, fue detenido por la policía.

Los familiares de la mujer asesinada acusaron al fiscal y a la policía, que recién hoy allanaron la casa familiar, cinco días después de la desaparición de la mujer y cuatro días de que fuera formulada la denuncia.

Susana, quien trabajaba como empleada doméstica, tenía un hijo de un año y medio y mantenía habituales peleas con su esposo, quien, según los familiares de la mujer “era muy celoso y tenía antecedentes de violencia”.

El esposo, identificado como Alberto Ponce, quien trabaja como encargado en un edificio, desapareció hoy de su casa y dejó a su bebé solo, en la cuna, según contó su madre a la prensa. Luego fue detenido.

Leiva desapareció el viernes pasado, cuando se suponía que había salido para su trabajo, en una casa de familia del barrio porteño de Recoleta, donde realiza tareas domésticas y adonde nunca llegó.

“Cuando habían pasado algunas horas de su horario de entrada, mi hija la llamó al celular, pero atendió la pareja y le dijo que Susana había salido para trabajar y que había dejado el teléfono en la casa”, contó a AUNO su empleadora, María del Carmen Popslawski.

En ese contacto telefónico, el hombre, que es encargado de un edificio en Capital Federal, dijo que “él no había ido a trabajar y que se quedó a cargo de los hijos”.

Por la noche del viernes, Popslawski se contactó con la hermana de Susana para saber si le había sucedido algo, pero se enteró de que los familiares estaban igual de preocupados.

A pesar de que, según la Red Solidaria, “ninguna ley dice que debe esperarse 24 o 48 horas”, recién “el sábado la familia realizó la denuncia ante la comisaría y la fiscalía, ya que el día de la desaparición no se la quisieron tomar”, apuntó la mujer.

Finalmente, la denuncia fue radicada en la comisaría 3º de Temperley y en la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) 3 de Lomas de Zamora. Los familiares recorrieron los hospitales de la zona y aguardaron los resultados de un informe solicitado a la Justicia para saber los últimos movimientos que registra la tarjeta SUBE de la mujer desaparecida.

PT-AFD-ev
AUNO-24-07-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>