Fuertes peleas en el Concejo de Lomas con la mira en 2007

La negativa del intendente Jorge Rossi a aplicar la suspensión del aumento de tasas fue el puntapié inicial para una serie de cambios en el armado político dentro del Concejo Deliberante. Con nuevas fuerzas, el PJ logró aglutinar a ediles propios y ajenos para oponerse al Frente para la Victoria.

El justicialismo vuelve a las fuentes. A pesar de que hace poco tiempo parecía que el PJ lomense se desbandaba, ahora la situación ya no es tan discordante entre los duhaldistas, que de vez en cuando se muestran kirchneristas.

Hace un par de meses, los concejales del bloque oficialista (que responde al intendente Jorge Rossi) argumentaban que sentían la necesidad de “apoyar una nueva política de Estado, que cubra las necesidades inmediatas de la gente”, como lo afirmó el concejal ex PJ, Franco Forciniti, al momento alejarse del oficialismo.

Pero no sólo Forciniti decidió tomar distancia de la política rossista y reproducir el discurso presidencial, también lo pensó de esa manera la edil Mariel Sánchez (ex PJ), que lo siguió para conformar juntos el bloque independiente Consolidación Peronista.

Por otra parte, quienes también consideraron que su partido ya no los representaba, fueron Víctor Guzmán, Sandra Bartalini y Mabel Godoy, los tres concejales del ARI que pasaron a conformar el bloque Fuerza militante.

La decisión de alejase del ARI fue tomada en los mismos días que Forciniti, justo cuando el kirchnerismo nacional parecía no tener oposición, en el momento en que el Presidente lograba que todos los intendentes del conurbano desistiran de aumentar las tasas municipales.

Pero desde la aparición del ex ministro de Economía Roberto Lavagna en la maratón política, la oposición del kirchnerismo volvió entrar en calor. El partido pasó a ser un ente posible de doblegar. Ahora se piensa en una oposición, aunque más no sea resultante de la sumatoria de todo lo no oficial, que enfrente a ese poderoso que intenta imponerse.

Este panorama político nacional también tiene sus correlato en el Concejo lomense, donde el intendente Rossi ya no responde al pie de la letra a las recetas presidenciales y decidió no cumplir con la ordenanza que suspende el aumento de las tasas municipales.

Esto lo hace con el apoyo de su bloque, avalado por una oposición integrada por la derecha y un sector indeciso, conformado por los ex PJ y ex ARI que, según se comenta en el recinto, reciben el apoyo de la diputada ex duhaldista y ahora kirchnerista Marcela Bianchi, que está cada día más cerca de Rossi y de su posible candidatura para ocupar su lugar.

Es así como el bloque kirchnerista local da manotazos de ahogado para volver a emerger en un mar que hace dos semanas parecía tragárselo con su destitución de la Presidencia del Deliberante.

En tal destitución, en la que Javier Ruiz y Claudio Morell debieron armar sus valijas para bajar a las bancas, sólo quedó como representante del FpV en la vicepresidencia del cuerpo, Marita Velázquez.

Este resquebrajamiento comenzó a gestarse cuando la edil hizo ruido con su ausencia al momento de votarse la derogación definitiva del aumento de las tasas municipales, cuando sólo le faltaba un voto a la oposición municipal para concretar el gran estirón de un kirchnerismo que busca asegurar su espacio en la Intendencia en 2007.

Pero volviendo a los manotazos de ahogado, nos encontramos con un FpV que hace casi una semana logró, por unanimidad, que se apruebe un proyecto en el que se le pide al intendente Rossi que explique formalmente los motivos por los cuales omitió su decreto de suspensión.

El FpV logró que a Rossi su propio sector le exigiera rendición de cuentas, el mismo grupo que hace unos días lo respaldó para devolver a la presidencia del bloque a ediles de su afinidad como Santiago Carasatorre (presidente), Franco Forciniti (vicepresidente segundo) y María Elena Velázquez (vicepresidenta).

De esta manera, el bloque oficial quedó conformado por siete concejales: Carasatorre; Luis Ajmechet; Julio Massara; Norma Gómez; Norma Leiva; Claudia Aranda y Teresa Marchi.

El Frente para la Victoria, quedó integrado por Javier Ruiz (titular del bloque), Claudio Morell, Omar Galdurralde, María Victoria Lorences, Claudio Maiello, Alberto Fernández y María Elena “Marita” Velásquez.

Por su parte, la bancada de Consolidación Peronista está integrada por Franco Forciniti (titular del bloque) y Mariel Sánchez; Fuerza Militante,Víctor Guzmán (presidente del bloque), Mabel Godoy y Sandra Bartalini.

Mientras que el Movimiento Vecinal de Temperley está representado por Jorge Ferreira (ex PJ); Compromiso Para el Cambio, por Carlos “Tito” Florentino; Recrear, por Ricardo Matiuzzi; y FrePoBo, por Ernesto Asaad.

aml-hrc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>