Frente a la crisis, el pueblo se organizaba

Durante el mandato de De la Rúa, el pueblo se movilizó para recibir un subsidio con que afrontar la crisis. La iniciativa fue del Frenapo, de la CTA. Aún no tuvo una respuesta.

Se cumplieron seis años de los hechos políticos, económicos y sociales que conllevaron a la caída de Fernando de la Rúa. Por entonces, el país vivía una profunda crisis de la que era víctima más de la mitad de la población. Poco antes del fin del gobierno de la Alianza, miembros del Frente Nacional contra la Pobreza (Frenapo) de la CTA reclamaban un seguro de 380 pesos para dejar de sobrevivir realizaron una consulta popular en donde tuvieron el apoyo de casi dos millones de personas.

La iniciativa que llevaron a cabo centenas de militantes de la CTA fue realizar una consulta popular en favor de un seguro de desempleo de 380 pesos mensuales para jefes y jefas de hogar desocupados, que constaba con una asignación de 60 pesos universales por cada hijo menor de 18 años y 151 pesos para los mayores sin ningún tipo de cobertura.

El proyecto fue llevado a cabo en todo el país. En la zona sur del Gran Buenos Aires, como Almirante Brown, Esteban Echeverria, Lomas de Zamora, Lanús, Ezeiza, también se instalaron mesas para poder votar tanto a favor o en contra de la consulta. Se las ubicaron en facultades, estaciones de tren, plazas, hipermercados y otros lugares donde el tránsito es fluido.

Los datos que el Frenapo estimaba obtener eran por arriba del 10 por ciento del padrón electoral, por entonces de 35 millones de argentinos. En aquellos días, AUNO dio cuenta de los datos que se llevaban durante las últimas instancias de votación. Mientras esperaban superar los dos millones de votos, habían obtenido de un total de 20.674 urnas escrutadas se habían contabilizado más de un millón y medio de votos a favor del subsidio.

Este plebicito, que se realizó durante cuatro días, tenía el propósito de ser elevado al Congreso Nacional para que se aprobara la iniciativa del subsidio durante las sesiones de 2002, aunque la consulta no condicionaba ni obligaba a que se llegara a esa instancia.

Asimismo, en declaraciones a AUNO, en ese momento, Norberto Señor, el encargado local del Frenapo y titular del ATE lomense, señaló que había habido “agresiones” hacia algunos de los fiscales encargados de las mesas, y resaltó la “negativa” del hipermercado Jumbo de Llavallol, declarando que es de este modo que los grandes empresarios “atentan” contra los más pobres.

Por otra parte, Señor apuntó que con respecto al resultado se iba formar una “red de asociaciones populares” para decir “basta” a los ajustes que el gobierno promueve porque “empobrece a los trabajadores”.

  • Trabajo de archivo: Carla Perelló

Volver a la nota principal

CP-AFD
AUNO-20-12-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>