Exigen que se anule la construcción de una planta que almacenaría sustancias tóxicas

El pedido parte de vecinos de Ezeiza por la presunta instalación de una empresa que contendría sustancias tóxicas. A pocos metros hay cuatro instituciones educativas. Los habitantes del lugar criticaron que no fueron consultados y que no se hizo un estudio de impacto ambiental.

Vecinos y agrupaciones ambientalistas del distrito reclamaron por la anulación de la construcción de un depósito para la recepción, almacenamiento y despacho de soda cáustica y “otros químicos contaminantes” a pocas cuadras de cuatro escuelas, una parroquia y un merendero.

A mediados de 2009, la empresa “Don Pedro SRL” había puesto en marcha la construcción del Complejo Logística Ezeiza en un predio ubicado en los Altos de Tristán Suárez, en el municipio de Ezeiza.

Los vecinos del lugar y otras agrupaciones en defensa del medio ambiente se unieron para la luchar contra la instalación y llevaron adelante una serie de cortes en la ruta 205 para impedir que se pusieran en marcha las obras de construcción.

Tras los reiterados reclamos se había conseguido la suspensión de las obras. Sin embargo, el 17 de marzo pasado, según explicó a AUNO la representante de esa agrupación, Zulema Iriarte, el director provincial de Evaluación de Impacto Ambiental, Federico Jarsun, aprobó la disposición 1350/10 que, según el texto, “brinda la factibilidad de la concreción del complejo”.

El documento establece, además, que el “Centro Logística Ezeiza a cargo de la empresa ‘Don Pedro SRL’ (será) donde se llevará a cabo la recepción, almacenamiento y despacho de NAOH soda cáustica entre otros materiales químicos”.

“Esta disposición —se quejó Iriarte— está fundada en datos inciertos”, debido a que “no contempla las zonas urbanas existentes en las inmediaciones del predio: dice que se quiere construir un centro logístico en una zona ‘industrial’, pero es ‘residencial’”.

Además, denunció que “las autoridades del municipio no hicieron el estudio de impacto ambiental correspondiente ni le comunicaron a los vecinos de la construcción de este complejo”.

El predio donde se quiere construir este centro está a tres metros del jardín Nº 910, a siete de la escuela Nº 23 y a dos cuadras de la parroquia Maximiliano Kolbe y su merendero.

Es más, en el lateral izquierdo está la escuela de jornada completa Nº 3, además de la Media Agropecuaria Nº 1 del barrio San Javier. Datos que no están contemplados en la disposición provincial.

El problema no es el trabajo que el complejo genere, sino el producto que van a almacenar: “Nosotros no estamos en contra de que se generen fuentes de trabajo para la gente, nos preocupa nuestra calidad de vida”, concluyó la vecina.
Hasta el momento, la Municipalidad no dio una respuesta que satisfaga a los vecinos de los barrios damnificados, entre los que se cuentan Tristán Suárez, San Javier, Santa Marta y el country El Ombú.

En este sentido, Zulema Iriarte comentó que “el caso está en manos de un abogado que ya hizo las presentaciones correspondientes, pero hasta ahora no hubo ninguna respuesta”.

GAVQ-AFD
AUNO-30-04-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>