Ex combatientes de Lomas, a 25 años de Malvinas

La Comisión de Veteranos de Guerra de Lomas de Zamora fue una de las primeras de su tipo en el país. A 25 años del conflicto, su influencia en organizaciones similares sigue vigente. Avanza en un nuevo proyecto: un museo pedagógico.

No eligieron ser lo que son. Tenían pensado otro camino para cuando les dieran la baja en el servicio militar. Pero “a la Patria, esa vieja que nunca te dice nada, cuando te llama hay que obedecerle”, tal como explicó el presidente de la Comisión de Enlace de Veteranos de Guerra de Lomas de Zamora, Roberto Piccardi.
Fueron muchos los chicos de entre 18 y 20 años que lucharon en la Guerra de las Islas Malvinas, las cifras oficiales dicen que 649 dejaron allí sus vidas. Y muchos de los que volvieron comenzaron otra lucha: “Terminó la guerra pero empezó la guerra de la post-guerra, ésa que no se termina más porque siempre hay algo por qué luchar”, comentó Piccardi a Auno para contar las tareas que la comisión lleva a cabo.
La institución nació en 1984 y tuvo, en un principio, alcance nacional, debido a que no había centros en todos los municipios. Surgió del encuentro de ex combatientes de Lomas de Zamora que habían compartido el servicio militar.
El actual presidente de la Comisión recordó que “al principio conseguíamos pasajes gratis, viajábamos por el interior y dábamos charlas orientadoras para que los demás ex combatientes soluciones de sus problemas”.
El grupo se nutrió, poco a poco, de otros ex soldados así como también algunos miembros fundaron centros en los municipios donde ellos residían, como en Quilmes o Lanús.
Hoy por hoy, esos y otros centros de la zona sur respetan los límites geográficos y mantienen ciertos códigos para no superponer los trabajos.
Aún así, la Comisión de Veteranos de Guerra de Lomas de Zamora fue una de las primeras en forjarse y ha obtenido grandes logros: primero crearon una coordinación que luego se convirtió en Dirección municipal; a partir de allí, el grupo realizó seguimientos, censos y logró ampliar la cantidad de integrantes.
“Nuestra institución tiene una trayectoria que nos ha disparado internacionalmente. Fuimos los primeros que representamos a Argentina en un congreso internacional de veteranos de guerra en 1988, en Austria; también nos han recibido en Francia, Italia, Inglaterra y España”, explicó Piccardi.
Todos los logros, todas las conquistas que obtuvieron fueron con el esfuerzo de ellos mismos y a pulmón; de hecho, lograron que el Pami brinde su cobertura a todos los veteranos de guerra del país y que aquellos que sufrieron alguna discapacidad en combate recibieran una pensión.
Consiguieron, además, la eximición de impuestos y obtuvieron puestos de trabajo para los ex combatientes: “Hoy en día son 62 los porteros veteranos de guerra que trabajan en escuelas de Lomas de Zamora, algunos otros hacen tareas en la Municipalidad, en Pami y el IOMA”, ejemplificó Piccardi.
El proyecto que les quita el sueño por estos tiempos es el “museo pedagógico” que quieren construir en su sede social, ubicado en Garibaldi y Frias, Lomas de Zamora, que les donó hace unos años la comuna.
Allí quieren depositar los “trofeos de guerra” que muchos de ellos atesoran, mostrar los uniformes y equipos que usaron en el combate y desplegar láminas explicativas y mapas; es decir, recrear su versión de Malvinas tal como la vivieron.
“Va a ser el único museo estatal en el conurbano”, aseguró Picccardi, entusiasmado. Para concretarlo pidieron donaciones a las Fuerzas Armadas y a los políticos de la zona.
Este proyecto, al que el gobierno provincial le dio luz verde, tiene su origen en un programa anterior: “Malvinas, historia viva en las aulas”, que consta de charlas explicativas en escuelas de todo el municipio.
También forma parte de la postura de los veteranos de no contentarse con la manera en que la clase dirigente de los años posteriores a la guerra y la actual trataron y tratan el tema.
“Nosotros –resumió Piccardi– estamos orgullosos, somos vecinos ilustres, tenemos nuestra sede, nos juntamos, disfrutamos que estamos vivos y lo podemos cantar todavía.”
Si bien saben que no deberían haberse hecho cargo de la mochila que la historia les puso en los hombros, no reniegan de ella: “Atender a los veteranos no debería haber sido nuestra responsabilidad, si no de los gobernantes que de alguna u otra manera hicieron la vista gorda al tema Malvinas”.

AMB-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>