El pibe de los once millones

La venta de Eduardo Salvio al Atlético de Madrid es la transferencia más importante en la historia del club. El mediocampista anticipó que aprovechará esta posibilidad para ganarse un lugar en la Selección argentina con miras al Mundial de Sudáfrica. “Quiero demostrar en Europa todo lo que crecí. Sé que tengo condiciones como para romperla en España”, aseguró.

Matías Quercia

Lanús cerró en este verano la transferencia más importante del mercado de pases en el fútbol argentino al vender a su estrella más cotizada, el mediocampista Eduardo Salvio, al Atlético Madrid de España por una suma cercana a los once millones de dólares.

De esta forma, la operación se convirtió en la venta más importante de un jugador realizada por el club de la zona Sur del Conurbano bonaerense en toda su historia.

El “Toto” aseguró vivir “un momento único” en su carrera, que recién empieza a desandar, ya que ahora podrá codearse con las figuras del fútbol mundial que brillan en Europa.

“Es hacer realidad el sueño que todos los futbolistas que comienzan de abajo desean conseguir”, apuntó el hábil volante en diálogo con AUNO, horas antes de viajar a Madrid para finiquitar allí los detalles de su incorporación al equipo “Colchonero”.

“Estoy con muchas ganas de demostrar en Europa todo el potencial que me vieron en Lanús, un club que me dio todo y al que le debo esta posibilidad. Es algo increíble lo que estoy viviendo. Sé que tengo condiciones como para romperla en el Atlético”, se entusiasmo.

Salvio se va del conjunto granate para sumarse a las filas de un plantel donde militan, entre otros, Sergio Agüero y el uruguayo Diego Forlán, a quienes tendrá como compañeros de equipo.

“Por suerte voy a ir a España, un lugar donde no va a costar el tema de la adaptación porque hay muchos argentinos. Además, es un fútbol en donde se juega excelente y espero que me salgan bien las cosas. Hay que tomarlo con tranquilidad. Igual, la ansiedad en los últimos días fue terrible”, se sinceró.

Y continuó: “Es un paso fundamental en mi carrera, que hace tiempo tenía ganas de dar. El año pasado no se pudo, y por suerte, esta vez se cerró todo. Ahora queda ir allá para la revisación médica. Realmente, todavía no caigo”.

Lanús hizo un negocio redondo: el traspaso del “Toto” se firmó en ocho millones de euros (once millones y medio de dólares) y los dirigentes granates recibirán el 25 por ciento en efectivo y luego dos pagos a futuro para completar la transferencia.

En 2008, Lautaro Acosta, otro juvenil surgido de la cantera de la institución del Sur del GBA, fue cedido al Sevilla, también de España, en once millones de dólares, mientras que a comienzos de la temporada pasada, el artillero correntino, José Sand pasó al futbol de los Emiratos Arabes Unidos, en diez millones.

Así, Lanús se perfila como un neto exportador de jugadores en altísimo valor, algo que se potenció por las campañas que el club realizó en las últimas temporadas.

Mientras el granate piensa en refuerzos para reemplazar a Salvio en la doble competencia que deberá afrontar en este semestre —con la Copa Libertadores y Torneo Clausura por delante—, ya se escuchan con fuerza los nombres de Alejandro Gómez (San Lorenzo) y Gabriel Hauche (Argentinos).

“Se me abren muchísimas puertas y pretendo dejar mi marca. Soy muy joven y creo que tengo el potencial suficiente como para seguir creciendo y tomar mucha más experiencia en este fútbol de alta competencia”, aseguró el mediocampista.

Pero Salvio piensa en la Selección y acrecienta su sueño mundialista: “Quiero tener un lugar en Sudáfrica y en España voy a mostrarme para conseguirlo. Voy a luchar por ganarme un puesto. Ese es mi mayor deseo”.

AUNO-14-01-10
MRQ-LDC
deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>