El “Granate” va por mucho más

Con las incorporaciones de Gabriel Fernández, Mariano Byró, José Muruaga y del norteamericano Zachary Ingles, Lanús completó su planilla y ya está listo para el comienzo de la Liga Nacional, en la cual intentará mejorar la performance realizada en la temporada pasada. “Ahora buscamos ascender un escalón más. Ahí está nuestro desafío”, señaló el entrenador del equipo, Silvio Santander.

Matias Mazzocchi

Desde el ascenso a la Liga Nacional, a mediados de 2008, el básquet de Lanús fue adquiriendo un lugar importante dentro de la vida social del club, y por eso, para la próxima temporada –la cual empieza el 15 de octubre-, el objetivo que se planteó el cuerpo técnico y la comisión directiva será afianzarse dentro de la elite del básquet argentino. Para lograrlo, la entidad sureña priorizó mantener la base del equipo y contrató al pivote Gabriel Fernández, al escolta Mariano Byró, al alero José Muruaga y al escolta norteamericano Zachary Ingles.

“Nuestro objetivo es mejorar la campaña del torneo anterior, en el cual terminamos entre los ocho mejores. Ahora buscamos ascender un escalón más. De la primera a la segunda temporada, subimos seis puestos, y queremos seguir por este camino. Obviamente, cada paso que demos nos costará el doble. Ahí está nuestro desafío”, señaló el entrenador Silvio Santander en diálogo con AUNO.

Aunque la llegada de Lanús a la máxima categoría fue inesperada y sorpresiva, a pasos firmes, fue encontrando su lugar. En sus dos primeras temporadas, logró los dos objetivos que se planteó: salvarse del descenso, y sostener un nivel competitivo. Por eso, va por más. Y dentro del cuerpo técnico saben que para conseguir otros objetivos, deben mantener la base de jugadores, con la intención de equiparar fuerzas con los planteles más rutilantes

““Mantener gran parte del equipo de la temporada pasada nos favorecerá bastante. Es que hay muchos equipos poderosos dentro de la Liga Nacional, y nosotros estamos lejos en cuanto a las posibilidades de incorporar jugadores. Por eso, ante este inconveniente, sostener la base y la continuidad del equipo es lo mejor que podemos hacer”, remarcó.

De las ocho fichas mayores que tuvo en la pasada edición de la Liga, cinco jugadores seguirán jugando con la camiseta granate en la temporada 2010/11. A los contratos vigentes del entrenador Silvio Santander, del base juvenil Nicolás Laprovittola y del ala pivot Fernando Calvi —y las incorporaciones ya mencionadas—, se sumaron las renovaciones del base Lucas Victoriano (un histórico de la Selección Argentina), el alero Fernando Malara y los extranjeros Jamaal Levy y Terrell Taylor.

Viejos conocidos
Gabriel Fernández, integrante de la “Generación Dorada” —que logró la medalla plateada en el Mundial de Indianápolis 2002 y la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004—, tiene una rica conexión con el club. Por un lado, tuvo un paso fructífero por las formativas de Lanús, en donde además su padre (el “sordo”) jugó en los grandes equipos que la institución tuvo en la década del setenta. A esto se suma que tendrá la posibilidad de compartir plantel con su hermano menor, Germán, que es jugador del club y este año ocupará ficha como juvenil.

Fernández, de 33 años y 2,04 de altura, llega proveniente de Obras Sanitarias por un acuerdo entre clubes donde promedió 12,2 puntos (58% en dobles, 40% en triples), 4,9 rebotes y 11,8 de valoración en 28,8 minutos.

Entre sus logros se destacan las Ligas que consiguió con Estudiantes de Olavarría en la temporada 2000/01 y con Boca Juniors (96/97). En Europa también dejó su huella, ya que en el TAU Cerámica, uno de los equipos más poderosos de ACB de España, consiguió la Liga y la Copa del Rey en 2002. “Fernández nos puede aportar mucho en los rebotes, que fue una de las falencia que tuvimos la temporada pasada. Además, es un jugador con buen lanzamiento externo y conoce muy bien el juego. Por su experiencia y trayectoria, será muy útil para el equipo”, consideró el entrenador.

Otro de los jugadores con un pasado granate es Mariano Byró. El alero de 28 años y 1,94 de altura, que llega como parte de un acuerdo entre Lanús y Ciclista Olímpico —con quién tenía contrato— es recordado por su gran paso por las divisiones inferiores antes de pasar a River, donde debutó en la Liga Nacional en la temporada 2004/05. Nacido en Monte Grande, Byró viene de perderse la última temporada por una lesión en el hombro derecho, que lo obligó a someterse a una artroscopía, por lo que su último registro es con Ciclista Olímpico en la Liga 2008/09, donde promedió 11,5 puntos (58,4% en dobles, 36,6% en triples), 2,8 rebotes, 1,6 asistencias y 11,5 de valoración en 29.3 minutos.

Dos que llegan para sumar
José Muruaga, escolta de 25 años y 1.90 de altura, llega a Lanús con el propósito de reforzar el juego externo tras su estadía en Quimsa, donde consiguió la Copa Argentina y la Liga Sudamericana en 2009. En la institución de Santiago del Estero, tuvo un promedio 6,8 puntos (53% en dobles, 30% en triples), 1,8 asistencias y 6,1 de valoración en 23,5 minutos.

El último en arribar al Sur fue el norteamericano de 27 años y 1,88 de altura, que cuenta con un breve paso por Gimnasia de Comodoro Rivadavia en la temporada 2007/08, cuando disputó 14 partidos con un promedio de 13.9 puntos, 1.6 rebotes y 1.7 asistencias. En su país, Ingles jugó en la Universidad de Kentucky (NCAA) y en la Campbellsville.

En 2006 emigró rumbo a Islandia para jugar en el Valur Reykjavik, para luego recalar en Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Tras su alejamiento del conjunto chubutense por una diferencia económica, fichó para Chemosvit de Eslovaquia, y en la última temporada jugó para el Kahraba Zouk del Líbano, con promedios de 13.3 puntos, 4.5 rebotes y 2.8 asistencias.

  • El título puede esperar*

Con estas incorporaciones, Lanús está completo para el inicio de la competencia, en la cual pretende mejorar la actuación del año anterior. Pese a tener a su disposición a todo el plantel, el entrenador sabe que tiene que corregir varios aspectos del torneo pasado para lograr el objetivo. “Tendremos que mejorar en la regularidad y en los rebotes”, remarcó Santander, que además agregó: “Durante la temporada pasada tuvimos rachas muy buenas como así también muy malas. Por eso, tenemos que conseguir una regularidad que nos permita seguir progresando en nuestro juego”.

Sin embargo, reconoció que los hinchas de Lanús tendrán que esperar para soñar con un posible campeonato. “No creo que pueda aspirar a un título en el mediano plazo. Somos un equipo muy joven, que recién está dando sus primeros pasos en la Liga —ésta será su tercer temporada en la máxima categoría— y hay varios equipos que nos llevan 15 años de ventaja, por lo cual veo muy complicado lograr ese anhelo en el corto plazo. Eso sí, en un futuro se puede lograr, porque en este club se está trabajando bien, como para aspirar al campeonato”, concluyó.

AUNO-26-08-10
MM-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>