El Estado deberá pagar 335 mil dólares a la familia de un joven asesinado en un caso de gatillo fácil

Se trata del caso de Sergio Schiavini, asesinado en 1991. La decisión tuvo lugar tras un acuerdo entre el Estado argentino y la familia del joven que había presentado el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El Estado argentino deberá pagar 335 mil dólares a la familia de Sergio Schiavini, una víctima de gatillo fácil cuyos autores habían sido absueltos por la Justicia en 1994. La decisión es fruto de un acuerdo entre el Estado y la familia que había decidido llevar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
El tribunal dispuso que el Estado deberá hacer efectiva la indemnización en el lapso de tres meses a la madre, el padre (fallecido) y el hermano de Sergio por daños materiales e inmateriales, entre los que se incluye los gastos durante el proceso iniciado ante la CIDH.
Según dictaminó el laudo arbitral, la parte que le correspondería a Miguel Schiavini, que fuera el padre de Sergio, será divido en partes iguales entre María Teresa Schnack, la madre, y Adrián Schiavini, el hermano.
El joven poeta Sergio Schiavini fue asesinado el 29 de mayo de 1991 durante un tiroteo en el Café Dalí, ubicado en el centro de Lomas de Zamora, cuando asaltantes que habían ingresado al local lo utilizaron como escudo frente a los disparos de cerca de 40 miembros de la Policía de la provincia de Buenos Aires.
Esa noche, Sergio fue herido de gravedad y –según declaraciones de algunos testigos- “abandonado” en la vereda del comercio de Pellegrini y Sáenz durante 40 minutos “porque pensaban que estaba muerto”. Sin embargo, el joven falleció ocho horas después en el Hospital Luisa C. de Gandulfo.
En el laudo, el tribunal arbitral hizo hincapié en las declaraciones de la madre y el hermano de Sergio puesto que “sus testimonios brindaron información necesaria para la resolución del caso”, argumentó.
María Teresa Schnack se mostró conforme aunque evitó hacer declaraciones luego de conocer la decisión leída en el Colegio de Abogados de Lomas de Zamora.
El tribunal arbitral que intervino en este caso fue el primero del país creado dentro del Sistema de Protección de los Derechos Humanos para determinar las reparaciones pecuniarias luego de que la Comisión de Familiares de Víctimas Indefensas de la Violencia Social (Cofavi) realizara una denuncia en 1998 ante la CIDH contra el Estado argentino.
Víctor Manuel Rodríguez Rescia, presidente del tribunal arbitral, y dos árbitros adjuntos leyeron el laudo sobre la base de pautas internacionales determinadas por CIDH.
Durante la sesión estuvo presente el presidente del Colegio de Abogados de Lomas de Zamora, Alejandro Tullio, que destacó el trabajo realizado por el tribunal y se mostró “conforme” con que la institución que preside fuera elegida como lugar de resolución del caso.
Junto a la familia Schiavini estuvieron representantes de la fundación Cofavi, institución representante del Capítulo Argentina del Consejo Latinoamericano para Los Derechos Humanos, que acompañaron desde el principio “la búsqueda de justicia” de María Teresa Schnack, fundadora de ese organismo.

SF-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>