La película sobre Anahí Benítez: cómo es el documental que busca un premio en el Bafici

El documental retrata la movilización de los estudiantes del ENSAM en Banfield, tras el femicidio de la adolescente. “Algo se enciende es un refugio, un fuego que invita a la contención entre todos”, asegura Luciana Gentinetta, directora del film.

La búsqueda desesperada y la angustia contenida de los compañeros de escuela de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que fue hallada sin vida el 4 de agosto de 2017 en Lomas de Zamora, son reflejadas en el documental Algo se Enciende que se estrenará el próximo martes 23 de marzo en el 22º Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI).

La directora de la película, Luciana Gentinetta, aseguró que su motivación personal tiene que ver con ser egresada de la escuela Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt (ENSAM) de Banfield donde asistía Anahí, lo que la “invita a repensar los contextos y a querer dejar un registro” por y para su comunidad educativa. 

Gentinetta explicó que Algo se Enciende es el resultado de un trabajo que comenzó en 2018, seis meses después del femicidio, para “buscarle la vuelta a todo el dolor que estaba sucediendo”, cuando los compañeros de Anahí realizaron actividades artísticas conmemorativas para anclar el reclamo al arte, algo que era “esencial en Anahí” y  que ellos lo retomaron como “forma de sobrellevar lo que estaba sucediendo”. 


Anahí Benítez salió el sábado 29 de julio de 2017 a dar una vuelta por el parque Eva Perón en Lomas de Zamora pero no volvió, por eso al día siguiente sus amigos y la comunidad del ENSAM se organizaron para buscarla en el barrio con carteles, en las redes sociales y en la televisión.

“Me parece admirable lo que los amigos de Anahí y la comunidad educativa hicieron por todo el reclamo de justicia en el caso y la búsqueda activa cuando Anahí estaba secuestrada”, expresó, en diálogo con AUNO.

Durante una semana, cientos de personas se movilizaron para exigir la aparición con vida hasta que el 4 de agosto de 2017 la policía encontró el cuerpo de Anahí en la Reserva Natural Municipal Santa Catalina y, según la autopsia, la joven murió por asfixia y presentaba signos de abuso sexual. 

Resignificar el dolor

Algo se Enciende tiene una doble cara de una misma moneda: su título refiere a “la urgencia y a la importancia de la situación por la magnitud en el plano de todo lo que puede destruir y quemar” y, al mismo tiempo, “es una chispa” que los reúne como comunidad y es “un refugio, un fuego que invita a la contención entre todos”. 

El punto de vista del documental no es periodístico ya que intenta “relatar situaciones de violencia de género o femicidios de una forma en que no se naturalice la información” ni se “revictimice” o “morbosee” sobre el tema. 

“Si hubiese decidido hacer algo informativo, hubiese caído en la misma trampa de los medios hegemónicos retratando a los femicidios de una manera impersonal y con poco seguimiento, que es en lo personal lo que creo que hay que dejar de hacer”, manifestó Gentinetta.

Según la directora, la película intenta “rescatar la importancia de contenerse colectivamente ante el horror” y agregó que eso se da “solo cuando hay un aprendizaje de la crítica, del contexto y de lo colectivo, y cuando hay una enseñanza sobre la empatía que hay que tener en sociedad”. 

“Espero que se difunda en muchas escuelas para que se evidencie lo importante que es la colectividad, la empatía, la contención comunitaria y la ayuda, porque al final es lo único que nos va a sacar adelante como sociedad”, concluyó Gentinetta. 

El documental se estrenará el 23 de marzo a las 21, en el cine porteño Gaumont, en el marco del BAFICI, y a partir de las 22, estará disponible por 72 horas de manera online y gratuita en el sitio Vivamos Cultura. Asimismo, se podrá ver el 28 de marzo a las 19.30 en el Museo de Arte Español Enrique Larreta, en la Ciudad de Buenos Aires, al aire libre.

A casi cuatro años del crimen, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora condenó a prisión perpetua a Marcos Bazán, el dueño de la casa donde se cree que Anahí fue retenida. El otro imputado, Marcelo Villalba, cuyo ADN fue identificado en restos de semen hallados en el cadáver de la víctima, fue diagnosticado por un cuadro de “esquizofrenia paranoide” con una “estructura psicótica” pero en noviembre de 2020, tras otra pericia, fue declarado por el Tribunal en condiciones psiquiátricas de “comprender el proceso en su contra”, aunque aún no se resolvió.

A pesar del dolor, los pasillos del ENSAM recuerdan a Anahí Benítez y continúan su lucha para pedir que se reabra la investigación con una comisión investigadora independiente, para asegurar que el femicidio “no quede impune” y exigir el juicio a todos los responsables. 

AUNO-20-3-21
MS-SAM

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>