Deuda y reservas: “Para el pueblo que lo mira por TV”

Así lo definió una de los siete referentes de organizaciones sociales y políticas cuyas voces no participan de las discusiones mediáticas ni la que se da en los sillones del Congreso donde se define si pagar o no la deuda externa y de qué modo hacerlo. Hay quienes proponen correr el eje del debate y considerar que la deuda es “ilegítima”. Hay quienes creen que se debe pagar pero también utilizar las reservas para la deuda interna. Coincidieron en un punto: las organizaciones “quedaron afuera” del debate.

A partir de de la firma del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) mediante el cual el Ejecutivo creó –-y luego derogó— el “Fondo del Bicentenario” para pagar parte de la deuda externa, se abrió un largo debate entre los partidos políticos que incluso alcanzó a la Justicia. Pagar o no la deuda, de dónde se obtienen los recursos en el caso de hacerlo y en qué ámbito institucional debe definirse esta política son algunas de las cuestiones sobre las que gira el debate.

En torno a esta polémica, dieron su opinión a AUNO referentes políticos y sociales: Luis Aranda, miembro de la ONG La Vieja del Andén, de Longchamps, que atiende a chicos en situación de calle; Jorge Ceballos, titular de Barrios de Pie; Juan Gravois, del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE); Alberto Morlachetti, titular del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo; Federico Orchani, vocero del Frente Popular Darío Santillán; Estela Rojas, referente de Chicos del Sur, una institución que contiene a pibes de Fiorito; e Isabel Vázquez, una de las fundadoras de las Madres contra el Paco, coincidieron en un punto: las organizaciones “quedaron afuera de esta discusión”.

¿Cómo observan las discusiones Gobierno-oposición en torno al pago de la deuda externa y la utilización de reservas del Banco Central?

Luis Aranda: Hay una posición fijada por el Gobierno que es clara, pagar los compromisos asumidos. Y la oposición no tiene una postura. Sólo están en contra del oficialismo, salvo (el diputado) Pino Solanas que plantea no pagar. Por mi parte, creo que el pago es de una deuda mal contraída que no se debería saldar.
Jorge Ceballos: Nosotros compartimos la posición de Pino Solanas, es decir, que pueden ser utilizadas pero no para pagar una deuda ilegítima. Hay que investigar. Por ejemplo, ver el fallo del juez (Jorge) Ballestero. Creemos que hay que usar reservas para el desarrollo. Pensamos distinto al Gobierno como así también a la de lo que llamamos la oposición conservadora.
Juan Gravois: La discusión, creo, pasa por si se paga con presupuesto y se recorta el gasto social o si se paga con reservas del Banco Central. El gobierno elige esto último, y yo prefiero eso antes que se recorte el gasto social.
Alberto Morlachetti: En general, entre las organizaciones hay consenso absoluto de que la deuda no hay que pagarla porque está asociada a un genocidio. Nosotros la llamamos “deuda de lesa humanidad”. La deuda se contrajo a partir de un saqueo de bienes y recursos a través de un genocidio. “Fue sangre y deuda”. Excepto un grupo pequeño, la oposición y el Gobierno quieren pagarla. En el Gobierno dicen “pagar la deuda para honrarla” y yo digo que quiero honrar a mis compañeros que murieron y a mis hijos que son el futuro. No les puedo dejar semejante deuda.
Federico Orchani: Hay que analizar qué porcentaje de esa deuda es ilegítimo. Entendemos que mucho se contrajo a costa de la explotación de los trabajadores, una dictadura militar y las privatizaciones. Nos genera mucho rechazo pagar esta deuda. No estamos de acuerdo con que se usen esas reservas en pagar deuda ilegítima. No vemos tampoco que el planteo de la oposición sea superador porque propone ajuste para los trabajadores. Las dos posiciones nos parecen un disparate.
Estela Rojas: Lo que vemos es que hay una inversión de roles. Hay un Gobierno que se dice nacional y popular que quiere pagar la deuda, y una oposición que no quiere pagarla cuando en realidad eso no coincide con sus posturas. Creemos que la deuda debe revisarse ya que es ilegítima. Y lo que sí hay que pagar es la deuda interna, es decir, la deuda con la gente.
Isabel Vázquez: No estamos de acuerdo con la oposición. Me parece que esta gente estuvo en todos los lugares de poder y no hizo nada. Me gustaría que cada uno se acuerde de las cosas que pasamos. Este Gobierno tiene errores pero también muchos aciertos.

¿Estas discusiones sobre la deuda externa tienen relevancia en la cotidianeidad de las organizaciones sociales?

L.A.: No tiene que ver con la realidad de las familias, es una discusión más bien mediática. Francamente, nos resbala. Hay intereses económicos que hacen que nuestros pibes vivan mal y punto.
*J.C.: * La preocupación central hoy está en la inflación que licua los ingresos, la aplicación del plan “Argentina Trabaja” y la “Asignación Universal” que no alcanza a todas las personas que debiera alcanzar. Hay preocupaciones más inmediatas que lo del Banco Central.
J.G.: Y… Por ejemplo, si existen recortes presupuestarios, van a ser en el gasto social; es decir, se harían en la “Asignación Universal” o en el “Argentina Trabaja”. Si me decís, “vamos a hacer una patriada y no pagar la deuda”, nosotros nos embarcamos. Si no se va a hacer la patriada, que no se pague con el hambre del pueblo.
A.M.: Eso es negocio para los bancos que tienen un montón de bonos. Es una macana decir que pagando deuda vas a tener mejor estándar de vida para los chicos y adultos, como se dice. Lo que discutimos en los barrios es cuánto está el kilo de carne o si (el gobernador Daniel) Scioli no paga las becas a los niños más necesitados. El mundo político está absolutamente desligado de la realidad. La prioridad nuestra es el hambre y están discutiendo si algo va por decreto o no.
F.O.: Más que pagar deuda hay que redistribuir el ingreso. Que eso se use para vivienda, salud o educación, es decir, mejorar la calidad de vida de los barrios. No vemos vocación real del gobierno de fortalecer los sectores más desprotegidos y el agravante de una derecha que se ha fortalecido.
E.R.: Como son sólo enunciados, no tiene repercusión en nuestra realidad. Nosotros no vemos que se abran industrias para incluir a nuestros compañeros. Entonces son sólo enunciados.
I.V.: La gente común en los barrios sólo quiere trabajar, llevar el pan a la casa. Es decir tener trabajo y sentirse protagonista.

¿Cómo analiza el papel que se les dio a las organizaciones en esta discusión?

L.A.: Directamente se está hablando de intereses económicos contrapuestos y nada más. No se habla de lo que lleva a vivir mejor a nuestras familias, como son la salud digna y la educación.
J.C.: El debate se ha centrado en el Parlamento y no en las organizaciones. Al no existir una mayoría hegemónica en el Congreso se le da más protagonismo a los debates que allí se pueden dar. Por nuestra parte, nos vemos representados en los once votos del interbloque de centroizquierda para que incline la balanza en los proyectos que estén a favor del pueblo.
J.G.: Obvio que en esta discusión las organizaciones sociales no tenemos parte. Pero igualmente antes de hablar en los medios tenemos que madurar y poder fijar posiciones que representen a nuestros barrios.
A.M.: Las organizaciones sociales que están movidas por la conciencia de un mundo mejor no están en esta discusión. Lo más cercano que tuvimos fue alguna conversación con el partido de Pino Solanas. Los partidos no nos llaman para hablar, ni oficialismo ni oposición. Así como somos periféricos en nuestro trabajo, nos consideran periféricos en todo.
F.O.: No hemos participado. Habría que analizar por qué. Es una discusión en el terreno mediático y muy superestructural. Más allá del intento de Proyecto Sur de ahondar el análisis, no hubo una discusión muy profunda.
E.R.: Los que estamos en peores condiciones no estamos incluidos en esta discusión, o sea lo que llamamos “pueblo”. Te diría que “el pueblo lo mira por TV”.
I.V.: Es que en los barrios no cambia nada con estas discusiones. Sólo contribuye más a que la gente no se quiera meter en política. Lo importante es que la gente quiere trabajar y estar con su familia.

LR-AFD
AUNO-19-03-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>