Contrapunto por la fusión de ministerios

Senadores y diputados de las bancadas oficialistas y opositoras discutieron con este medio acerca del futuro del Ministerio de Justicia Y Seguridad. Unos la defendieron, otros pronosticaron que el nuevo esquema no funcionará sin un plan detallado y aducen que la decisión responde a una necesidad política del gobernador.

La seguridad es un tema siempre candente en la provincia de Buenos Aires. Pero la fusión de los ministerios de Justicia y Seguridad recientemente aprobada por la Legislatura bonaerense no logró que la polémica menguara. Por el contrario, mientras el oficialismo defiende la iniciativa al remarcar que esto permitirá una mejor articulación entre los aparatos judicial y policial, que repercutiría favorablemente en la prevención y acción frente al delito, la oposición discrepa. Los senadores y diputados de esas bancadas pronosticaron que este nuevo esquema no funcionará sin un plan detallado y achacan la decisión del gobernador Daniel Scioli a una necesidad meramente política.

El último miércoles, la Cámara baja bonaerense aprobó la unión de ambos ministerios, que desde el jueves quedaron a cargo del hasta entonces ministro de Justicia, Ricardo Casal. Tanto en el Senado como Diputados aprobaron el proyecto pese a algunas abstenciones y el rechazo del ARI, en el primer caso, y de la Coalición Cívica, en el segundo. Con esta medida, quedó fuera del gobierno el ahora ex titular de la cartera de Seguridad Carlos Stornelli, cuya gestión fue cuestionada luego de la tragedia de la familia Pomar. Por este hecho, Stornelli se convirtió en blanco de acusaciones debido a un supuesto mal desempeño de la Policía Bonaerense en el rastrillaje para encontrar a la familia que estuvo desaparecida varios días antes de que se hallaran los cuerpos.

Consultada por AUNO, la senadora oficialista y miembro de la Comisión de Seguridad de la Cámara Alta bonaerense, Viviana Arcidiácono, señaló que la existencia de un ministerio conjunto permitirá “lograr una articulación de medidas por parte de un mismo ministro, lo que evitará cualquier tipo de contradicción y generará políticas unificadas entre Seguridad y Justicia”. La legisladora puso el énfasis en el hecho de que “se fortalece la cuestión de llevar adelante una investigación judicial con un brazo ejecutor. Además, esa primera instancia investigativa se podrá coordinar mejor con la indagación policial”.

Tras la media sanción de la Cámara Alta, la senadora del Frente para la Victoria Marta Helguero aseguró que “este cambio responde a una interpretación del gobernador de la realidad política y social de la provincia”. Según Helguero, “la seguridad y la justicia están íntimamente ligadas y la ciudadanía esta pidiendo políticas eficientes en este sentido”.

El dato que resalta y que genera controversia entre el oficialismo y la oposición es que a partir de 1998 Buenos Aires tuvo un único Ministerio de Justicia y Seguridad, así como lo tiene la Nación. Pero en 2004, bajo la gestión del entonces gobernador, Felipe Solá, esa cartera a cargo de León Arslanián se dividió. Este fue uno de los argumentos que esgrimió el senador de la Coalición Cívica Javier Mor Roig: “Esta experiencia ya tuvo lugar anteriormente en la provincia y no ha significado un mejoramiento de la seguridad ni tampoco de la articulación del sistema judicial con la policía”.

“No va a mejorar la situación de inseguridad en la provincia porque lo que hace falta es un plan”, señaló el vocal de la Comisión de Seguridad, en diálogo con esta agencia. En el mismo sentido se pronunció su par de la Cámara de Diputados Walter Martello opinar que “la fusión no se da en el marco de un plan de seguridad”.

Martello explicó que “en los últmos 14 años hubo 14 ministros de Seguridad. Esto indica que la gestión del mismo signo política no ha encontrado una solución a un problema que se va agravando día a día”. Pero además, el diputado de la Coalición Cívica por la Tercera Sección Electoral sostuvo que la fusión entre ambos ministerios “se da como correlato de no encontrar un reemplazante para Stornelli”.

Este argumento de corte poco técnico y particularmente político fue uno de los principales para la Coalición Cívica durante el tratamiento del tema. Pero no fue el único partido que lo sacó a relucir. En efecto, el vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, Jorge Macri, portavoz del PRO en materia de seguridad, sostuvo que “hace cinco meses –-desde que ocurrió el caso Pomar— que Scioli estaba buscando un reemplazante para Stornelli y nadie quería aceptar el cargo, por eso lo tuvo que resolver mediante esta unificación de ministerios”.

Macri consignó a AUNO que el gobierno “debería hacer una lectura política de ese tema, porque si nadie quería el cargo, es porque el fracaso de la Seguridad es responsabilidad de Scioli y no de quien era su ministro”. Sin embargo, el PRO votó a favor de la unificación de las dos carteras. El diputado macrista explicó que ello se debió a que “es facultad del Ejecutivo decidir su estructura de ministerios”, aunque reclamó: “Nos hubiese gustado que se pudiesen discutir algunos puntos concretos del proyecto y poder escuchar a Casal explicar qué van a hacer con esta nueva herramienta que le hemos dado”.

Según pudo saber AUNO, el flamante ministro de Justicia y Seguridad prevé avanzar la semana próxima con la conformación del Comité de Seguridad del área Metropolitana, en el que intervendrían la Nación, la Provincia y varios intendentes de los distritos que lindan con la Capital Federal. Además, Casal ya ratificó que tiene pensado convocar al Consejo Provincial de Seguridad, integrado por diversos bloques legislativos.

PS-AFD
AUNO-21-05-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>