Conciliación obligatoria para los trabajadores del Policlínico

Luego de las promesas de que no habría despidos, 12 empleados fueron echados. El Ministerio de Trabajo bonaerense dictó la conciliación obligatoria. La reunión será el lunes próximo. Representantes de los trabajadores denuncian que las autoridades sanitarias “violan las leyes laborales amprándose en la quiebra” declarada hace meses.

Tres meses pasaron desde que se decretó la quiebra del Policlínico Lomas y de que su interventor, Carlos Colombo, le asegurara a los trabajadores que se les iba a respetar sus contratos, una promesa que quedó sin efecto la semana pasada cuando fueron despedidos “sin previo aviso” 12 empleados de ese centro asistencial. En el marco de este agravamiento del conflicto, ambas partes se reunirán el próximo lunes a raíz de la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo provincial.

La cita será a las 9 en la sede del ministerio, ubicada en Vieytes 280, en Banfield, para lograr que se reincorpore a los trabajadores que fueron depuestos de sus lugares de trabajo sin cobrar ningún tipo de indemnización ya que “la quiebra todo lo justifica”, según afirmó a AUNO una de las empleadas despedidas, Vilma Bagnalasta.

Los trabajadores de esa institución hace tiempo que realizan tareas sin cobrar sus sueldos en forma regular, “en 50 días sólo se les pagó 50 pesos”, denunció Bagnalasta.

Inclusive, agregó, los sueldos que se les adeuda desde mayo pasado no incluirían los últimos aumentos que corresponden de acuerdo al convenio de sanidad.

Las personas que todavía conservan su lugares “son obligados a trabajar más de 14 horas diarias sin percibir” por ello dinero extra, es que la crisis por la que atraviesa ese centro de salud “la están pagando los trabajadores”, denunció la mujer.

El Policlínico Lomas, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 8476, solía ser una de las instituciones más prestigiosas de la zona sur del Gran Buenos Aires, pero hace tiempo hubo un vaciamiento tal que, según los empleados, se llegó a atender a sólo 30 o 40 personas por día.

Según los trabajadores, el dueño del establecimiento, Emilio Charlon, no puede entrar al policlínico por orden de la Justicia, pero a su vez “aún sigue al frente de la medicina prepaga” que funciona en conjunto con ese centro asistencial.

Esta agencia intentó varias veces hablar con las autoridades, pero en algunos casos los pedidos no fueron contestados, y en otros fueron directamente rechazados.

Bagnalasta criticó que allí “se violan las leyes laborales amprándose en la ley de quiebra y no respetan los derechos constitucionales de los trabajadores”.

GL-AFD
AUNO-03-07-09
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>