Comienzan los alegatos por el caso Bulacio

El único imputado en la causa puede tener una pena de hasta seis años por la “detención ilegal” del joven, en 1991. Se prevé el veredicto para fines de este mes. La querella exigirá “la pena máxima”.

Juan Ignacio Lanari

Lomas de Zamora, octubre 10 (AUNO).- El juicio por la muerte de Walter Bulacio, el joven fallecido en 1991 luego de ser detenido y torturado por la Policía Federal previo al comienzo de un recital de los Redonditos de Ricota, entrará en la parte final cuando este viernes el tribunal comience a escuchar los alegatos en los que la querella pedirá seis años de cárcel para el comisario que ordenó el operativo de detenciones.

La parte querellante será la primera en exponer ante el tribunal integrado por los jueces Rodolfo Gustavo Goerner, María Cristina Deluca Giacobini y Alejandro Litvack, mientras que la fiscalía y la defensa lo harán el 15 y 23 de este mes, respectivamente.

La abogada de la Correpi que representa a la familia Bulacio, María del Carmen Verdú, anticipó a AUNO que desde la querella van a exigir “la pena máxima (para el ex comisario de la seccional 35 Miguel Ángel) Espósito”, que en este caso son seis años de prisión.

Por otro lado, la abogada calificó al juicio de “incompleto” porque “llegó tarde y mal” debido a que no se imputaron a “todos los responsables materiales y políticos” y a que “no se debate el asesinato de Walter sino su privación ilegítima de la libertad”.

“Lo importante es que logramos arrancar el juicio aún en estas situaciones adversas frente a todos los gobiernos que en estos 22 años intentaron prescribir la causa Bulacio porque necesitan la fuerza represiva de la Policía”, destacó Verdú.

El único imputado en la causa, el ex comisario Espósito, que desde el asesinato del adolescente sólo pasó dos horas detenido en mayo de 1991, está imputado por “privación ilegítima de la libertad”, por lo que podría recibir una pena de hasta seis años.

El principal reclamo de la familia de Walter era que Espósito sea imputado por “tortura seguida de muerte”, por lo que podría recibir una pena de cadena perpetua, pero esta acusación prescribió en 2002 debido al paso del tiempo en esta causa que lleva más de 22 años.

La fecha de la lectura del veredicto aún no fue confirmada aunque, según estiman, se realizará a fines de este mes, una vez finalizados los alegatos que comienzan el viernes.

Walter Bulacio había ido a ver un recital de los Redonditos de Ricota el 19 de abril de 1991 en el estadio Obras Sanitarias, pero la Policía lo detuvo y lo trasladó a la comisaría 35 donde recibió los golpes y las torturas que le provocaron la muerte por un “aneurisma no traumático” unos días más tarde, el 26 de abril, en el sanatorio Mitre.

La justificación que dio Espósito fue que la detención se amparó en el “memorando 40”, un recurso que le permitía a la policía detener a menores sin la formación de una causa judicial.

En 2003, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al Estado argentino a condenar a los culpables de la muerte de Bulacio y adecuar la legislación para evitar nuevos casos, por lo que en diciembre de 2004 la causa fue reabierta.

JIL-AFD
AUNO-10-10-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>