theme/images/banner_web300dpi.jpg

El recuerdo de Favio cineasta, en una muestra a nueve meses de su muerte

Se podrá ver hasta el 30 de septiembre en el Espacio Caloi de la Secretaría de Cultura de la Nación. Presenta material inédito de sus últimos directores de arte y fotografía, y retrata por dentro el trabajo del creador de “Nazareno Cruz y el lobo” y “Gatica, el Mono”.

La muestra sobre Leonardo Favio en la Secretaría de Cultura.

Lomas de Zamora, agosto 26 (AUNO).- Una muestra colectiva integrada por fotografías, reportajes y material del arte de las películas más significativas del cineasta Leonardo Favio, fallecido en noviembre del año pasado, podrá verse hasta el 30 de septiembre en el Espacio Caloi de la Secretaría de Cultura de la Nación.

La exposición presenta material inédito cedido por el director de arte Andrés Echeveste y el director de fotografía Juan Carlos Villarreal, quienes integraron el equipo de realización de los filmes “Gatica, el Mono” (1993), “Perón, sinfonía del sentimiento” (1999) y “Aniceto” (2008).

Además, se exhibe una serie de tótems (columnas con ilustraciones) realizados por el dibujante Miguel Rep, inspirados en el autor de películas como “Crónica de un niño solo”, “El romance del Aniceto y la Francisca” y “Nazareno Cruz y el lobo”, entre otras.

Con curaduría de Claudia Vanni, la muestra ofrece un recorrido por la obra del artista, quien también fue autor e intérprete de grandes éxitos del cancionero popular argentino.

Allí Echeveste presenta los dibujos y obras que fueron realizadas para el documental “Perón, sinfonía del sentimiento” y Villarreal algunas de sus tomas de backstage, que retratan a Favio en pleno trabajo como director.

“Esto muestra el detrás de escena de un grande. Para mí fue lo mejor que me pasó profesionalmente”, afirmó Villarreal, que comenzó su labor como fotógrafo de cine realizando las fotos fijas de las películas de Favio.

La apertura se realizó el jueves pasado y allí se presentó el músico e hijo del realizador, Nico Favio, junto a su banda.

La muestra “Favio” podrá visitarse con entrada libre y gratuita hasta el 30 del mes próximo, de lunes a viernes de 9 a 19, en Alsina 1169, Ciudad de Buenos Aires.

AUNO 26-08-13 YV GDS EV

MONTE GRANDE

Señalizan a una comisaria como centro de detención en la dictadura

Se trata de la Comisaría 1ra. de Monte Grande. Fue durante un acto en el que tomaron parte funcionarios provinciales y municipales. Al lado de esa dependencia policial funcionó la Municipalidad de Esteban Echeverría hasta que se trasladó a pocos metros de allí.

Comisaria Mte Grande

Lomas de Zamora, ago 24 (AUNO) – La Comisaría Primera de Esteban Echeverria fue señalizada ayer como sitio de la memoria para recordar su funcionamiento en la última dictadura militar como lugar de paso para luego ser transferidos a centros de detención clandestinos.

En el acto, organizado por la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, participaron representantes de Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora, sobrevivientes, la coordinadora de la Red Federal de Sitios de Memoria, Judith Said, el director municipal de Derechos Humanos, Horacio Cruz; y el intendente Fernando Gray.

La Comisaría Primera está ubicada en Santa Marina 474, frente a la Plaza Mitre, en Monte Grande.

Según varios informes de la CONADEP, la vieja sede municipal era lindera a la comisaría y una puerta comunicaba al despacho del comisario con el el intendente Alberto Groppi, quien fue comisionado de la dictadura entre 1979 y 1983.

En los años de dictadura la dependencia era visitada por Ramón Camps, jefe de la Policía bonaerense y responsable de 'La noche de los lápices’, según testimonios de Pedro Goin, ex ministro de Asuntos Agrarios bonaerense.

Entre los detenidos que pasaron por esa comisaría figuran Juan Ramón Nazar, ex director del diario La Opinión de Trenque Lauquen, y el ex juez Ramón Miralles.

Según los sobrevivientes, se solía ver seguido visitando a los presos al cura Christian Von Wernich.

Este no sería el único centro de detención en la zona. En el complejo 'Transradio Internacional’, ubicado en la circunscripción VI de Esteban Echeverria, se encontraron en 2004 camas, un camión abandonado y cráneos con perforaciones de balas.

Groppi no sólo estuvo al mando del municipio en la dictadura militar. Fue elegido en 1995 como parte de una boleta que llevaba a Eduardo Duhalde como gobernador, en las elecciones del 14 de mayo de ese año. En 1999 y 2003 ese intendente fue reelecto en la lista de Luis Patti, reconocido represor, como candidato a gobernador.

La placa colocada en la comisaría lleva la inscripción “Acá se cometieron crímenes de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado” y se enmarca dentro de la ley 26.691, que pide señalar a esos lugares como “centros clandestinos de represión ilegal”.

AUNO 24-08-13
FC-HRC

Derechos Humanos

La dictadura instaló centros clandestinos en distintos puntos del conurbano

En Lomas de Zamora, en Lanús, Echeverría y otros distritos del sur del territorio bonaerense la dictadura emplazó lugares de detención y tortura que han sido señalizados y protegidos mientras que sobre otros restan realizar tareas de investigación.

Pozo

Lomas de Zamora, ago 24 (AUNO) – La Conadep indica que el partido de Esteban Echeverría cuenta con cuatro centros de detención clandestina reconocidos y amparados por la ley 26.691, que garantiza la preservación de esos sitios históricos a fin de facilitar las investigaciones judiciales, resolver casos de personas desaparecidas, buscar pruebas para futuros juicios a genocidas y sobre todo para preservar la memoria colectiva.

Los centros reconocidos son la Comisaría 1º de Monte Grande, en Santamarina 474; el Centro de Instrucción Profesional de Aeronáutica (Cipra), que funcionó en Autopista Ricchieri, kilómetro 5,5 camino a Ezeiza; La 205, en la ruta homónima, cerca de la Autopista Ricchieri; y la Unidad Penal de Mujeres de Ezeiza.

En otros partidos, en Lomas de Zamora, se encuentra El Pozo de Banfield, ubicado en la esquina de las calles Siciliano y Vernet, que era la Brigada de Investigaciones de Banfield y que comenzó sus tareas de espionaje y detención ilegal en noviembre de 1974 durante el gobierno de Isabel Perón.

El Pozo de Banfield se encuentra actualmente absolutamente abandonado y con sus puertas y ventanas tapiadas, pero sin ningún tipo de intervención estatal en términos de política de memoria.

En La Matanza, se encuentran El Banco, ubicado en Autopista Ricchieri y Camino de Cintura, que perteneció a los servicios de inteligencia de la Policía Federal y poseía 50 calabozos denominados “tubos” y tres salas de tortura, además de una leonera o celda colectiva.

El Vesubio también sobre Camino de Cintura, en el partido de La Matanza, sobre terrenos del Servicio Penitenciario, era utilizado por la Triple A, antes del golpe de Estado con el nombre La Poderosa, y sirvió como centro clandestino de detención hasta 1978. Los registros indican que entre muertos, desaparecidos y sobrevivientes al menos 400 personas dejaron sus almas allí.

En Lanus, se encuentra la Comisaría 3ª, ubicada en la localidad de Valentín Alsina, en la calle Yatay 553, por donde pasaron algunos de los detenidos en La Noche de los Lápices, y funcionó durante toda la dictadura militar.

Otros lugares señalados aún no han tenido el reconocimiento de la Conadep ni han sido amparados por la ley 26.691. Entre ellas una comisaría de Adrogué, otra de Burzaco y una subcomisaría de Rafael Calzada, en el partido de Almirante Brown.

El caso más resonante es el de Esteban Echeverría, en un predio de 260 hectáreas, conocido como Transradio Internacional, en el circuito VI, donde se han encontrado huesos humanos, camillas, instrumentos de detención y hasta un camión militar abandonado, aunque aún no se ha reconocido como centro clandestino de detención.

El núcleo de construcciones derruidas y abandonadas de ese lugar, de aspecto siniestro, está conformado por un edificio central de tres pisos y sótanos, galpones y otras construcciones menores. Ya no quedan techos y en muchos casos también han desaparecido las paredes. En algunas de ellas sólo quedan los cimientos.

AUNO 24-08-13
LCH-HRC-AG

Un rincón donde los juguetes unen generaciones

El Museo del Juguete de San Isidro reúne una amplia colección desde 1930. Y les habla a chicos y adultos del vínculo entre el juego y la niñez, de la memoria y del futuro. Un lugar de encuentro entre generaciones, con muñecas, soldaditos, baleros, trompos y muchos juguetes más.

Algunos de los juguetes expuestos en el museo de San Isidro.

Lomas de Zamora, agosto 26 (AUNO).- La imaginación, como puerta de entrada a un universo lúdico, permite que los más chicos exploren, jueguen y se diviertan. Una rica propuesta de entretenimiento que une a varias generaciones a través de los juegos y los juguetes del pasado, así como los del presente y aquellos que anticipan el futuro, ofrece el Museo del Juguete de San Isidro.

El museo está desde hace dos años en el Parque Carlos de Arenaza, en pleno centro de Boulogne. Incluye varios talleres. ¿Cómo se hacen los juguetes? pone énfasis en la habilidad, la creatividad y el valor del trabajo, con la idea de comprender que los juguetes fueron construidos en algún lugar y por alguien. Los Festivales Flexible, que mediante la ciencia, el arte y la tecnología permiten a los visitantes conocer más sobre el mundo textil, solar y experimental, siempre en forma participativa a través del juego. Otra de las actividades es Rejugueteá, donde nada se tira y todo puede servir para jugar otra vez.

La colección va de 1930 hasta la actualidad. La mayoría de los juguetes son del coleccionista Ricardo Olivera Wells, quien los presta. Además reciben donaciones, para que el museo adquiera sus propias colecciones y los chicos hagan lo que más les gusta: jugar, interactuar con otros niños y adultos, aprender y divertirse.

En diálogo con AUNO-Tercer Sector, la educadora y coordinadora del Museo del Juguete, Marina Curtolo, explicó que en este lugar pensado para chicos y adultos el juego “no solamente es un medio o una herramienta para, sino un fin en sí mismo, ya que con el juego uno aprende muchas cosas sobre la convivencia o el conocimiento de la personalidad”.

“Cuando uno es chico conoce el mundo a través del juego y dice muchas cosas”, sostuvo.

La actividad lúdica es fundamental en todas las edades, pero más en la infancia, en cuya etapa del aprendizaje es fundamental el desarrollo lingüístico y cognitivo, que conforma la identidad del chico y acompaña su interacción social. En referencia al vínculo que existe entre el juego y el aprendizaje, Curtolo señaló que “son sinónimos y están atravesados, porque el chico aprende cosas que no tienen mucho que ver con Matemática y Lengua sino más bien con lo social, al probar sus propios límites, desafiar las reglas y jugar con otros”.

El museo consta de cuatro salas que están ambientadas con juegos tradicionales, aquellos que marcaron un período histórico y los que se desarrollaron con las nuevas tecnologías. El espacio “Jugar con nada-jugar con todo” exhibe los juegos populares de la calle y la vereda. Zancos, teléfonos de latas, huesitos, yo-yos, baleros, patines, skates, bolitas, figuritas y hasta una rayuela pintada sobre el piso son algunas de las atracciones que incitan a jugar. Además hay réplicas a gran escala de autos, baleros y trompos, obra del artista plástico Jorge Meijide.

A pocos pasos, la sala “Construir-Destruir” aborda un abanico variado sobre los juegos de construcción, en sintonía con el progreso industrial de mediados del siglo XX, y de destrucción, como representativo del período de Guerra Fría. Desde meccanos, ladrillitos, cubos apilables, elefantitos de acarrear, juegos de encastre y el mosaico rompecabezas, hasta juguetes bélicos: soldaditos, ametralladoras, espadas, sables, tanques y aviones de guerra, entre otros.

El tercer ambiente, “El universo mi casa”, es la puerta de entrada para conocer otra gente, otros barrios, otros modos de vivir y de pensar. La idea es fomentar el juego dentro del hogar, en los espacios seguros. Las vitrinas exponen trenes, autos, barcos, avioncitos y naves espaciales de todas las épocas, que se conjugan con elementos hogareños como cocinitas y heladeras en miniatura, muñecas de antaño, como la famosa Marilú, o la perdurable Barbie, y juegos de ingenio que forman parte del patrimonio lúdico. Allí también se armaron mesitas de living para poder compartir juegos de mesa caseros.

En el último salón, identificado con el nombre “Trabajar- Descansar”, la ambientación es amplia: herramientas para la construcción, un lavarropas a rodillo, una máquina de coser portátil y algunos camiones, frente al espacio que existe para el ocio en nuestra vida. Se mezclan personajes de los cómics, cartas, videojuegos de bolsillo, el Family game y la Mesa del Tiempo, un dispositivo tecnológico que retiene las sombras que se hacen sobre la superficie y las devuelve para que los niños y los adultos puedan jugar con ellas.

El museo, que depende de la Dirección de Cultura municipal, también es un reto para el adulto que lo visita por primera vez. “A los grandes les da nostalgia y melancolía recorrer el lugar, quedan detenidos delante de algunos juguetes”, expresó la educadora.

Curtolo contó que conversó con una mujer que estuvo parada delante de un lavarropas, muy emocionada, y que dijo en voz baja: “Yo lo tenía”. En ese instante, Curtolo le preguntó: “¿Por qué te emocionas? ¿A qué jugabas con ese lavarropas? ¿Te enseñaban a lavar la ropa? ¿Te parecía divertido ese juego?”.

En este sentido, la coordinadora enfatizó que “es importante que el adulto, al recorrer el museo, pueda desprenderse de esa melancolía para tener una mirada crítica sobre los juguetes que acompañaron su niñez, ya que será él quién criará a otro niño”.

“Hay juegos y juguetes que atraviesan el tiempo y el espacio”. Esta frase en la sala de bienvenida es la que invita a los visitantes a recorrer el museo con una metodología innovadora porque no sólo los juguetes están exhibidos en las vitrinas con sus descripciones, sino que también los chicos pueden hacer uso de algunos de ellos, tanto en las mesitas coloridas del interior como en un amplio parque arbolado.

De hecho, en diciembre se realizará la segunda edición de la Carrera de autitos a piolín, donde los que corren son los chicos y los grandes cumplen el rol de ser los mecánicos de los autos que armaron en conjunto.

*Cómo contactarse: *
Museo del juguete
Lamadrid 197, Boulogne
4513-7900
Entrada: 2 pesos
Miércoles a domingo de 11 a 17
www.museodeljuguetesi.org
info@museodeljuguetesi.org.ar

BANFIELD

Salcedo sólo piensa en conseguir el ascenso

El delantero paraguayo, que anotó los dos goles de la victoria ante Gimnnasia de Jujuy, dejó de lado los objetivos personales con la mira puesta en conseguir el retorno a Primera División. ‘Sa-Sa’, además, se mostró entusiasmado con la idea de juego que propone Matías Almeyda.

Santiago Salcedo Banfield

Lomas de Zamora, agosto 26 (AUNO).- Embalado tras el doblete conseguido el sábado en el 2-0 ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy, el delantero de Banfield Santiago Salcedo consideró que su prioridad no pasa por ser el máximo goleador de la B Nacional sino en colaborar para que el conjunto del Sur del Gran Buenos Aires cumpla con el objetivo de retornar esta temporada a Primera División.

“La meta mía no es ser goleador. Ojala que convierta muchos goles y sea el goleador, pero eso es algo secundario. El objetivo es grupal y de toda una ciudad. Queremos volver a Primera y ojaló que se de eso”, manifestó Salcedo, que mostró todo su potencial como delantero en su primer partido como titular con la casaca albiverde.

Feliz por el triunfo logrado ante el elenco norteño, que además sirvió para dejar atrás la derrota sufrida en San Francisco a manos de Sportivo Belgrano, el ariete paraguayo eligió el camino de la cautela al remarcar que “todavía queda mucho camino por recorrer”, dado que apenas se disputaron cuatro fechas de las 42 que tiene el certamen.

“Vamos a intentar hacer la mayor cantidad de puntos. La idea es estar siempre entre los tres primeros y no estamos lejos. Esto recién empieza, va a ser un torneo bastante largo y seguramente con un camino muy duro por recorrer, somos conscientes de eso”, aseguró.

Asimismo, ‘Sa-Sa’ manifestó su satisfacción por haberse integrado al conjunto del Sur del Gran Buenos Aires y valoró que el entrenador del ‘Taladro’, Matías Almeyda, le haya inculcado al plantel “una idea de juego” que la lleva adelante sin importar el rival de turno.

“Creo que estamos y bien. Tenemos una ideología en cuanto a intentar jugar la pelota, creo que muchos equipos no lo tienen. Tuvimos mucha paciencia con la pelota. Por más de que no encontramos los espacios en el primer tiempo, tuvimos paciencia y por suerte se dio”, sostuvo.

Banfield protagoniza un arranque con algunos altibajos en el Torneo de la Primera B Nacional se ubica sexto en la tabla de posiciones con siete puntos (producto de dos triunfos, una igualdad y una derrota), a cinco unidades del sorprendente líder, Defensa y Justicia.

El próximo compromiso del ‘Taladro’ en San Juan, donde se medirá con San Martín, el equipo que dirige su anterior director técnico, Daniel Garnero, que viene de perder por 2-0 con Huracán en Parque de los Patricios.

AUNO 26-08-13
FT-MFV