theme/images/banner_web300dpi.jpg
ABORTO LEGAL

La intensa ola verde pudo más que el frío

Fecha de publicación: 14 junio, 2018

Miles con pañuelos y banderas verdes le hicieron frente al frío de las dos jornadas con mates, frazadas, cánticos, fogatas y los clásicos choripanes. Con alegría, mantuvieron la vigilia. Hasta ese instante del estallido final de la mañana, cuando se conoció el resultado favorable. Entonces, lágrimas surcaron los rostros. Se estaban ampliando derechos.

marchas.jpg

Lomas de Zamora, junio 14 (AUNO) – La intensa ola verde pudo más que el intenso frío de las dos jornadas. Las nubes del 13 y 14 de junio se perdieron entre tanta pasión que fue de todo el país, pero que tuvo como epicentro la Plaza Congreso.

De camino a la estación de trenes de la línea Roca, el color verde se hace presente por muchas partes. En las calles, en los colectivos, en las mochilas y hasta en los rostros.

En cada estación se suman más chicas y chicos que portan bien alto y con orgullo el pañuelo verde para llevarlo, entre cantos, gritos y risas, hasta a las puertas del Congreso, para pedir bien fuerte “Aborto legal, seguro y gratuito para todas”.

En la Argentina murieron en 2016 un total de 245 mujeres a causa de abortos, según datos de la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación.

description

Vigilia masiva

Para impedir que eso siga pasando, mujeres, niñas, hombres, trans, lesbianas y gays se concentraron en la Plaza Congreso para una vigilia masiva en apoyo a que el aborto “Sea Ley” y brindar las mejores condiciones a las que más lo necesitan.

Diputados empezó la sesión a las 11 de ayer, y la gente empezó a llegar a la Plaza Congreso cerca del mediodía para apoyar el proyecto, y esperar por el resultado. Llegaron desde distintos puntos de la ciudad y el gran Buenos Aires en micros, trenes, combis o caminando.

description

En Constitución, el ruido de los trenes se mezclaba con cantos y bombos, que se hacían sentir desde lejos. El techo de la estación se tiñó del verde de las banderas y los pañuelos.

Casi como perdidos y con timidez, se distinguen, entre las personas, algunos pañuelos celestes con la insignia “Salvemos las dos vidas”.

Dos colores distintos, dos ideas distintas, que van a un mismo lugar, por una misma causa, pero con objetivos diferentes. Por la mañana los resultados tentativos pintaban a favor de la legalización del aborto, lo que finalmente se verificó a media mañana de hoy.

description

La línea C del subte, a las 15, es más concurrida que en horario pico. Empujones, golpes, filas interminables, gritos, cantos, banderas, vinchas y el color verde cada vez más fuerte.

Minutos antes de que llegase el próximo subte, alguien grita fuerte y en forma de canción: “*Aborto legal, en el hospital*”, y alcanzó para llenar la estación de aplausos y gritos, una vez más.

La mayoría llegaba por Avenida de Mayo. Las calles ahora son sólo testigos del color verde, de los cantos, de las banderas, de los gritos o de los bombos.

Ahora se suma la música, el humo, los vendedores y las agrupaciones. Caminaban todos en dirección al Congreso, rápido y como queriendo pasar el amontonamiento.

La gente entraba por todas las calles que rodean el Congreso, y los pañuelos verdes que los identifica y los vuelve uno, aumentan a cada rato.

Los televisores de algunos bares permiten ver el acalorado debate en la Cámara y a metros, la gran concentración de miles de personas que no dejaban de cantar.

“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”, era una de las frases que se repetían en muchos carteles que levantaban mujeres y hombres de diferentes edades.

description

¿De qué lado estás?

Había niños que iban agarrados de la mano de sus padres, personas acompañando a sus hijos o nietos. “¿Vos de qué lado estás. Legal o Clandestino?”, decía otro de los carteles que traduce el debate en la Cámara y en las calles.

Las pibas más jóvenes, que parecen tener energía para un día entero sin dormir, predominaban en las calles. La tienen clarísima, a pesar de su temprana edad, y entienden el proyecto mejor que muchos.

Joaquina de 18 asegura: “El aborto sea legal o no, va a seguir existiendo. El tema es generar igualdad”.

Mates y fogatas

Había mujeres, hombres, lesbianas, gays, niñas y niños, y entre ellos giraban los mates, cigarrillos, los estribillos, los choripanes, las galletitas y los pañuelos verdes, que acompañaban la vigilia durante la sesión.

El frío intenso hizo que se prepararan frazadas, fogatas y algo calentito para resistir mientras se desarrollaba la sesión.

De un lado de la plaza el color verde llenaba las calles. Por el otro, el color celeste también levanta su pedido con frases como “Hay otras maneras antes del aborto”, ó “Legal o clandestino el aborto es matar y matar está mal”.

Sobre la avenida Rivadavia se concentraban los inmensos pañuelos verdes. En Hipólito Yrigoyen, unos pocos celestes. Los divide el verde de la plaza donde se mezclan cuando se tiraban a descansar. Dos colores distintos, dos ideas distintas, en un mismo lugar, pero con objetivos diferentes.

description

Sobre Rivadavia no entraba un alfiler. Por la noche el frío era implacable, pero la ola verde es tan intensa que se sudaba. Por algún rincón de la vereda tan grande un día normal, pero tan chica ayer y hoy, se escuchó: “¿Este subte a donde va?”.

Había tanta gente que el único modo para avanzar era dejarse llevar, como cuando se acumula gente en el andén del subte y se abren las puertas. Pero todo era calidez, risas, cantos, gritos y bombos.

Los periodistas no se perdieron las jornadas históricas y colmaron el centro de la plaza con sus móviles. No faltaron tampoco los famosos: Vanesa González, Leticia Bredice y Ana María Picchio recorrieron las veredas de Rivadavia, y se mezclaron entre el tumulto de personas.

La plaza revolucionada

“Es conmovedor ver la plaza tan revolucionada”, expresó a AUNO Vanesa (31), y agregó que respeta la posición de cada uno “pero esto es a favor de la vida”.
Predominan las mujeres, pero los hombres también estuvieron. Hijos, hermanos, amigos, novios o padres. Juan (50) es padre de dos chicas que no pasan los 12, juntos caminaban de la mano buscando un lugar cómodo en la calle.

Él lleva el pañuelo verde en su cuello, ellas en la muñeca y un poco de maquillaje del mismo color acompaña sus rostros. “Me llena de orgullo que siendo tan chicas busquen apoyar una ley para hacer algo correcto por el país”, dice el padre.

Volantes, grafitis, banderas y pancartas pedían por “Ni una menos” y “La legalización del aborto”.


“Mauricio nos deja sin trabajo, nos niega el aborto en el hospital”, cantan fuerte y en unanimidad mientras las nubes de la noche empiezan a llenar el cielo del 13 de junio y las frazadas pasan a ser protagonistas también en esta vigilia.

Cuando llegaba la noche, la gente seguía llegando. La avenida Rivadavia quedó chica.

Hacia la hora de la votación, las mujeres eran miles frente al Congreso, y al conocerse el resultado a favor estallaron de alegría; las lágrimas de felicidad se adueñaron de rostros que habían estado en vigilia durante poco más de veinte horas.

AUNO 14-06-18
CO – HRC

Última modificación: 27 de junio de 2018 a las 08:39
0
0

Hay 0 comentarios

captcha