theme/images/banner_web300dpi.jpg

Cómo será la bandera feminista más "warrior" (y grande) del mundo

Fecha de publicación: 20 febrero, 2019

La crearán uniendo cuadrados tejidos con nombres de víctimas de femicidios, violencia machista y trata. Quieren tenerla lista para el próximo Encuentro Nacional de Mujeres.

bande-posta.jpg



El camino hacia el 34° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), que se hará en octubre en La Plata, será largo. Para la colectiva Tejiendo Feminismos el gran desafío implicará tejer metros y metros de lana para lograr desplegar “la bandera feminista más warrior del planeta”, como anuncian en las redes.

Con un trabajo comprometido con los derechos de las mujeres y dentro de los marcos de la cooperación y sororidad, María del Mar Gelabert, Daniela y Victoria Zapata, lanzaron la consigna de bordar cuadraditos de lana con nombres de mujeres víctimas de femicidio o de trata. Se unirán en un único telar, convertido en bandera. La más grande del planeta, esperan.

La iniciativa es inclusiva y abierta a todas las voluntades. “Como parte de una sociedad, tanto varones como mujeres pedimos lo mismo y también exigimos por la legalización del aborto que no está limitado al género femenino”, aclaró María del Mar a AUNO.

La lista con nombres a bordar contempla más de mil casos en todo el país, recolectados por las bases de datos de organismos feministas y el registro que llevan “pibas de todas las provincias con nombres y apellidos de compañeras que ya no están” y que fueron compartidos a la colectiva, explicó Victoria.

Las bases del tejido son cuadrados de 20 centímetros en lana, con técnica de dos agujas, a crochet, o en telar. El color, obvio, verde. La idea es que el tono sea lo más parecido al de la Campaña por la interrupción legal del embarazo. El bordado va en blanco. Quienes se sumen al tejido deben proveerse de los materiales. La colectiva acepta donaciones.


El primer Encuentro Tejeril, encabezado por las organizadoras, fue en Parque Rivadavia. Entre mates, abrazos y saludos, María del Mar y Victoria explicaban cuáles son los lineamientos de la colectiva, mientras Daniela ofrecía clases rápidas de tejido.

Para Mariana, una de la asistentes, bordar el nombre de una mujer asesinada por la violencia machista o desaparecida por la trata de personas significa “traerlas un poco acá con nosotras y exigir que vuelvan.”

La idea de la bandera surgió de María del Mar y Victoria, durante un almuerzo, mientras divagaban sobre la realidad política, social y económica que está atravesando el país. La pregunta disparadora fue: “¿Qué podemos hacer ante este avance de políticas de derecha”? La respuesta se centró en “hacer una intervención concreta y visual”, explicaron. Después se sumó Daniela, la experta en tejido.

Otra opción para los bordados es sumar frases alusivas a la lucha feminista.

Tejiendo Feminismos nació como colectiva después del lanzamiento del proyecto de crear la bandera feminista más grande del planeta, según la descripción en la cuenta de Instagram. La propuesta fue definida por sus fundadoras como “un gesto político” con el objetivo de “visibilizar la violencia de género y el reclamo por la legalización del aborto”.

El proyecto está sostenido en el poder “de lo colectivo como herramienta de lucha, de la sororidad organizada en términos políticos y que cualquier transformación siempre va a hacer desde las bases”, aseguró Victoria. Reflexionó: “todos los logros y derechos que hemos adquirido las mujeres han sido por expresarnos y actuar colectivamente”.

La primera muestra pública del avance del trabajo será presentada en la marcha por el Día Internacional de la Mujer y el Paro de Mujeres, el 8 de marzo. Tejiendo Feminismos participará como agrupación.

Hasta que llegue el ENM, la agenda de la colectiva se completará con encuentros tejeriles en todo el país. Una de las convocatorias será en la zona sur del Conurbano.

Además, hay puntos de recepción de cuadraditos para que cada interesada o interesado pueda alcanzar su aporte que sumará a la bandera final. Voluntarios ofrecieron sus locaciones para recibir cuadraditos terminados y luego acercarlos a alguna de las fundadoras, que recibirán material hasta el 31 de agosto. Los centros están distribuidos por todo el país e incluso hay uno en Chile y otro en Canadá.

“Ojalá podamos inspirar a mujeres de otros países y que repliquen la idea”, deseó Victoria. Consultada si realmente planean romper un Record Guiness, dijo que no es el objetivo principal, pero “demostraría la fortaleza” que tomó el proyecto.

Todavía no hay estimaciones certeras de cuánto medirá la bandera, pero lo ideal sería completar el ancho de una calle.

“Venimos a cuestionar el sistema de poder heteropatriarcal a través del arte del tejido, de la articulación que se genera entre las mujeres cuando nos ponemos a tejer”, dicen las activistas. Y completan: “El tejido es otra excusa para reunirnos y en esa unión creemos que se puede lograr la revolución feminista, tejer una nueva realidad”.

“(no) Somos un número”

Cuando las fundadoras comenzaron a revisar e investigar los registros oficiales de víctimas de violencia de género se dieron cuenta que “somos un número” entre cientos de casos que se actualizan con el correr de las tragedias, explica Victoria. Para contrarrestar tal impersonalidad por las causas decidieron que cada cuadradito reconozca a una damnificada.


description

Anahí Benítez tenía 16 años, era alumna de la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de Banfield y desapareció el 29 de julio de 2017. Fue encontrada seis días después, sin vida, violada y semienterrada en la reserva natural Santa Catalina de Llavallol. Los dos sospechosos por el crimen se encuentran con prisión preventiva.


description

Érica Soriano tenía dos meses y medio de embarazo. La última referencia con vida de la joven de Lanús fue en agosto de 2010 cuando volvía junto a su pareja, Daniel Lagostena, de una visita al obstetra. Lagostena fue condenado a 22 años de cárcel en 2018, acusado por homicidio. El cuerpo de Érica nunca apareció y se cree que fue cremado en la clandestinidad.


description

Diana Sacayán fue la activista trans redactora del proyecto de cupo laboral para ese colectivo. Fue asesinada en octubre de 2015, a un mes de la sanción de la ley, de 13 puñaladas en su departamento de Flores. Su caso logró la primera condena por travesticidio. Gabriel David Marino (25) fue condenado a prisión perpetua.


description

Melisa Tuffner murió de dos puñaladas en la cabeza y un corte en el estómago. Fue atacada el 19 de julio de 2015 en Glew, partido de Almirante Brown, por su vecino Oscar Orlando Sosa, alias “El Buey” y falleció tres días después en el hospital. El acusado era conocido de la familia, participó de una marcha para pedir justicia y antes de entregarse a la Policía, se presentó en la casa de la víctima para darle el pésame a su papá. “El Buey” fue condenado en 2018 a 24 años de prisión por homicidio simple.


description

Giselle Gil era dirigente gremial de Suteba, vicedirectora de la Escuela Secundaria Técnica 2 de Villa Corina, en Avellaneda. El mayor de sus tres hijos presenció el ataque a cuchilladas que protagonizó su pareja, Adrián Iglesias. La docente falleció el 8 de agosto de 2017 producto de las heridas tras más de un mes internada en una clínica porteña. La víctima había efectuado denuncias por violencia de género que no fueron investigadas. Iglesias está detenido.

AUNO/LT

Última modificación: 10 de marzo de 2019 a las 21:08
0
0

Hay 0 comentarios

captcha