Un espacio para ser escuchados

En un foro sobre los derechos del niño, un grupo de chicos que concurren a comedores comunitarios reclaman a los adultos ‘ que les importe cambiar la historia’.

Por Guillermo D’Ambrosio

(AUNO-TERCER SECTOR*) Juan es uno de los tantos chicos que concurre de lunes a viernes al comedor ´Manos latinas´. Aunque está recién en segundo año del EGB, ya tiene la ilusión de ser ingeniero o arquitecto. Sus compañeros de escuela lo alientan desde los últimos asientos, coreando su segundo nombre, ´Henry´, mientras expone las reflexiones que elaboró sobre los derechos del niño en nuestro país.
La escena se desarrolla un sábado a la tarde en un salón de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, en el marco del foro ´Chicos a los hechos… por los derechos´, organizado por un grupo de voluntarios de la fundación ´Creando el Futuro´ (CREAFU) con el propósito de que sean los mismos chicos quienes hablen sobre sus derechos, y sobre todo, aprendan a defenderlos.
Los jóvenes asisten a los comedores de las villas 31 de Retiro, 1.11.14 de Pompeya, 20 de Lugano y 15 de Mataderos, cuatro de los ocho apadrinados por CREAFU para desarrollar actividades de apoyo escolar, recreativas y de reflexión como ésta.
“Todos tenemos derecho a ser libres, a tener una casa, una familia, un lugar donde estudiar, un lugar donde jugar. Sabemos que derecho quiere decir ‘nos pertenece’, es nuestro”, dijo enérgico Juan.
La función que tienen los voluntarios en los merenderos no se limita a ayudarlos en las tareas escolares sino que también se proponen “fomentar la unión entre ellos, ya sea mediante las reuniones sabatinas habituales o por intermedio de las jornadas de integración, los talleres, las excursiones alternadas y la asistencia psicológica”, tal como lo define Laura Balhas, una estudiante de profesorado docente, voluntaria desde hace un año.
Los chicos del comedor ‘Gotitas de amor’, de Pompeya, recordaron a los adultos que “todos los que participamos en el foro somos chicos y podemos asumir nuestras responsabilidades, pero no queremos que nos carguen con cosas que no sean propias para nuestra edad”.
Para los organizadores del foro, el objetivo es “que los mismos protagonistas expongan sus conclusiones sobre los derechos que conocen y no se cumplen y aporten para modificar esa realidad”, en línea con la misión global de la fundación, orientada a “generar transformaciones en las comunidades donde trabajamos desde dos grandes áreas: la educación de los chicos y el desarrollo comunitario autosustentable”, explica el coordinador de la actividad y actual presidente de CREAFU, Pablo Müller.
A la hora de las propuestas, los chicos del comedor ‘Pulgacito’, aseguraron entender “de qué hablamos cuando hablamos de derechos”, para proponerles a todas las familias que participaron del foro “que cada uno de los adultos tenga un momento de reflexión, ya que tienen el poder de cambiar la historia, sólo es cuestión de que también les importe hacerlo. Para el cambio necesitamos contar con el apoyo de la gente, de nuestros padres, maestros y gobernantes. Seria bueno empezar por respetar los derechos de las generaciones que pueden cambiar la sociedad: empecemos por los chicos y chicas”.
Además del padrinazgo a los comedores, la institución colabora con organizaciones barriales de Villa Soldati, Mataderos, Boedo y con un escuelita en el Pasaje de la Frontera, en Entre Ríos, mediante un proyecto que denominaron ´Comunidad activa´ y que se basa en la generación de dos microemprendimientos: un taller de costura y una huerta escolar.

—————-
Cómo comunicarse:
Fundación Creando el Futuro: Tel. 4323-9129. E-mail:
pmuller@buenosaires.gov.ar.

——————
*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>