Por conexiones irregulares, en Cuartel IX se desperdicia el 45% del agua potable

El dato surge de un informe que el Foro Hídico local presentó a los funcionarios de AYSA. Los integrantes del ente formularon una propuesta para acelerar la construcción de plantas potabilizadoras en el partido. La red, que se construyó en 1980, necesita ser ampliada a raíz del aumento de la cantidad de habitantes en el distrito.

Un relevamiento del Foro Hídrico de Lomas de Zamora estableció que debido al incremento de las conexiones “irregulares” se pierde el 45 por ciento del agua potable en la red domiciliaria que abastece los barrios de la zona de Cuartel IX.

El informe fue presentado este jueves a las autoridades de Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA) en el marco de una reunión en la que también se difundió un proyecto para la construcción de plantas de potabilización, con el fin de paliar la emergencia sanitaria que afecta a esta parte del distrito.

“Alrededor del 45 por ciento del agua corriente se pierde”, aseguró en diálogo con AUNO, Víctor Frites, referente del Foro Hídrico, respecto a la red que se construyó en la década de 1980, que desde entonces no fue ampliada.

El especialista tiene una explicación: “Lo que pasa es que al aumentar la cantidad de habitantes, se fueron realizando conexiones desde cualquier caño y así se perdió mucha agua en la red domiciliaria”, argumentó.

Para discutir estas cuestiones, vecinos autoconvocados de Cuartel IX se reunieron con funcionarios comunales y pidieron que se adelanten las obras destinadas a la construcción de una red de cloacas en los barrios ubicados en la cuenca Matanza-Riachuelo.

Por eso, el reclamo de los vecinos exige, mediante un proyecto a corto plazo, la puesta en funcionamiento de una red cloacal que, por el contrario, les informaron que estaría lista entre los años 2018 o 2020.

“El plan que nos presentaron en AYSA Central contempla la construcción de un tramo que conduzca los desechos hasta una planta en Avellaneda, y de ahí a Berazategui”, apuntó Frites.

Pero el plazo para la finalización de las tareas que iban a realizarse en la planta en Avellaneda era de un año, algo que dificulta la concreción de todo el proyecto. “Las obras están paradas y no van a estar listas en 2008”, criticó.

El largo plazo establecido por las autoridades motiva desconfianza entre los vecinos, según consignó el referente del foro. “Nadie nos explicó cómo se va a financiar la obra. Por eso pedimos que solucionen el problema rápido, con la construcción de pequeñas plantas modulares, algo que solicitamos en 2004”, remarcó.

De esta manera, los vecinos plantearon la posibilidad de poner en marcha un proyecto de tres años destinado a que se cambien todas las redes de agua potable de Cuartel IX y de otros barrios.

Frites explicó que también evaluaron la posibilidad de ampliar una planta de tratamiento que se encuentra en el Barrio Obrero, un plan que también se le presentó a la empresa estatal.

Otro de los puntos analizados en la reunión fue el de solicitarle al decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ), Gabriel Mariotto, la ampliación de la planta de tratamiento que se encuentra en el predio sobre la Ruta 4 (ex Camino de Cintura), “porque desde ahí pueden colaborar con los barrios linderos”, consideró.

“Hay que ver lo que determinan las posibilidades técnicas, ya que es una planta chica con capacidad como para abarcar a unos 100 mil habitantes”, estimó.

Por su parte, las autoridades de AYSA Sur, presentaron la posibilidad de construir una planta en el límite de los partidos de Lanús y Lomas de Zamora, cuyo propósito seria proveer de agua potable a una cantidad de usuarios que oscilaría entre los 130 y 160 mil.

En cambio, los vecinos solicitaron que se realicen controles sobre estos trabajos a través de las cooperativas, algo que motivaría también la participación efectiva de los habitantes de cada uno de estos barrios afectados.

Incluso en diciembre del año pasado, los habitantes de Cuartel IX habían sellado un acuerdo con las autoridades encargadas de la realización de las obras hídricas que contemplaba esta modalidad de fiscalización comunal.

“Las cooperativas no funcionaban porque eran manejadas por punteros políticos”, denunció Frites, y agregó además que ahora, AYSA aduce falta de fondos para completar el proyecto.

PER-CP-LDC-AFD-EV
AUNO-02-10-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>