“La gestión de Vidal será determinante en el futuro político de Cambiemos”

El periodista de _Perfil_ es el autor de _La Otra Hechiera_.Se trata de la biografía política y personal de María Eugenia Vidal. Cuenta las relaciones con el Papa y Susana Trimarco; y por qué derrota al peronismo. La gobernadora posee “una combinación muy extraña entre mujer sensible y muy exigente con la gestión”, aseguró a *AUNO*. Recordó que en Cambiemos no confiaban en su triunfo.

María Miranda

Lomas de Zamora, agosto 11 (AUNO) – La biografía política y personal de María Eugenia Vidal, los motivos de su triunfo sobre el peronismo, la evolución de la campaña electoral y sus primeros pasos políticos; la relación con el Papa y Susana Trimarco; e intimidades políticas y personales, figuran en el libro La Otra Hechicera, la investigación que escribió el periodista Ezequiel Spillman.

En un reportaje concedido a AUNO, el periodista recordó que en la campaña electoral de 2015 las encuestadoras “mostraban a Caperucita Roja (Vidal) versus el Lobo” (Aníbal Fernández), y que en Cambiemos “muchos no le tenían confianza de que hiciera una gran elección”.

“Ella empieza a crecer y tiene que ver con la personalidad que tiene Vidal, que es muy disciplinada. Cumple al pie de la letra lo que le dicen que haga, y también influye en cómo es, porque a Vidal le encanta el diálogo mano a mano con la gente, el timbreo en los barrios y presentarse en los canales de noticias”, señaló el periodista al explicar el contenido de su libro.

“Creo que La Otra Hechicera terminó siendo no sólo una biografía política, sino la primera investigación periodística de la era Cambiemos”, destacó Spillman, que advirtió que los escándalos del gobierno nacional “no afectan” a Vidal.

¿Qué te motivó a escribir e investigar sobre la vida personal y política de Vidal?

Tiene que ver con mi trabajo en el diario Perfil desde hace seis años y coincide que al mismo tiempo la conozco a Vidal cuando estaba en el Ministerio Desarrollo Social porteño, y en ese momento era la única ministra mujer del gabinete de Macri. Era la más chica. La conocí por mi trabajo y empecé a tener un vínculo con ella. Vi cómo empezó a crecer poco a poco en su carrera política y su crecimiento personal por las coberturas que tenía en el diario. Pero cuando ella ganó la gobernación y da la gran sorpresa percibí que era el mejor momento para contar la vida íntima y política de esa mujer que muy pocas veces habló de sus cuestiones personales.

¿Cómo hiciste para conseguir las fuentes y las voces del entorno íntimo de Vidal?

Conseguir las fuentes fue lo más novedoso para mi trabajo, porque no siempre es fácil acceder a las personas cercanas al personaje. En este caso, conocer a Vidal me permitió acercarme a su círculo íntimo que se compone de 20 a 25 personas, y que aceptaran ser entrevistadas. Fue un trabajo complicado, porque todas esas fuentes al no estar acostumbrados a los medios, les costó entrar en confianza.

¿Qué historia que te haya contado alguien de su círculo íntimo te llamó la atención?

Hay muchas historias que me llamaron la atención. Desde el día que nació, todo su paso por la escuela primaria y secundaria, sus primeros años en la facultad y cuando conoció a Ramiro Tagliaferro (ahora ex marido e intendente de Morón). Por ejemplo, en el libro hay un capítulo entero dedicado a su abuela Cora que es a quien le dedica su gobernación, todo ese trayecto es novedoso, nunca se había contado. Pero principalmente me llamaron la atención dos cosas: por un lado, la cierta dosis de normalidad que tiene una mujer como Vidal criada en una familia de clase media baja y, por otro lado, una combinación muy extraña entre una mujer sensible y mujer de poder, de carácter, muy exigente y obsesiva con la gestión. También me sorprendió que me encontrara con vínculos que desconocía. Por ejemplo, su relación con el Papa Francisco y con Susana Trimarco, quién nos contó que Vidal lo agarró a Macri cuando se estaba por casar con Juliana Awada y lo convenció para que parte de los regalos de la boda vayan a la fundación de Trimarco.

alt_text

¿Cómo interpretaste la separación luego de haber escrito un capítulo sobre la vida en pareja de Vidal y Tagliaferro?

Primero su concepción de familia no era una cuestión impostada. Claramente ella es una madre y una mujer de familia porque vivió en un seno familiar muy grande que aún mantiene. La mujer de familia está presente y es independiente de la mujer de política. Por otra parte, cuando alguien se separa hay muchos factores que influye y la hipótesis que se plantea en el libro es el desgaste de la campaña y el gran desgaste que sufre esa pareja. Vidal toma la decisión de separarse en los primeros cuatro meses de gestión y eso tiene que ver mucho con cómo ella toma la decisión. Hay una anécdota en el libro que cuenta que un lunes de los primeros días de marzo llega a La Plata y manda a llamar a sus encargados de la comunicación y les dice: “Les tengo que decir dos cosas, la primera es que me separé y la segunda es que lo voy anunciar hoy así que fíjense cuál es el próximo acto que tengo porque ya lo anuncio”. Eso muestra cómo es Vidal y cómo es cuando toma una decisión: es determinante. Por mi parte, el anunció de la separación me sorprendió y tuve que rearmar el esquema del libro.

¿Por qué vence al peronismo bonaerense después de veintiocho años de gestión en la provincia?

Fue un conjunto de factores. Por empezar, luego de las elecciones primarias es la candidata más votada cuando en Cambiemos (alianza entre macristas y radicales) muchos no le tenían confianza de que hiciera una gran elección. En el camino hacia octubre se empieza a convencer y a convertirse en la contrafigura de Aníbal Fernández. Los estudios cualitativos que realizaban las encuestadoras mostraban a “Caperucita roja versus el lobo”. Ella empieza a crecer y tiene que ver con la personalidad que tiene Vidal, que es muy disciplinada. Cumple al pie de la letra lo que le dicen que haga, y también influye en cómo es, porque a Vidal le encanta el diálogo mano a mano con la gente, el timbreo en los barrios y presentarse en los canales de noticias. Es verdad que el peronismo hacía veintiocho que no perdía la gobernación de la Provincia, pero la figura de Vidal irrumpe de manera decisiva con una campaña moldeada a las formas y características de la candidata.

¿Crees que es la cara nueva de la política?

Hay varias caras de la nueva política. A pesar de que Vidal es joven, tiene 42 años y en la Provincia es nueva, hizo toda su carrera en el Estado desde 1996, por lo cual, tiene mucho de la vieja política. Lo que sí creo es que tiene prácticas nuevas, en términos de gestión como por ejemplo que no ha hecho diferencias entre los intendentes opositores y propios en el reparto de los fondos y atiende a intendentes que no han jugado bien con la gobernación y eso antes no sucedía. Creo que Vidal busca armar un esquema político distinto.

alt_text

El escándalo de Macri de los Panamá Papers o los tarifazos, ¿perjudican la imagen de Vidal?

Es cierto es que tanto los escándalos y los graves errores del gobierno nacional no afectan la imagen de la gobernadora, pero yo pensaría al revés la situación y creo que el futuro de Vidal sigue estando atado a Macri y Cambiemos. Es verdad que hay ciertas cuestiones del gobierno nacional que no la afectan. Es una cosa extraña.
Respecto a los posibles herederos de Macri hay varios nombres en la mente del Presidente, una es ella, pero no es la única, hay varios ministros como Marcos Peña o Horacio Rodriguez Larreta, que se anota por su propia voluntad. Lo que sí, la gestión de Vidal va ser determinante en el futuro político de Cambiemos.

¿Tampoco afecta la imagen de Vidal las propias problemáticas de la provincia?

Ella históricamente ha sido una mujer que se metió en los conflicto, nunca le gustaron cosas fáciles; le gusta atravesar el río (como decía su abuela Cora). Ha construido una carrera siendo la cara de las crisis, y ahora como gobernadora el impulso es ése. Ha tenido a favor la manera en que comunica y cómo comunica, además de su personalidad. Claramente no le afectan los conflictos dentro de la Provincia y es cierto que es la dirigente del oficialismo con mejor imagen hasta mejor que Macri. Es extraño lo que sucede, escuchás que critican la gestión nacional, pero sin criticar a Vidal.

¿Cómo surgió el nombre del libro y quién es la primera hechicera?

El título es provocativo y la primera hechicera es Juliana Awada. La anécdota de trasfondo es que cuando se casa Juliana con Macri, éste le habla y le dice ‘negrita hechicera’ y lo que planteo es que Vidal fue la segunda mujer determinante para que Cambiemos llegue a la Casa Rosada. Creo que haber ganado la Provincia para Macri fue un impulso y bastión decisivo para llegase a la Presidencia.

¿Qué balance haces del libro y con qué te quedás?

Este libro me llevó cinco meses, conté con dos productoras y con todo el back que pude. Busqué mis propios apuntes porque a lo largo de seis años había tenido contacto con ella, sobre el pensamiento de ella en diferentes épocas y para mí es un libro revelador, porque hay capítulos enteros desconocidos de su vida. Creo que La Otra Hechicera terminó siendo no sólo una biografía política sino la primera investigación periodística de la era Cambiemos.

alt_text

AUNO-11-08-16
MM-HRC-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>