ENAM: Estudiantes y docentes gritaron “los pibes no se tocan”

Los padres de la Escuela Normal Antonio Mentruyt iniciaron una nueva causa contra los cinco efectivos de la Policía Bonaerense que ingresaron al establecimiento para detener a dos jóvenes. La comunidad educativa marchó para exigir a la Justicia la nulidad de la causa por “resistencia de la autoridad”.

María Miranda

Lomas de Zamora, mayo 20 (AUNO).- Tras el “atropello policial” en la Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt de Banfield, los padres de los estudiantes iniciaron una nueva causa en la UFI 8 contra los hechos de violencia policial que llevaron a cabo los cinco efectivos de la Policía Bonaerense y del Comando de Prevención Comunitaria.

El pedido estuvo respaldado por una multitud de estudiantes, docentes, padres y militantes que marcharon por las calles de Banfield hacia la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 5 para exigir que se cierre la causa “fraguada” por la Policía que está caratulada como “resistencia a la autoridad” dado que responsabiliza a los tres estudiantes de la escuela y no al accionar de la fuerza de seguridad.

Con la voz bien en alto, los pibes y pibas del ENAM, del conservatorio Julián Aguirre, de la Escuela de Formación Docente N°35, del Instituto de Lomas, de la Facultad de Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, integrantes del FELZ, de partidos políticos como el Movimiento Evita, Libres del Sur, La Cámpora, Tinta Roja, de Suteba Lomas, entre otros, gritaron ayer frente a la UFI 5 que “los pibes no se tocan”.

Tras las jornadas de concientización sobre violencia institucional que se realizaron el jueves pasado en los tres turnos del ENSAM, desde el Centro de Estudiantes decidieron sacar el conflicto a la calle y denunciar la impunidad de las fuerzas policiales.

En diálogo con AUNO, uno de los padres del ENAM y miembro de la CTA de los Trabajadores, Rubén Ciuro, contó que durante la reunión que mantuvieron con el fiscal Enrique Lázzari junto con los padres de los tres chicos hostigados por la Policía y el abogado de la Comisión Provincial de la Memoria se le pidió que “se cierre la causa inicial que acusa a los chicos de resistencia a la autoridad para dejar en claro que la causa inicial fueron las actuaciones policiales y que es una causa armada y fraguada por la Policía”.

Agregó que “ahora se inició otra vía judicial en la cual se presentó una denuncia ante la Fiscalía 8, a cargo de Pablo Rossi, especializada en violencia institucional”.

“Esperamos una respuesta con premura a este planteo para que se cierre la causa que culpa a los chicos, porque tenemos testigos innumerables, testimonios personales y pruebas audiovisuales del accionar indebido de la Policía”, subrayó Ciuro y reafirmó que “los cinco efectivos fueron desafectados y separados de su cargo”.

También, señaló que se le pidió al fiscal que “el móvil donde había estado secuestrado Lautaro no vuelva aparecer por la escuela porque fue visto (nuevamente) parado frente a la escuela”.

Los hechos

Lautaro, Pablo y Pedro el miércoles 17 de mayo decidieron ‘ratearse’ de la escuela, ir a una esquina y tomarse una cerveza. Cuando vieron que se acercaban efectivos policiales, comenzaron a caminar porque creían que la Policía les iba a decir algo por estar tomando alcohol en la calle. En pocos minutos, los tres jóvenes comenzaron a correr al ver que los efectivos los perseguían y les disparaban balas de goma, según relataron testigos.

Lautaro decidió quedarse en un quiosco para emprender viaje hacia Escalada y los otros dos chicos fueron para el ENAM. En ese momento, una patrulla de la Policía lo detiene, le pide documentos y acusándolo de haber cometido un delito, lo encapucha y lo mete en el móvil, en donde lo obligan a llamar a sus compañeros para ir detrás de ellos.

Minutos más tarde, la Policía llegaría a la escuela y entraría corriendo detrás de uno de los chicos. Allí los docentes intentaron frenar el avance de los efectivos, mientras que los alumnos que se encontraban en la vereda del establecimiento intentaban sacar de la patrulla a Lautaro.

“No me quedan palabras para decir gracias a mis compañeros por no dejar pasar desapercibido todo lo que pasó. No creí que fuera algo que movilizara tanta gente, pensé que iba a ser un simple confusión de la Policía y todos saltaron automáticamente a defender. Lo grande que es la comunidad educativa al respaldarnos y no dejar que nos pisen, es increíble”, expresó Lautaro a AUNO durante la movilización.

Con el mismo sentido, una de las alumnas e integrantes del Centro de Estudiantes Ara Oneto manifestó sentir “una mezcla de alegría” porque fue mucha gente y a la vez “una tristeza” por tener que hacer esto cada vez más seguido. Es importante que se haya movido tanta gente porque no fue menor lo que pasó” y cuestionó que “la Policía no pueden hacer lo que quieren y en algún momento lo van a tener que entender”.

“Nada justifica el accionar de la Policía pero le dijimos a los chicos que tenemos que intensificar nuestros derechos ciudadanos, saber nuestros derechos cuando nos para un policía y no regalarnos porque nos levantan por cualquier cosa”, advirtió Ara.

Desde del mediodía, comenzaron a llegar los alumnos de las otras escuelas y agrupaciones a la puerta del ENAM para emprender la marcha a las 13. Con banderas, bombos y carteles, se agolparon en la puerta de la Fiscalía esperando que ingrese la delegación de padres, abogados y delegados. Del otro lado de la reja, una decena de efectivos de infantería observaban a los pibes y pibas que le gritaban que “bajen las armas, los pibes estudiando”.

“Nadie se la va llevar de arriba. Ningún chico tiene que estar siendo juzgado porque no hicieron nada, sino que las autoridades tienen que ser juzgadas. Más allá de todo lo que hemos hecho queremos que se juzgue a estos miembros que eran suboficiales y oficiales de la Comisaria 2da de Lomas y del CPC por las torturas, amenazas y vejaciones que sufrieron sus compañeros”, insistió uno de los profesores del ENAM Marcos Muñoz de cara a la movilización.

Y enfatizó: “Todo lo que hicimos como comunidad educativa tuvo su efecto, hemos logrado que pasen a disponibilidad a cinco miembros de la Policía. No hay que aflojar porque se creen que se pueden llevar el mundo por delante y le demostramos que no es así”.

Por el momento, los testigos de la violencia policial irán el próximo lunes y martes a prestar declaración a la UFI 5 y 8. Mientras tanto, los docentes, alumnos y padres del ENAM esperan que se dé de baja la causa “fraguada” por la Policía.

alt_text

AUNO-20-5-17
MM-SAM

Fotos: Juan Dias
Video: Martina Jaureguy, para AUNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>